macbook-air-mesa

macbook-air-mesa

Hardware

El MacBook Air cumple 10 años: el principio del fin de los discos

El MacBook Air se estrenó al mundo hace 10 años, en 2008. Desde entonces han avanzado las cosas, pero parece haber acertado en el destino de los CDs.

Noticias relacionadas

Hace 10 años el primer MacBook Air salió al mercado. El portátil ultraligero de Apple se presentó en 2008, y desde entonces ha revolucionado la forma que tenemos de ver los portátiles.

Los portátiles han avanzado muchísimo con el paso del tiempo. Hemos pasado de equipos que podíamos portar sin más a verdaderos portátiles capaces de ser oficinas en cualquier parte. Por no hablar de lo imprescindibles que se han vuelto en algunos oficios, o lo prácticos que resultan en muchos casos.

Y uno de los más emblemáticos acaba de cumplir una década entre nosotros. Estamos hablando del MacBook Air, el portátil más fino de la gama de ordenadores Mac de Apple. Aunque fueron dos cosas las que marcaron su lanzamiento allá por 2008. La primera fue el tamaño ínfimo con el que contaba. Y la segunda fue el atrevimiento de Apple de olvidarse de los CDs.

El primer MacBook Air cumple 10 años

macbook-air

macbook-air

Todo esto se remonta a 2008, a la MacWorld de aquel año. Steve Jobs subió al escenario a presentar varios productos, como la Time Capsule, además de comentar algunas noticias sobre el iPhone y el Apple TV. Pero el producto que más expectativas levantó fue el MacBook Air, un portátil enano para lo que Apple tenía acostumbrado.

Por aquel entonces, el modelo inicial salió al mercado por 1.799 dólares. Por ese precio nos encontrábamos un Intel Core 2 Duo, 2GB de memoria RAM y un disco duro de 80 GB, según MacRumors. Si estábamos dispuestos a gastarnos 3.000 dólares podíamos cambiar el disco duro por un SSD y tener un procesador más rápido.

Pero lo que sorprendió entonces fue el tamaño. Además, Apple no sólo lo hizo pequeño, también redujo las opciones de expansión. Ni lector de discos, ni muchos de los puertos que eran estándar hasta entonces. También fue el primer portátil de Apple en llevar un SSD, el primero en tener un trackpad multitouch, y el primero en tener una pantalla sin mercurio.

El principio del declive del almacenamiento óptico

Por aquel entonces pareció una locura deshacerse del almacenamiento en forma de discos. En 2008, con las conexiones a Internet no tan extendidas y el almacenamiento USB en clara minoría, los CDs era el almacenamiento más común para guardar programas, películas, música y copias de seguridad. Incluso Apple lo reconoció a la hora de presentar su nuevo portátil.

presentacion-macbook-air-discos

presentacion-macbook-air-discos

Por aquel entonces lanzaron varios sustitutos. El primero fue Disco Remoto, una utilidad que permite usar el lector de discos de otro Mac cercano. Esto sigue estando presente en los Mac de ahora, en realidad, no ha desaparecido. Y lo segundo fue una unidad SuperDrive externa, capaz de conectarse a los MacBook (y a cualquier ordenador) vía USB. Curiosamente Apple lo sigue vendiendo por 89€.

El tiempo ha terminado dando la razón a Apple en este sentido. Ahora usamos Internet para reproducir películas (Netflix, HBO, etc), instalar programas, hacer copias de los archivos o escuchar música (el propio Apple Music). Y si no usamos Internet, lo más probable es que venga en un pendrive. Los discos han quedado relegados a las películas de la mano del BluRay, y al software viejo que podamos necesitar por uno u otro motivo.

¿Ocurrirá lo mismo con los puertos?

dock-c-usb-macbook-pro

dock-c-usb-macbook-pro

Todo esto recuerda mucho a lo que está ocurriendo ahora mismo con los nuevos MacBook y MacBook Pro. En ellos Apple se ha olvidado por completo de los puertos: sólo incluyen entre uno y cuatro puertos USB tipo C, que se desdoblan como puertos Thunderbolt 3. Si queremos más opciones de conectividad, sólo nos quedan los adaptadores o usar alternativas como la nube.

Por supuesto, no pueden faltar las voces que comparan esto a cuando Apple se deshizo de los discos en sus portátiles. Por aquel entonces dieron más soluciones a quienes los necesitasen, pero es un caso similar. Mientras, los detractores opinan que es el futuro, pero que ha sido demasiado pronto. Quizás Apple se lo podría haber tomado con más calma antes de acabar con todos los puertos.

Al igual que el tiempo le dio la razón a Apple respecto a quitar los discos, todavía debemos esperar para saber si quitar todos los puertos es el verdadero camino. Igual han hecho bien dando el paso tan pronto, o quizás deberían haber esperado a que el USB-C se asentara más en el mercado.

¿Qué será del MacBook Air?

Lo malo es que Apple no parece querer renovar el MacBook Air. El sucesor de esta gama parece ser una gama MacBook renovada, con un tamaño mucho más pequeño. Mientras, el MacBook Air como tal lleva sin ser renovado desde junio de 2017, cuando Apple le dio una mejora menor en procesadores. El sitio del MacBook Air en la actualidad parece ser un MacBook de bajo coste, parte del motivo por el que sigue en el catálogo de la compañía.

modelos-macbook

modelos-macbook

En realidad tiene sentido este cambio. El MacBook es el modelo más básico, el MacBook Pro es para quienes buscan más, y el MacBook Air se queda más ligero y barato (aunque desactualizado). La gama ahora está más clara de cara al usuario, con un modelo base y añadiendo adjetivos según el portátil.

Pero eso no significa que no sea una pena no tener una renovación del MacBook Air. Ahora mismo un MacBook Air con una pantalla Retina seguiría siendo una gran opción a tener en cuenta. Por el momento sólo nos queda esperar a que Apple se decida. O destina el MacBook Air al olvido en favor del MacBook, o le da una renovación merecida.