Realidad aumentada. La tecnología capaz de cambiar cómo vemos el mundo, literalmente hablando. Un concepto futurista que muchos han intentado hacer realidad, con resultados dispares. ¿Ha llegado el momento de aceptarlo como parte de nuestras vidas?

Noticias relacionadas

La realidad aumentada se basa en mostrar información y gráficos (en 2D o 3D) sobre el 'mundo real'. Una manera de aplicar la realidad aumentada, por ejemplo, sería usar la cámara de nuestro móvil para colocar un sofá virtual en el salón de casa, y así ver cómo quedaría antes de comprarlo. Es algo que Amazon ya hace en algunos mercados.

La app de realidad aumentada más popular hasta ahora es un videojuego: Pokémon Go consiguió hacer caminar a millones de personas, que buscaban a su pokémon favorito en las calles de su ciudad.

Potencial de la realidad virtual

Pero el verdadero potencial de esta tecnología se alcanzará cuando no necesitemos sacar el móvil del bolsillo. Cuando de manera automática, el mundo que nos rodea cambie para acomodarnos, presentarnos información útil o simplemente, entretenernos.

Las Google Glass, gafas de realidad aumentada

Así nació la idea de las gafas de realidad aumentada, un dispositivo que usa un cristal capaz de mostrar gráficos generados por un chip interno, o por un dispositivo externo como el móvil.

En realidad, esto no es algo nuevo precisamente; pero hasta ahora, nadie ha conseguido hacerlo realidad. Teniendo en cuenta que la mayor empresa tecnológica del planeta, Google, no ha sido capaz, podemos decir que no es tan fácil. Las Google Glass fueron un relativo fracaso, aunque el proyecto no ha llegado a morir del todo, disfrutando de una segunda vida en el sector empresarial.

Las Google Glass han encontrado su sitio en fábricas y cadenas de montaje

La tragedia de las Google Glass es que murieron antes siquiera de llegar al usuario final, por culpa de una serie de polémicas relacionadas con la privacidad. Google subestimó el rechazo que iba a provocar un dispositivo capaz de grabar a cualquier persona sin que se diese cuenta, y que se inmiscuía tanto en nuestra vida personal.

Ahora otros dos gigantes del sector van a intentar cumplir el objetivo original de las Google Glass: Apple y Facebook.

Facebook y la realidad aumentada

Puede parecer extraño que digamos que las Google Glass fracasaron en parte por la privacidad, y a continuación que Facebook está desarrollando unas gafas de realidad aumentada. Hablamos de la misma compañía que lleva años inmersa en escándalos de privacidad, y que este mismo 2020 confesó haber compartido datos de usuarios inactivos, además de tener una "debilidad" en su red social que permitió robar cuentas.

Gafas de realidad aumentada de Facebook Facebook Omicrono

Pero a juzgar por la presentación del pasado septiembre, da la sensación de que Facebook sabe que tiene una bomba de relojería en las manos, y que se juega demasiado si explota.

Diseñadas en colaboración con Ray-Ban, las primeras gafas de realidad aumentada de Facebook han sido creadas sólo para los empleados de la compañía, que las probarán con el objetivo de encontrar posibles problemas, tanto de privacidad como de funcionalidad.

Por el momento, Facebook ya ha demostrado que ha aprendido algo de Google, al censurar automáticamente las caras de las personas que son grabadas con la cámara integrada. Los algoritmos desarrollados para identificar caras en las fotos publicadas en su red social ayudarán en esto.

Facebook imagina una realidad aumentada que nos permita socializar sin estar en persona Facebook Omicrono

Pero sobre todo, Facebook puede haber comprendido mejor que Google los motivos por los que querríamos usar un dispositivo como este, al implementar funciones muy útiles para nuestro día a día. Una de las más llamativas es la que nos avisa si hemos salido de casa sin las llaves, mostrando un indicador de posición. Las gafas también son capaces de mostrarnos indicadores de dirección cuando caminamos por la calle, para que no nos volvamos a perder.

Facebook es experta en coger un concepto futurista y ofrecerlo a las masas. Ya lo ha hecho con la realidad virtual, comprando a Oculus y lanzando dispositivos como el nuevo Oculus Quest 2: un visor con todo integrado y que puede usar cualquiera, incluso aunque no tenga ni idea de qué es la realidad virtual.

¿Apple al rescate?

Pero puede que sea más sencillo. Puede que lo que la realidad aumentada necesite para triunfar es simplemente que Apple lance un dispositivo y revolucione el mercado de la misma manera que lo hizo con el iPhone. Sí, ya había smartphones antes del iPhone, pero no fue hasta que Apple lanzó el suyo que la tecnología despegó.

Las Apple Glass tendrían un diseño tradicional Jon Prosser Omicrono

Con la realidad aumentada puede pasar lo mismo, aunque por el momento, Apple no lo reconozca. Fue el pasado mayo cuando las Apple Glass fueron completamente filtradas por un influencer, y desde entonces detalles de este proyecto han ido apareciendo en las redes.

Las Apple Glass se diferenciarían del resto de gafas inteligentes, al incluir todo el hardware en la montura; el resto sería como unas gafas tradicionales. Las dos lentes podrían tener su propia pantalla, que mostraría una interfaz llamada 'Starboard'.

Evidentemente, serían capaces de conectarse al iPhone para mostrar información, pero también podrían obtener datos del entorno gracias a una versión de los códigos QR que sería detectada por las cámaras integradas. Apple presentó esos códigos para las App Clips, pequeñas aplicaciones presentadas con iOS 14, que podemos usar simplemente con escanear el código.

Realidad aumentada usando LiDAR en el iPad Pro Apple

Aunque no es oficial que Apple esté desarrollando unas gafas de realidad aumentada, es innegable que es la compañía que más está innovando en el desarrollo de esta tecnología. Todos los iPhone modernos son compatibles con la plataforma ARKit, que está permitiendo a los desarrolladores crear espectaculares apps de realidad aumentada.

Y con los nuevos iPhone 12 Pro y iPhone 12 Pro Max, esta experiencia es incluso más realista gracias a la incorporación de un sensor LiDAR, que fue estrenado con el iPad Pro. Poder escanear un objeto, crear una representación 3D, y ponerla en otro sitio es otra de las posibilidades que ofrece la realidad virtual.

Entre Apple, Facebook, y muchas otras compañías tecnológicas que ya han dado el salto a la realidad aumentada, esta tecnología puede convertirse en la gran tendencia del 2021.