rob-spence-primer-cyborg

rob-spence-primer-cyborg

Hardware

Este hombre podría ser el primer cyborg, pero de verdad

Rob Spence se llama a sí mismo Eyborg. Es, según él, el primer cyborg de la historia, aunque ya han habido otros candidatos.

Noticias relacionadas

Rob Spence ha desarrollado lo que ha llamado como ‘Eyborg’, y gracias a eso podría llegar a ser el primer cyborg de la historia.

Si definimos como cyborg a toda aquella persona ‘formada’ por tecnología y por materia orgánica, cualquier de nosotros podría considerarse uno debido a que llevamos gafas o relojes (hay que admitir que las dos cosas ya son una extensión de nuestro cuerpo de forma completa). Pero para este caso vamos a dar un poquito más de holgura al término: consideremos cyborg a aquellas personas que tengan tecnología en su cuerpo, pero no cualquier tipo, sino electrónica.

Descartemos también a todas esas personas que tienen prótesis o a todas esas personas que llevan un baipás (o cualquier otro aparato eléctrico dentro de su cuerpo). Bajo estas circunstancias, es posible que hayamos encontrado al primer cyborg (real).

Rob Spence podría ser el primer cyborg de verdad

Robe Spence es el nuevo candidato a ser el primer cyborg de la historia. Ha desarrollado un dispositivo que ha llamado como ‘Eyeborg’. Se trata de una prótesis ocular que ha sido reconvertida en una cámara. Y no solo eso, sino que esa cámara puede emitir vídeo en directo. La única pega que podría tener Spence es que realmente el software de la cámara y su cerebro no están conectados. De resto, cumple de lleno con la definición.

neil-harbisson-ojo-cibernetico-644x3621

neil-harbisson-ojo-cibernetico-644x3621

Hasta ahora este título lo ostentaba Neil Harbisson, una persona que se ha auto-incorporado una antena en la cabeza para identificar colores. Dejando de lado la utilidad real de este dispositivo (en su caso sí que es interesante puesto que no ve todos los colores), podríamos llegar a preguntarnos si realmente esta es la definición de cyborg o no.

Y es que si consideramos esta antena como unión entre lo orgánico y lo electrónico, los aparatos que usan las personas con problemas de audición también deberían serlo, pero no es así.