El 2020 va a suponer todo un salto generacional en lo que respecta a los gráficos de ordenador, gracias al lanzamiento de nuevo hardware mucho más potente que cualquier cosa que podamos comprar en España a día de hoy.

Noticias relacionadas

La llegada de una nueva generación de consolas, con Xbox Series X y Playstation 5, por fin va a cumplir la promesa de poder jugar a resolución 4K de manera holgada y con un gasto relativamente contenido.

En el sector de los ordenadores la cosa está igual de emocionante, con la llegada de nuevas tarjetas gráficas que soportan tecnologías como ray-tracing a altas resoluciones; auténticos monstruos como las Nvidia RTX 3080 y RTX 3090, además de las Radeon que AMD está cerca de presentar, se centran en ofrecer los mejores gráficos a altas resoluciones y tasas de frames.

El "problema" de todo esto, si es que podemos llamarlo así, es que no podemos disfrutar de este hardware sin una pieza muy importante: la pantalla. Ya estemos usando un televisor o un monitor, sin un panel de calidad no podremos aprovechar lo que está por llegar. Menos mal, entonces, que LG ha previsto esto con el lanzamiento del LG 27GN950 (899€).

Así es el LG 27GN950

  • Tamaño - 27 pulgadas
  • Resolución - 3840 x 2160 píxeles (4K)
  • Relación de aspecto - 16:9
  • Tecnología del panel - Nano IPS
  • Tiempo de respuesta - 1 ms. (gris a gris).
  • Frecuencia de respuesta - 144 Hz
  • Sincronización adaptativa - Sí, Nvidia G-Sync y AMD FreeSync Premium Pro
  • Brillo - 400 cd/m2
  • Gamut de color - 98% del DCI-P3
  • Contraste típico - 1000:1
  • HDR - Sí, DisplayHDR 600
  • Altavoces - No
  • Puertos - 2x HDMI, 1x DisplayPort 1.4, 1x USB 3.0, 2x USB 3.0 de salida.
  • Elemento 4

El LG 27GN950 es el monitor gaming de referencia del fabricante coreano para este 2020, el modelo que realmente demuestra el potencial de su tecnología Nano IPS con altas tasas de refresco y una resolución 4K.

Estamos ante un monitor que no es el más grande que hemos probado (ese honor lo tiene otro modelo de LG), ni más especial. No es 'ultra-wide', sino con la relación de aspecto habitual de 16:9, es relativamente pequeño con "sólo" 27 pulgadas, y a simple vista, no parece nada excepcional. Pero lo es. Vaya si lo es.

Velocidad y precisión

El LG 27GN950 tiene el honor de ser el monitor de tecnología Nano IPS 4K más rápido del mundo, el primero que alcanza un milisegundo de tiempo de respuesta y 144 Hz de tasa de refresco.

En otras palabras, es un monitor muy rápido capaz de ofrecer una gran experiencia en cualquier tipo de juego, pero que destaca especialmente en partidas rápidas como las de un juego de disparos en primera persona o un juego de carreras de coches.

El nuevo monitor de LG es ideal para juegos rápidos de disparos Adrián Raya Omicrono

Para empezar, el tiempo de respuesta de un milisegundo (de gris a gris) es el tiempo que tarda un píxel en cambiar de color; por lo tanto, interesa que sea el mínimo posible. En monitores con alto tiempo de respuesta, es habitual ver la imagen borrosa cuando los objetos se mueven rápidamente, como puede ser el personaje en un juego.

Es algo que no ocurre con el 27GN950. Si te fijas, es algo que se nota incluso simplemente moviendo el ratón, aunque la diferencia es realmente notable en juegos rápidos. En mis partidas de Doom, Forza Horizon y APEX, en ningún momento me he encontrado con problemas de imagen borrosa por mucho que me he fijado.

La importancia de los 144 Hz

La otra parte importante es la frecuencia de refresco, que en el LG 27GN950 es de 144 Hz. Eso mide la cantidad de veces que la imagen cambia en cada segundo; por lo tanto, interesa que la cifra sea lo mayor posible para conseguir una imagen en movimiento mucho más fluida y realista.

Si nunca has probado un monitor de alta frecuencia de refresco, es de esas experiencias que te abren los ojos, y empiezas a preguntarte cómo has aguantado tanto tiempo a 60 Hz, que es la frecuencia de la inmensa mayoría de monitores.

El LG 27GN950 ofrece una imagen fluida en todo tipo de juegos Adrián Raya Omicrono

A 144 Hz, los movimientos son mucho más fluidos y cercanos a la realidad, aunque no es lo mejor del mercado ni de lejos. Este año precisamente ya han sido lanzados monitores a 360 Hz; pero no solo el efecto es menos notable cuanto más subas la frecuencia, sino que es poco probable que lo puedas disfrutar.

Y es que la frecuencia de refresco no sirve de nada si el sistema no es capaz de reproducir tantos frames por segundo. Por ejemplo, si nuestro ordenador no tiene la suficiente potencia como para alcanzar los 144 frames (imágenes) por segundo, no los veremos; el monitor mostrará frames repetidos y pueden aparecer problemas como el efecto de "pantalla partida".

Es por eso que este tipo de monitores son mejores para aprovechar nuevas tarjetas gráficas. Además, tanto Microsoft como Sony han hablado de cómo sus nuevas consolas podrán superar los 60 frames por segundo, por lo que podrán aprovechar mejor estos monitores rápidos.

Sincronización adaptativa

Incluso si tu ordenador no es lo suficientemente potente como para alcanzar 144 frames por segundo en todos los juegos, la diferencia se notará si consigues superar los 60 fps. Verás cómo la imagen es cada vez más fluida, e incluso te puede motivar a bajar la calidad de los gráficos para conseguir esos frames de más.

El menú del LG 27GN950 permite activar muchas cosas, como HDR Adrián Raya Omicrono

Eso no se convierte en un problema gracias a que el LG 27GN950 cuenta con sincronización adaptativa. Consiste en que el monitor y la tarjeta gráfica o consola se sincronicen para mostrar sólo los frames completos, eliminando el efecto de "pantalla partida".

El LG 27GN950 es compatible tanto con G-Sync de Nvidia, presente en la mayoría de tarjetas gráficas del fabricante, como con FreeSync Premium Pro de AMD (presente sólo en algunos modelos). Gracias a eso, no importa la gráfica que uses, que obtendrás una calidad de imagen superior con este monitor.

Nano IPS

Y calidad de imagen es lo que a este monitor no le falta. Ya hablamos en su día de Nano IPS, la evolución del IPS que LG ha usado en todos sus monitores modernos, y las conclusiones son las mismas que entonces: la calidad de imagen es espectacular.

Como su nombre indica, Nano IPS se basa en unas nanopartículas integradas en el LED de la pantalla, obteniendo unos colores mucho más impactantes. De hecho, el tratamiento del color es el punto fuerte de este panel, cubriendo el 98% del espectro de color DCI-P3, algo que se aprovecha porque este monitor sale calibrado por hardware de fábrica.

Incluso en el escritorio, el tratamiento de los colores del monitor de LG destaca Adrián Raya Omicrono

Como resultado, los colores son abrumadores, con unos rojos especialmente vivos; y por supuesto, tiene las ventajas de los IPS de siempre, con una buena representación de los negros y buenísimos ángulos de visión (prácticamente puedes mirar la pantalla desde cualquier sitio).

Este monitor también es compatible con HDR, estando certificado para DisplayHDR 600 para un contraste excepcional. Y aunque el soporte en Windows sigue sin ser el mejor, es ideal para las consolas de videojuegos.

Diseño espectacular

Siempre que hablamos de un producto gaming tenemos un cierto miedo de lo que nos vamos a encontrar. Da la sensación de que los fabricantes toman ese término como una vía libre para implementar los diseños más absurdos.

Es una buena noticia por lo tanto que el LG 27GN950 tenga un diseño impactante, pero no abrumador; es de esos productos que parecen simples inicialmente pero que ganan en complejidad conforme te fijas más.

El LG 27GN950 es sorprendentemente compacto Adrián Raya Omicrono

Un buen ejemplo es la base, que parece normal hasta que te das cuenta de que las patas son flotantes, dejando ver el color rojo que tienen en la parte inferior; un color que también vemos en la peana y en la parte trasera del monitor.

Una trasera que, por cierto, es ridículamente pequeña. Incluso comparado con otros monitores IPS de LG, el LG 27GN950 no ocupa prácticamente espacio pese a no ser precisamente pequeño con sus 27 pulgadas.

Pero la estrella en esta parte es, sin duda alguna, el anillo RGB. Sí, este es un producto gaming, así que evidentemente, tiene iluminación RGB que podemos configurar a nuestro gusto. De hecho, el monitor cuenta con dos controles diferentes, uno para el menú habitual en el que cambiar la configuración, y otro sólo para iluminación. Además, si instalamos el programa UltraGear Control Center podemos hacer que el monitor reaccione a los sonidos o al vídeo que se está reproduciendo; por ejemplo, cambiando a una tonalidad azul si estamos nadando en un videojuego.

El monitor del año

En estos momentos, es muy probable que estés pensando en cambiar de televisor o monitor para aprovechar la nueva consola o gráfica que te vas a comprar; si es tu caso, no vemos alternativas mucho mejores al LG UltraGear 27GN950.

Este es un monitor compacto que une lo mejor de dos mundos: la calidad de imagen y la respuesta gaming. Por una parte, su resolución 4K, su tratamiento de los colores y su compatibilidad con HDR lo hacen ideal para disfrutar de todo tipo de contenido; y por otra, su bajo tiempo de respuesta y su frecuencia de 144 Hz son una gran combinación para nuestros juegos.

No es que sea el monitor perfecto, claro. Su tamaño de 27 pulgadas puede ser demasiado pequeño para muchas situaciones, y lo limita a ser usado en una habitación; no es un sustituto del televisor como tal.

El LG Ultragear 27GN950 Adrián Raya Omicrono

Si lo que buscas es el monitor gaming más rápido, aquí tampoco lo encontrarás. Aunque lo que LG ha conseguido con Nano IPS es notable, sigue estando por detrás de monitores basados en paneles VA o TN en cuestión de velocidad; aunque para la mayoría de la gente, lo que ofrece será más que suficiente.

Con todo, el LG UltraGear 27GN950 es uno de los monitores que menos nos cuesta recomendar para aprovechar la potencia de las nuevas consolas y gráficas que han salido y saldrán este 2020.

El precio en España del 27GN950 es de 899 €, y ya se puede comprar en sitios como El Corte Inglés o Amazon.