Oppo se ha convertido en una de las marcas referentes en España con smartphones que van desde las gamas más económicas a las premium dispuestas a luchar contra los clásicos pesos pesados de la industria. Siempre con el foco en ofrecer teléfonos equilibrados con un rendimiento de primera, sin importar el precio que se pague por ellos.

Noticias relacionadas

Pero para aquellos dispuestos a comprar el Oppo Reno 6 Pro y desembolsar los 799 euros que aparecen en la etiqueta, el teléfono debe ofrecer mucho más que un diseño bonito y buen rendimiento. Atacar a la gama alta siempre es complicado y desde hace unos meses, tras la aparición de los flagship killer, lo es aún más.

El Oppo Reno 6 Pro es el segundo de a bordo de la marca china para lo que queda de 2021, convirtiéndolo en una de las compras más racionales en su rango de precio. Y es que, justo por encima de él, se encuentra el Oppo Find X3 Pro que rompe la barrera psicológica de los 1.000 euros.

No deja indiferente

Tras probar varios smartphone de diferentes marcas a lo largo del año, una de las cosas que se sacan en claro es lo mal acostumbrados que nos tiene Oppo con la calidad de construcción de sus teléfonos. No importa la gama donde nos movamos o el precio. Elegir Oppo, en este sentido, es siempre acertar y en un máximo representante como el Reno 6 Pro no iba a ser menos.

Oppo Reno 6 Pro Izan González

Para la trasera, emplean un material patentado por la compañía llamado Oppo Glow, un acabado muy llamativo en el color Artic Blue de la unidad de pruebas (hay otro gris denominado Lunar Grey) que combina excepcionalmente con el módulo de las cámaras que emplea un tono gris metalizado.

El mismo material de la trasera se encuentra en el canto superior mientras que en el resto se apuesta por un ribete cromado que remata la parte inferior y la curvatura de la pantalla en los laterales. Y es que, además de curva, la pantalla es uno de los grandes puntos fuertes del terminal.

Oppo Reno 6 Pro Izan González

Se trata de un panel AMOLED de 6,5 pulgadas y resolución FullHD+ (2400 x 1080 píxeles) y una tasa de refresco de 90 Hz. En este apartado Oppo no arriesga ni un ápice y recurre a la combinación ganadora por excelencia. La pantalla se ve realmente bien y la curvatura le da ese punto de premium que no se ve en otras gamas.

Punto a destacar el sistema de gestión de brillo con doble sensor. El Reno 6 Pro cuenta con el clásico situado en el canto superior y un segundo sensor de luminosidad en la parte trasera del teléfono. Esto, que puede parecer baladí, hace que nos olvidemos del contorsionismo con las manos para no tapar el sensor cuando jugamos o vemos algún contenido multimedia y que la pantalla no se oscurezca.

Oppo Reno 6 Pro Izan González

Precisamente este apartado de disfrute multimedia es uno de los más cuidados por la compañía, que cuenta con HDR10+ de forma nativa y sonido estéreo con soporte para Dolby Atmos.

Buen rendimiento

Dejando a un lado el tema estético, el siguiente punto es el rendimiento. De nuevo, Oppo no ha querido arriesgar en el apartado del rendimiento y recurre a un Qualcomm Snapdragon 870, una evolución del Snapdragon 865 que reinaba la gama alta del año pasado, que cuenta con 8 núcleos y una potencia más que de sobra para mover cualquier juego y realizar cualquier tarea.

Porque, a pesar de no contar con el más alto de gama representado por el Snapdragon 888, en la práctica del día a día las diferencias son mínimas. No solo en las tareas más del día a día como redes sociales o mensajería, sino también en otras más complejas como en los videojuegos donde al teléfono no se le atraganta nada.

Y lo que es más, pudiéndolo comparar con el Oppo Find X3 Lite -que tiene el Snapdragon 765G- las diferencias en tareas sencillas tampoco son evidentes. Algo que solo puede hablar bien de la optimización que consigue Oppo a nivel de software.

Oppo Reno 6 Pro Izan González

En el apartado de las memorias, el Reno 6 Pro cuenta con 12 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento interno no ampliable mediante microSD. Una auténtica bestia en este aspecto y que garantiza muchos años de buen rendimiento y de no quedarse corto.

Como comentábamos hace un par de párrafos, el siguiente pilar de Oppo para conseguir teléfonos que funcionan realmente bien es el software. Y más concretamente su capa de personalización ColorOS que se ha convertido en una de las más livianas de todo el panorama.

Y no precisamente por la escasez de ajustes, de personalización o de funciones extras que Oppo añade sin mucho miramiento. Si no porque viene de serie con las aplicaciones justas y necesarias para hacer funcionar el teléfono. ColorOS es un sistema completo y algo complejo si venimos de Android puro, pero también muy optimizado.

Carga rapidísima

La marca es una de las abanderadas en el campo de la carga rápida y el Reno 6 Pro no iba a ser menos. En este caso, cuenta con la SuperVOOC 2.0 de 65W con el cargador incluido en la caja, como solía ser normal hasta hace no mucho.

Oppo Reno 6 Pro Izan González

Los 4.500 mAh de la batería son suficientes para pasar el día, pero por si acaso necesitamos un empuje, los 65W son capaces de proporcionar 4 horas de reproducción de vídeo con tan solo conectarlo 5 minutos. Mientras que en la carga completa tarda 31 minutos.

Hasta 50 megapíxeles

El módulo trasero está compuesto por 4 cámaras cada una especializada en un ámbito fotográfico. La principal es una cámara Sony IMX766 de 50 megapíxeles f/1.8 con estabilización óptica. La segunda es un gran angular de 16 megapíxeles, seguida de un teleobjetivo de 13 y una lente macho de 2 megapíxeles.

La lente principal de 50 megapíxeles es una de las mejores que actualmente copan el mercado con representación tanto en otros teléfonos Oppo (en el Neo X3 Pro) como en otras marcas. Mención especial a la lente teleobjetivo que consigue un zoom híbrido 5x y 20x digital.

En cuanto a la cámara gran angular, los 16 megapíxeles con f/2.2 la hacen muy capaz con buena luminosidad, pero su rendimiento baja considerablemente cuando escasea. Por otro lado, la cámara macro tiene un uso testimonial.

La cámara delantera cuenta con un f/2.4 y 32 megapíxeles. A pesar de la cantidad de resolución, el rendimiento nos deja algo más fríos; aunque en la línea de lo que estamos acostumbrados.

¿Me lo compro?

Como ya hemos ido desgranando a lo largo del análisis, Oppo se ha convertido en una marca de apuesta segura. Desde los modelos más básicos a los más caros consiguen ir diferenciándose sin arriesgar en el apartado interno, pero sí ofreciendo algo diferente en el estético.

Oppo Reno 6 Pro Izan González

En particular, el Oppo Reno 6 Pro (799 euros) va justo en esa línea. Una estética rompedora que se acompaña de una pantalla llamativa, un procesador de -casi- primerísimo orden y una de las mejores cargas rápidas del mercado. Será especialmente atractivo en alguna oferta puntual que arañe unos 100 euros al precio oficial.

También te puede interesar...