El mundo está cada vez más concienciado de la necesidad de comenzar a apostar fuerte por las energías verdes. Razón por la que los vehículos eléctricos son cada vez más populares en detrimento de los que emplean combustibles fósiles.

Noticias relacionadas

Como consecuencia, los paneles solares están de moda tanto entre particulares como entre las propias empresas españolas, que logran ahorrar dinero en la factura de la luz al aprovecharse de la energía proveniente del Sol. 

Sin embargo, el gran problema de dicha tecnología radica en la imposibilidad de almacenar energía durante la noche. Aunque, eso podría estar a punto de cambiar gracias al invento de un grupo de investigadores: unos "paneles anti-solares" capaces de generar energía en la oscuridad de la noche.

Los "paneles anti-solares"

Un equipo de investigadores de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) y del Technion (el Instituto Tecnológico de Israel) han publicado una nueva investigación que podría revolucionar el sector energético por la posibilidad de recolectar energía durante la noche.

Esquema del funcionamiento de la tecnología anti-solar. Optics Express Omicrono

Para conseguirlo utilizan los llamados generadores de energía termoeléctrica. Éstos son capaces de crear voltaje eléctrico al convertir en energía las diferencias de temperatura entre la superficie del generador y una fuente de calor.

Cabe recalcar que dichos generadores ya existían con anterioridad, pero no se les estaba sacando apenas rendimiento. Por esa precisa razón, estos investigadores han estado trabajando en mejorar su diseño, así como en optimizar el sistema de refrigeración por radiación.

Esquema del funcionamiento de la tecnología anti-solar. Optics Express Omicrono

En otras palabras, dicho sistema de refrigeración funciona utilizando el calor acumulado de los paneles solares durante el día. Al llegar la noche, se aprovecha ese calor que se expulsa en forma de luz infrarroja para seguir recolectando energía de noche.

120 veces más energía

En el estudio se explica que esta tecnología logra crear 2,2 W de energía por metro cuadrado, lo que se traduce en 120 veces más energía que los modelos anteriores.  Como curiosidad, dicho sistema ni siquiera necesitaría el uso de baterías ni fuentes de alimentación externas.

"Demostramos que podemos lograr un rendimiento cercano al límite termodinámico establecido por el motor térmico de Carnot", que es un límite termodinámico teórico sobre el motor perfecto. "Se trata de un resultado significativamente más alto que los resultados anteriores y apunta a la aplicabilidad potencial de la recolección de energía eléctrica durante la noche".

Panel solar sobre tejado. Ulleo en Pixabay Omicrono

Los autores de la investigación aseguran incluso de que su sistema podría ser útil también durante el día al crear una superposición en la producción de energía con los paneles solares convencionales.

Aunque estos paneles anti-solares parecen prometedores, tendremos que esperar para saber si esta tecnología llega a comercializarse a gran escala. Quién sabe, quizás algún día esta tecnología sin conexión a la red eléctrica permita abastecer las necesidades básicas de los hogares más pobres del mundo.