El desarrollo de celdas solares semi-transparentes puede abrir la puerta a usar ventanas que puedan obtener energía solar con una eficiencia similar a la de un panel solar; la diferencia, por supuesto, es la cantidad de ventanas que puede tener un edificio.

Noticias relacionadas

Uno de los grandes obstáculos a los que se enfrenta la adopción de energías alternativas como la solar son los "cuellos de botella" que supone la baja eficiencia de las celdas solares; en otras palabras, la cantidad de energía que se captura y la que se pierde.

Hasta ahora, la solución contra esta baja eficiencia está simplemente en aumentar el número de celdas solares; es decir, poner más paneles. Pero por muy grande que sea una casa o un edificio, tarde o temprano te vas a quedar sin espacio.

Paneles solares transparentes

Investigadores de Exciton Science y la Universidad de Monash en Australia afirman haber dado el paso necesario para multiplicar el espacio usado por los paneles solares: usar las ventanas. Para ello, han desarrollado una celda solar semi-transparente, que puede ser instalada en las ventanas de los edificios para capturar la energía solar cuando los rayos impactan contra ellas.

La idea es simple: cubrir los rascacielos y grandes edificios, que normalmente están cubiertos de grandes paneles de cristal, con estos paneles solares; y la verdad es que no es una idea nueva, pero hasta ahora no había podido superar una gran piedra en el camino: la eficiencia era muy inferior respecto a los paneles solares normales.

Celda solar semi-transparente Omicrono

Las nuevas celdas están fabricadas en perovskita, un mineral que permite convertir luz visible y ultravioleta en electricidad de manera mucho más eficiente; la capa superior son celdas solares orgánicas. El nuevo diseño consigue una eficiencia en la conversión similar a la de los paneles solares que ya están instalados en los tejados de muchos edificios, alcanzando el 17%.

¿Energía solar gratis?

Lo interesante es que, pese a eso, el panel es capaz de dejar pasar el 10% de la luz; así que está "muy cerca" de poder ser usado como panel solar y como ventana.

Un metro cuadrado de ventanas con estas celdas integradas serían capaces de generar 140 vatios de electricidad; es por eso que, aunque el coste de la instalación sería grande, podría compensar a largo plazo dependiendo del tamaño del edificio y de sus necesidades energéticas.

Al fin y al cabo, una vez terminada la instalación el propietario tendría electricidad gratis durante años, afirman los creadores de estas celdas.