Nueva patente de Apple.

Nueva patente de Apple. Apple

Hardware

Un iPhone con objetivos intercambiables, el nuevo plan de Apple

Apple patenta un iPhone con objetivos intercambiables, una idea con muchas luces pero con muchas sombras adicionales.

Noticias relacionadas

Una de las mejores ventajas de las cámaras de amplio formato (como las réflex o las mirrorless más novedosas) son la capacidad de albergar objetivos intercambiables. Estos nos permiten tener distintos tipos de fotografía ya que ofrecen características y tipos de visión distintos. Apple podría trasladar este concepto al iPhone.

Actualmente, un smartphone no tiene esa capacidad, y está sujeto al sistema de cámaras múltiples al que tan acostumbrado estamos. Gracias a los smartphones modernos, podemos tener en versión reducida gran angulares, teleobjetivos, etcétera. Apple intentaría implementar el mismo sistema de objetivos intercambiables de las cámaras actuales al iPhone.

Una idea que usaría el mismo sistema que las cámaras: objetivos en miniatura que se acoplarían al cuerpo del iPhone con un sistema de bayoneta. El problema es que esta idea, como veremos ahora, puede que no se haga nunca realidad.

Un iPhone con objetivos intercambiables

Nueva patente de Apple.

Nueva patente de Apple. Apple

La patente, que se registró en 2017, ha sido concedida a Apple por la oficina de patentes de Estados Unidos. El sistema, como hemos dicho, muestra uno muy similar al que usan las cámaras normales pero en miniatura; estos objetivos se valdrían de un un aro de bayoneta en el cuál se alojaría la óptica y el cuál se acoplaría al sistema del iPhone.

¿Qué ventajas tiene este sistema? Que podríamos tener un amplio abanico de ópticas para nuestro iPhone. Podríamos aplicar teleobjetivos de mayor alcance, zooms más amplios y gran angulares todavía más angulares. El problema es que esta idea, aunque puede que se haga realidad algún día, lo más probable es que quede en el cajón del olvido.

Una idea muy complicada

De primeras, el hecho de que esta sea una patente la deja en una posición complicada; las patentes son meras ideas que el fabricante tiene y que solo lleva a cabo en caso de tener los recursos y la viabilidad para el proyecto necesarias. Muchas de estas se quedan como eso, ideas y que nunca llegan a ver la luz.

En caso de que este sistema se llegara a ver, también tendría severos problemas. Primero está el hecho de la minaturización; los objetivos son sistemas complejos de lentes cuya construcción repercute directamente en la fotografía. La miniaturización tendría que hacerse a la perfección, desembocando en un proceso laborioso que encarecería enormemente el coste de los objetivos.

iPhone 11 Pro.

iPhone 11 Pro. Apple

Pero hay más problemas. Está el engorro de manipular y llevar estas ópticas que, de nuevo, serían bastante pequeñas y tendríamos que manipular con cuidado. Pero además, de popularizarse este sistema, perderíamos las ventajas de los sistemas de cámaras múltiples que tenemos actualmente, dejando al usuario con la opción casi obligatoria de adquirir objetivos por separado.

Es cierto que las lentes de smartphones actuales no ofrecen los resultados que ofrecen objetivos fotográficos de mayor tamaño, pero ofrecen resultados bastante buenos en lo que a fotografía móvil se refiere. Es más que probable que esta idea no la veamos nunca, aunque quién sabe; quizás veamos un prototipo con cámaras modulares como la Insta360 ONE R.

Via | Apple World Today