Niantic ha anunciado que abandonará el soporte de Pokémon Go en varios smartphones Android y iPhone, por lo que estos usuarios no podrán seguir jugando al famoso título, que en su día fue toda una sensación.

Noticias relacionadas

De hecho, puede que aún sigas jugando a Pokémon Go en un dispositivo viejo, ya que inicialmente el juego era compatible con muchos dispositivos pese a usar características avanzadas como mapas de la vida real y realidad aumentada.

Sin embargo, eso va cambiar a partir del próximo mes de octubre, cuando una actualización elimine la compatibilidad con algunos de los smartphones más antiguos que hasta ahora son capaces de ejecutar el juego.

Pokémon Go, ya no más en estos móviles

En concreto, Niantic ha confirmado que eliminará el sporte de Android 5, iOS 10, y iOS 11; por lo tanto, si nuestro móvil usa esas versiones de sistema operativo y no podemos actualizar, se nos acabó la suerte.

El iPhone 6 ya no será compatible con Pokémon Go

Los dispositivos más afectados serán el iPhone 5s y el iPhone 6, que siguen siendo muy usados como alternativas baratas para usar iOS. En esos casos, tendremos que optar por un modelo como el viejo iPhone SE, que pese a su antiguedad ha recibido iOS 13 y sigue siendo compatible con Pokémon Go.

Niantic recomienda cambiar de smartphone, por otro más moderno que soporte las últimas versiones de nuestro sistema operativo. Si no lo hacemos, perderemos acceso a nuestra cuenta.

Podemos perder acceso a la cuenta

Cuando llegue la próxima actualización, si aún seguimos usando un móvil viejo perderemos todo el soporte técnico; por lo tanto, si aparece un problema que nos impida jugar, no recibiremos ayuda ni ninguna actualización que lo solucione.

Pokémon Go

Por lo tanto, para evitar perder todo nuestro progreso en caso de problemas, en Niantic recomiendan guardar nuestros datos de acceso, el correo y la contraseña con la que nos registramos. Si hemos hecho eso, podremos iniciar sesión en otro dispositivo y seguir jugando como si no hubiera pasado nada; en ese caso, los datos se almacenan en los servidores de Niantic y no importa con qué móvil nos conectamos.

Esta medida no contentará a los usuarios que llevan más tiempo con el juego, pero es necesaria para dar soporte a nuevos móviles y sacar más provecho de su hardware. Además, Niantic afirma que esta medida afectará sólo a "un pequeño porcentaje de usuarios activos", y por lo tanto espera que el impacto no sea tan grande como podría serlo con smartphones más modernos.