En España los portátiles con ChromeOS, el sistema operativo de Google, no son especialmente populares. La alternativa a Windows de la gran G nunca ha acabado de cuajar en el gran público, en parte por sus limitaciones a nivel de hardware. Pero, ¿y si pusiéramos ChromeOS en un ordenador portátil premium? Eso es lo que quiere averiguar Acer con su Chromebook Spin 713.

Noticias relacionadas

Estamos ante un ordenador portátil dos en uno que rompe el principal sambenito de los Chromebook: no todos son baratos, con pocas especificaciones y enfocados únicamente a consumo multimedia. El Spin 713 (699€) monta un hardware más propio de un ultrabook.

Pero, ¿es eso suficiente? Desde luego este ordenador tiene argumentos de sobra, como su pantalla 2K, su diseño o sus 10 horas de autonomía, sin embargo, nos encontraremos algunos inconvenientes para tener la experiencia completa de portátil que podemos esperar con un equipo Windows o Mac.

Un diseño exquisito

El Spin 713 destila premium por todos sus poros. Manuel Fernández Omicrono

Un factor común que vemos en los Chromebook es que sus materiales de construcción van a tenor del hardware que montan. Estos ordenadores tienen un sistema operativo que requiere de muy pocos recursos, y por ende, los fabricantes lanzan portátiles baratos sin grandes pretensiones. El Spin 713 es, a efectos prácticos, un ultrabook con ChromeOS.

El chasis y construcción de este portátil son excepcionales. El cuerpo está perfectamente rematado, con acabados metalizados que dan una sensación espectacular en la mano. Pesa 1,37 kilos y dado que es un dispositivo con una pantalla de 13,5 pulgadas no demasiado grande es especialmente cómodo a la hora de trabajar. Su énfasis en la calidad hacen que este sea, de lejos, uno de los Chromebook con mejor diseño del mercado. 

El teclado nos ha encantado. Manuel Fernández Omicrono

El teclado por su parte es cómodo. El recorrido es suficiente, las teclas tienen un tacto muy agradable y la respuesta es especialmente satisfactoria. Además, El trackpad es generoso y amplio, lo que permite una comodidad añadida al usarlo sin un ratón externo.

El diseño nos ha permitido tener algunas ventajas inesperadas en el apartado de los puertos. Contamos con un HDMI de tamaño completo, un USB 3.0, 2 USB tipo C (uno destinado a la carga) y un combo de jack de 3.5 mm + micrófono. Además, tendremos un lector de tarjetas micro-SD. En general, vamos especialmente cubiertos.

También vamos muy bien servidos de puertos. Manuel Fernández Omicrono

Eso sí, un detalle que no nos ha gustado del diseño y que alude a la condición de Chromebook de este portátil es que, al igual que un smartphone Android tiene botones físicos de bloqueo y subir y bajar volumen. Nos hubiera parecido bastante más lógico aprovechar ese espacio para, por ejemplo, incluir un lector de tarjetas.

Un hardware competente

ChromeOS sigue sin parecernos una alternativa real a Windows. Manuel Fernández Omicrono

Acer ha incluido una muy buena configuración de hardware en este dispositivo. Tenemos 8 GB de memoria RAM, 128 GB de memoria PCIe NVMe SSD y un procesador que, si bien no es especialmente potente como es el caso del Pentium Gold 6405U, nos servirá para nuestras principales tareas. También hay que recordar que podemos optar a configuraciones de procesadores más potentes, como un i5 10210U.

Nuestra unidad cuenta con el Pentium Gold, un procesador a 2 núcleos, que va acompañado de una GPU Intel UHD Graphics. Recomendamos encarecidamente comprar el modelo con el i5, ya que es un Quad-core que nos dará mucho mejor desempeño en el día a día. 

En general el dispositivo, pese a tener el modelo de procesador más bajo, ha dado el do de pecho en lo que a rendimiento se refiere. No nos hemos encontrado en absoluto ningún problema. Las aplicaciones abren con velocidad, Chrome funciona con fluidez y en ningún momento ha habido algún problema reseñable.

Chromebook de Acer. Manuel Fernández Omicrono

Esto es especialmente importante dado que la pantalla es un factor que podríamos que va a limitarno. El Spin 713 tiene un panel 2K en formato 3:2,con resolución 2256 x 1504. Un panel excelentemente calibrado, con un brillo adecuado y una representación de los colores muy fiel que nos permitirá incluso editar fotos. El problema es que esta resolución hará que el procesador trabaje más, calentando más el dispositivo y forzándolo más.

La pantalla además es táctil, y el dispositivo se puede convertir en una tablet. ChromeOS se hace mucho más fácil de usar con este modo. El giro de la pantalla hacia atrás es natural, y gracias a la buena construcción del portátil la transición de portátil a tablet es muy cómoda.

Eso sí, no importa el modo en el que lo usemos y Acer cumple sus promesas. Hemos tenido alrededor de 9 de autonomía real alcanzando casi las 10 en situaciones específicas. Desde luego esto dependerá del usuario, pero alguien que no le meta demasiada exigencia a este Chromebook tendrá una autonomía muy notable.

Qué tal ChromeOS

ChromeOS no nos gusta. Manuel Fernández Omicrono

El problema real de este portátil es ChromeOSEste sistema operativo tiene una idea clara: basar nuestra experiencia en el navegador, que en este caso es obviamente es Chrome. En cuanto a apps dependemos íntegramente de las que conforman el catálogo de Google Play, es decir, apps de Android. Todas y cada una de las apps que usemos se ejecutará en su versión de Android, en ocasiones con limitaciones.

Esto ha provocado que tengamos que reaprender a usar nuestro dispositivo, y que nos encontremos con opciones más reducidas. No podemos usar software al que estamos habituados en Windows en su versión completa como Photoshop o Lightroom. Tendremos así una opción para llevar, una extensión de nuestro teléfono, pero más limitado de lo que podríamos tener en un portátil al uso.

El uso de este dispositivo es difícil. Manuel Fernández Omicrono

La usabilidad es mejorable. Los menús son limitados y nos toparemos en más de una ocasión siendo forzados a usar partes del sistema que no queremos usar, como la búsqueda de ChromeOS. El centro de control, a semejanza de Android, será la base para poder hacer uso de todas nuestras opciones, con accesos directos para WiFi o bluetooth.

¿Me lo compro?

¿Quieres un Chromebook premium? Manuel Fernández Omicrono

El Acer Chromebook Spin 713 tiene una idea muy clara: es un Chromebook pero con acabados premium. Planteamiento que asciende a los 699€, lo que le coloca en un terreno complicado ya que hay alternativas de otros fabricantes con Windows 10 bastante baratas. 

Así que aquí el nivel de decisión se basa en el sistema operativo. Si para su trabajo diario usted ya prácticamente sólo usa en exclusiva las aplicaciones del ecosistema Google, es complicado que encuentre un ultrabook premium con Windows o MacOS a este precio. La renuncia a pagar unos 300€ más también conlleva a tener un sistema más limitado y menos versátil, sin embargo, si encaja en su uso diario puede ser una muy buena opción.