Siempre estamos en las mismas: ¿consola o PC? Un servidor, a nivel personal, es más proclive a tener los 2 mundos. Los streamers y creadores de contenido acaban de encontrar su Santo Grial para así optimizar sus setups y tener lo mejor de los 2 mundos. El ordenador gaming que tiene una consola en su interior. Ambas piezas de hardware refrigeradas por agua.

Noticias relacionadas

Ya en el CES del año pasado vimos al primer Big O, una colaboración de Origin (famosa marca de PCs estadounidense propiedad de Corsair) en forma de prototipo que tenía un PC en su interior además del hardware de 2 consolas refrigeradas por agua: una Xbox One y una PS4 Pro. Ahora en el CES del 2020 el Big O vuelve a la carga con severas modificaciones y con un importante cambio.

Esta vez se puede comprar. El Big O del año pasado era simplemente una exposición que mostraba la capacidad de Origin para hacer cosas "locas" con hardware. Esta vez este "bicho" lo podremos comprar, aunque como es lógico pensar no será especialmente barato.

El ordenador gaming y la consola perfecta: el Big O ya está aquí

Hablando mal y pronto, estamos ante un PC gaming que además tiene una consola en su interior. Ambos sistemas están refrigerados por agua, y se puede elegir bien con una Xbox One S All-Digital Edition o con una PS4 Pro. Estas consolas quedarán desnudas y sus chips usarán un sistema de refrigeración líquida AIO por parte de Corsair.

En la parte del PC, Origin usa una caja de Corsair, la Crystal Series 280X junto a un hardware completamente personalizable. Podemos escoger todo tipo de hardware, pudiendo optar a configuraciones máximas con un AMD Threadripper 3970X de 32 núcleos y 64 hilos, 64 GB de memoria RAM y una Titan RTX, la gráfica de Nvidia más potente para uso doméstico/profesional.

Se enviará junto a la consola su mando en cuestión (un mando de PS4 o Xbox). Porque este es uno de los cambios importantes: ya no tendremos 2 consolas, sino tendremos que elegir una. Es lógico, ya que las 2 consolas juntas suman un total de casi 1.000 euros que se sumarían al ya caro hardware de PC (además de generar problemas en el diseño final).

Origin

Origin también ofrece en el momento de la compra detalles interesantes, como una capturadora Elgato 4K 60 Pro que podrá servir para crear un sistema multimedia todo en uno, ideal para streamers y creadores de contenido.

Este no es el primer Big O que Origin crea. Ya lo intentaron con un Big O en el año 2010 con una Xbox 360 y el año pasado lo volvieron a hacer con una PS4 Pro y una Xbox One. De todas formas, esta vez se ofrece como opción de compra y en un formato más razonable. Eso sí, con un precio no acorde a todos los bolsillos de 2.499 dólares.