Si bien es cierto que en España un gran porcentaje de los televisores comercializados sigue usando tecnologías ya establecidas como LCD o IPS y variantes (como los paneles VA) en sus pantallas, todos los fabricantes están instaurados en los estandarizados paneles OLED. LG, una de las empresas más punteras en este sentido, ha anunciado su introducción a una tecnología novedosa: la Mini-LED.

Noticias relacionadas

Nace así la nueva gama de televisores QNED, conformada por dispositivos con resoluciones 4K y 8K que dominará el catálogo de la firma el año que viene. Estos televisores no sustituirán a los que hay actualmente con pantallas OLED, sino que será la nueva línea de aparatos independiente que estrenará esta tecnología.

LG por supuesto no es la única; otras empresas ya están fijándose en las pantallas Mini-LED para futuros lanzamientos, y no es un misterio que la propia Apple está planeando usar estos paneles para sus ordenadores y tablets de este año.

Televisores LG con Mini-LED

LG QNED. LG Omicrono

LG promete un gran salto adelante en la calidad general de estos paneles LCD con la inclusión de los Mini-LED, gracias en parte a la inclusión de tecnologías tan conocidas como el Full-array local dimming para mejorar la retroiluminación de la pantalla. Debido a que esta se puede controlar por zonas, la atenuación puede rebajar la luz en zonas de la imagen oscuras para ayudar a los niveles de contraste y obtener negros más puros.

Estos televisores montarán casi 30.000 LEDs diminutos que producen un brillo máximo "increíble", con una relación de contraste 1.000.000:1, combinando hasta 2.500 zonas de atenuación en la pantalla. El resultado final es un mayor contraste, una mayor precisión en el color y un HDR mejorado, todo ello admitiendo tasas de refresco de al menos 120 Hz.

Referenciando claramente a la gama de televisores NanoCell de LG, la gama que estrenará esta tecnología será la QNED, y conformará resoluciones 4K y 8K, con tamaños máximos de hasta 86 pulgadas. Como hemos dicho, LG seguirá apostando por la tecnología OLED estándar, con la que ya tiene muchísima experiencia.

La tecnología del futuro

Estos paneles son la evolución lógica de los archiconocidos LCD, que llevan engrosando la industria muchísimos años y se han convertido en todo un estándar. La idea es miniaturizar al máximo los LEDs que retroiluminan el televisor así como su disposición, logrando una mejor calidad de imagen y color.

La tecnología Full-array Local Dimming o atenuación local de matriz completa permite que la iluminación se realice desde atrás con una disposición de los LEDs colocados por toda la pantalla. Debido a costes de producción, los fabricantes apilan estos LEDs en paquetes específicos que pueden ser gobernables a placer, lo que se traduce en negros más profundos similares a los de los paneles OLED y rangos dinámicos de color más intensos, pero si las desventajas conocidas de las pantallas OLED.

Algunas de las firmas pioneras en la inclusión de la tecnología Mini-LED ha sido TCL con su serie X10 de televisores. Se espera, según los rumores, que Apple haga una transición completa a este tipo de pantallas para lograr mejores calidades de imagen sin que el usuario final sufra algunas de las principales desventajas de la tecnología OLED.