Lo habitual es que los fabricantes de hardware portátil quieran diferenciar sus productos, normalmente, de forma radical. La competencia en España es feroz, y tu dispositivo tiene que ser especial frente al resto. Pero en el proceso a veces se olvida que lo que muchos usuarios queremos es un equilibrio adecuado. 

Noticias relacionadas

Uno de los buenos ejemplos de equipo balanceado más claros al respecto es el Honor MagicBook Pro (749€) que pasa por nuestra mesa de análisis. Este reciente ordenador portátil de los últimos que llegarán bajo la submarca de Huawei ha venido a ofrecer no tanto una opción especial como un dispositivo que sabrá satisfacer a todos de la mejor forma posible, sin dejarse a nadie atrás.

Porque la 'magia' de este MagicBook no reside tanto en sus virtudes concretas, sino en el conjunto de las mismas. Cumple en todos los apartados y creemos que es la prueba de que, en ocasiones, no se necesita nada más.

Conocido pero eficaz

Imita al MacBook Pro pero no es una mala idea. Manuel Fernández Omicrono

Nada más ver el Honor MagicBook nos damos rápidamente cuenta del equilibrio mencionado. El dispositivo está fabricado en aluminio de muy buena calidad y cuenta con una construcción que nos ha parecido especialmente robusta. Todas las partes del cuerpo están bien rematadas, con líneas suaves y agradables al tacto que además da una sensación de robustez que es muy agradecida.

En el diseño vemos una serie de peculiaridades. Este es un híbrido que recuerda el diseño de los MacBook Pro de los años 2010-2013, ¿por qué? porque el teclado está 'atrapado' entre dos altavoces de color negro, pero que no hacen que este sea demasiado estrecho. El botón de encendido está en uno de estos altavoces y es, a su vez, un lector de huellas.

Tenemos una pantalla de 16.1 pulgadas. Manuel Fernández Omicrono

Los bordes de la pantalla de 16,1 pulgadas son muy reducidos, por lo que el tamaño no se nos hace demasiado grande. Esto es debido, en parte, a que Honor ha decidido que este MagicBook Pro herede la cámara oculta en el teclado de los MateBook X. Por cierto, el peso es otro punto que Honor ha tenido en cuenta: 1,7 kilos que no notaremos en el uso diario.

La cámara se puede esconder en el teclado. Manuel Fernández Omicrono

El trackpad quizás nos hubiera gustado que hubiera sido más grande, pero no tenemos ninguna queja ya que es difícil alcanzar los trackpads masivos que montan los últimos MacBook. Por el resto, el diseño estético es muy sobrio y elegante, sin que este destaque en absolutamente nada. Y es algo bueno, ya que pese a ello no perdemos en calidades de construcción.

Si funciona, no lo cambies. Manuel Fernández Omicrono

En definitiva, es un diseño que conocemos pero que funciona a las mil maravillas (especialmente en el apartado del sonido como veremos más adelante). Como dice el dicho: "si funciona, no lo toques". Y creemos que Honor, en este sentido, ha conseguido de nuevo el perfecto equilibrio entre un diseño funcional y sobrio.

Lo que necesitas y un poco más

Diseño sobrio, sin demasiadas florituras. Manuel Fernández Omicrono

El Honor MagicBook Pro no es ni mucho menos un dispositivo caro, al menos si lo comparamos con otras alternativas. Pero no por ello Honor ha escatimado en recursos, y ha decidido que aquel que se compre este portátil no sufra carencias de ningún tipo. Y no podemos alegrarnos más por esta decisión, ya que seas el tipo de usuario que seas, no quedarás insatisfecho con el hardware de este Honor MagicBook.

Esta vez es AMD la encargada de firmar el corazón de este portátil, un AMD Ryzen 5 4600H, una CPU bastante potente que va acompañada de gráficos Radeon de 8 GB. El procesador, además de estar basado en un proceso de fabricación bastante eficiente de 7 nanómetros, disfruta de unos nada desdeñables 6 núcleos y 12 hilos, con frecuencias base de 3 GHz y turbo de 4 GHz. Le acompañan, al menos en nuestra unidad, 512 GB de almacenamiento SSD y 16 GB de memoria RAM.

Algunos de los puertos del MagicBook Pro. Manuel Fernández Omicrono

En cuanto a puertos, creemos que Honor ha tomado las mejores decisiones posibles ya que nos ha provisto de todos los necesarios: USB-C Thunderbolt que además es el puerto de carga del portátil (lo que nos evitará tener varios cargadores tirados por ahí), un HDMI 2.0 completo, 3 USB A y un jack de 3.5 milímetros que admite micrófono.

El rendimiento es uno de los grandes puntos a favor de este MagicBook Pro. Todas las tareas que le echemos, ya sea edición multimedia como teletrabajo no han sido en absoluto un problema para un procesador que no se inmuta ante nada. En cargas de trabajo prolongadas sí que notamos un sobrecalentamiento, aunque es algo de lo que pecan todos los portátiles de la actualidad.

Lo mismo ocurre en el rendimiento gráfico. La Radeon que incluye este portátil no nos servirá para jugar a juegos exigentes, pero sí a títulos casuales y de bajos recursos. Si tus aspiraciones no son muy altas, podrás jugar a tus juegos competitivos preferidos sin temor a tirones, bajadas de frames, etcétera. Por otra parte, esta alta memoria VRAM nos permitirá editar vídeo y fotografía con bastante solvencia.

Teclado del MagicBook Pro. Manuel Fernández Omicrono

El teclado también nos ha dejado buenas sensaciones. Tiene un perfil bajo y un recorrido muy corto, imitando claramente al Magic Keyboard de los últimos MacBook pero con un tacto mucho más suave y agradable. Las teclas son espaciosas y tienen una textura también suave, por lo que no será un problema para largas sesiones de escritura.

Respecto a la batería, también nos encontramos buenas noticias. Carga rápida de 65W con una autonomía de 56Wh que nos ha dado unas 9 horas de uso intensivo y unas 11 con un uso más liviano, demostrando la eficiencia energética de los 7 nanómetros de los Ryzen de AMD. La carga rápida, además, es muy beneficiosa ya que nos dará más del 50% en 30 minutos.

Si tienes un Honor o un Huawei, aprovecharas Magic Link. Manuel Fernández Omicrono

No podemos dejar pasar algunas ventajas a nivel de conectividad, como el Bluetooth 5.0 o el Honor Magic Link. Esta tecnología nos permitirá vincular nuestro móvil Huawei u Honor con nuestro PC y transferir archivos así como usar la interfaz de nuestro smartphone desde el ordenador simplemente acercando los dos dispositivos.

Brilla en el multimedia

Con la cámara escondida en el teclado, la pantalla consigue muy poco borde. Manuel Fernández Omicrono

Pero sin duda alguna los apartados que más nos han gustado de este Honor MagicBook son los multimedia. Este es uno de los aspectos que suelen ser o bien recortados o bien potenciados dependiendo de la gama del dispositivo. Y como veremos a continuación, este se ha visto beneficiado pese a que hablamos de un portátil no especialmente caro.

Su pantalla de 16,1 pulgadas es muy decente; buenos ángulos de visión, una calibración del color bastante correcta y sobre todo una buena definición. No es impresionante, desde luego. Echamos de menos un poco de brillo y no tiene ese efecto 'wow' del que disponen otros modelos de otras marcas. Pero es más que suficiente para los usuarios que no tengan demasiadas aspiraciones de edición fotográfica pero que quieran una buena calidad multimedia.

Los altavoces son un espectáculo. Manuel Fernández Omicrono

La sorpresa llega con sus altavoces, situados a los laterales del teclado. Son una absoluta maravilla, especialmente en lo que a volumen se refiere. Se escuchan muy bien y con matices, pero el volumen es otro nivel. Hablamos de un volumen que ya es muy alto si lo ponemos a menos de la mitad. Si bien es cierto que cuando lo ponemos casi al tope empieza a distorsionar un poco, el volumen es tan alto que podemos llenar una habitación media de sonido.

El portátil para todos

MagicBook Pro. Manuel Fernández Omicrono

El Honor MagicBook está actualmente en oferta en la web del fabricante. Cuesta 749 euros en su versión más básica, y con la última promoción de Honor podremos llevarnos, además del portátil, dos regalos a elegir completamente gratis. Podremos escoger entre combos que incluyen la Honor Band 5, routers WiFi 6, auriculares deportivos Bluetooth, etcétera. Un grandísimo precio si nos fijamos en otros portátiles de la competencia, en ocasiones con peores características y con mayor precio.

Si estabas buscando un portátil bueno, bonito y barato este es sin duda el producto más equilibrado que hemos encontrado en bastante tiempo. Porque lejos de grandes características y poderosas especificaciones, lo que la mayoría de usuarios buscamos un equilibrio. Y eso es todo lo que necesitamos.