Si estos días ha estado viendo los partidos de la Eurocopa, seguro que lo ha visto. En la banda. Detrás de los regates y desmarques de Dani Olmo o Pedri con España. En la valla publicitaria, ahí estaba: vivo X60, la última familia de móviles de la marca china con la que aspira a conquistar Europa.

Noticias relacionadas

La tecnológica china ha sido uno de los grandes patrocinadores del torneo y la promoción de su última familia de móviles ha sido una de las publicidades más repetidas durante los partidos de la competición y, por supuesto, estará en la esperada final de Wembley entre Inglaterra e Italia de este domingo. 

Aunque la familia vivo X60 está conformada por tres modelos, a España ha llegado el X60 Pro 5G, la opción intermedia y más equilibrada. Un móvil de gama alta que busca el éxito en tres pilares fundamentales: cámara, diseño y rendimiento. Todo, a un precio de 800 euros, un rango en el que ya se puede encontrar algunos de los gamas alta de este año.

Diseño

Un gama alta no sólo ha de serlo, también debe parecerlo y el vivo X60 Pro lo es. Cuenta con uno de los diseños más bonitos y cómodos del mercado. Es realmente agradable a la vista y manejable en la mano. Dispone de unas dimensiones de 158,58 mm de alto, 73,24 mm de ancho y 7,59 mm de grosor, con un peso que no llega a los 180 gramos. 

vivo X60 Pro CFQ Omicrono

Cuenta con una pantalla curvada de 6,56 pulgadas (agujerada en el centro) que ocupa casi todo el frontal. Una doblez de pantalla que no es excesiva, facilita el agarre y mejora esa sensación premium de saberse un teléfono que aspira a batirse con la gama alta. Como curiosidad, los marcos superiores e inferiores son planos, lo que le otorga carácter propio y se diferencia de la gran mayoría de móviles Android del mercado. 

La parte trasera está acabada en vidrio satinado con lo que devuelve ligeramente la luz con brillo cuando ésta incide sobre él, pero que evita que sea un imán de huellas dactilares. En la parte superior izquierda sobresale ligeramente un módulo de cámaras rectangular que aloja la triple combinación de lentes y el flash. El resto del diseño lo culmina botonera en el lado derecho, un único altavoz en la parte inferior y un lector de huellas con un gran rendimiento bajo la pantalla.

vivo X60 Pro CFQ Omicrono

Potencia y rendimiento

Una particularidad de este teléfono a la hora de competir en la gama alta, es que no opta por el chip más avanzado de Qualcomm, algo que en la experiencia general no se nota. Va fluido y responde realmente bien a casi cualquier proceso que se le ponga. También ayuda que la capa de personalización Funtouch OS (sobre Android 11) aporta más que resta y en general la experiencia es muy agradable. 

En su interior cuenta con el chip Snapdragon 870 de Qualcomm, 12 GB de RAM y un almacenamiento de 256 GB UFS 3.1. Este músculo lo combina con la fluidez que se consigue con una pantalla con 120 Hz de tasa de refresco y 240 Hz de respuesta táctil. Se mueve realmente bien. 

vivo X60 Pro CFQ Omicrono

La guinda a la experiencia la pone la pantalla. Cuenta con un panel AMOLED FHD+ (2376×1080) con certificación HDR10+ lo que hace que se vea realmente bien, tiene un buen brillo para poder usar el teléfono a pleno sol con comodidad y además la curva que presenta no invita a los toques fantasma. vivo ha conseguido un gran panel, propio de un gama alta. 

Donde el vivo X60 Pro cojea más es en el sistema de carga. Cuenta con una batería de 4.200 mAh que, aunque no es de las más grandes del mercado, dispone de una buena optimización y con un uso normal podremos acabar el día sin problemas con más de 5 horas de pantalla. Sin embargo, vivo sacrifica en este teléfono sistemas de carga que sí encontramos en los modelos topes de gama como carga súper rápida (llega hasta los 30W) o la carga inalámbrica. Detalles que pueden importar para los usuarios más exigentes. 

Cámara sobresaliente

Si hay un apartado por el que destaque este vivo X60 Pro es la cámara. La compañía sigue apostando en este terminal por mejorar un sistema innovador que le ha hecho colocarse entre los mejores del mercado por méritos propios y que le da realmente buenos resultados: el gimbal. 

Este sistema, que ha sido mejorado con respecto al X51, lo que hace es mover la lente principal en la dirección opuesta a los temblores de la mano. ¿Resultado? consigue contrarrestar los movimientos de la cámara y las fotos no saldrán movidas. 

Cámara del vivo X60 Pro 5G CFQ Omicrono

La triple cámara trasera está conformada por una lente principal con un sensor de 48 megapíxeles (a f/1.48) así como un teleobjetivo y un gran angular de 13 megapíxeles (f/2,2 y f/2,46, respectivamente). En la parte delantera encontramos una lente de 32 megapíxeles a f/2,45. Lo cierto es que vivo ha dado con la tecla. 

La alianza con Zeiss a la hora de desarrollar la cámara, las lentes y el software da buenos resultados. Tanto con buena iluminación como poca luz la cámara del X60 Pro responde con nota y tendremos unos resultados excelentes, con buena precisión de colores y un cuidado modo retrato que da fotografías de alto nivel. 

Sin embargo, la verdadera magia llega cuando el gimbal entra en acción. Estando acostumbrado a otros móviles, la sensación a la hora de hacer fotografías o vídeos con él es rara, de pronto la imagen se congela y lo que estás enfocando no se mueve en absoluto. Un truco técnico muy eficiente y que borra por completo los temblores, fundamental para retratos, tomas rápidas, vídeo y fotografía nocturna. 

Es por ello por lo que el vivo X60 Pro se desenvuelve especialmente bien por la noche, quedando muy por delante de su competencia. En la mayoría de las situaciones parece sacar luz de donde no la hay. No es un truco de software, es la magia de poder tener mayor tiempo de exposición sin miedo a mover la foto. Aún así, tanto la interfaz de la cámara como el tratamiento de las imágenes es muy bueno, y el sistema de reconocimiento de entornos es respetuoso con la fidelidad de imagen y está bien medido el HDR.

¿Me lo compro?

El vivo X60 Pro es la revelación del año en la gama alta. Ha llegado haciendo poco ruido pero con argumentos de peso que sirven para cimentar los pasos con criterio y buen hacer. Los 800 euros por los que se puede encontrar son un precio justo a pagar. Es un gama alta y ejerce como tal. 

En resumen, si estás buscando el X60 Pro por la cámara, no te va a decepcionar. Si llegas por el diseño, tampoco lo va a hacer. Y si lo que te ha llamado la atención es el rendimiento, tiene potencial de sobra para moverse con soltura pese a no llevar el Snapdragon 888 que suelen equipar los topes de gama. 

vivo x60 Pro CFQ Omicrono

vivo ha sabido engranar todas las piezas para lograr un gran teléfono, sin embargo no lo va a tener fácil. En su mismo rango de precios -e incluso menos- están ya disponibles el iPhone 12 (de 64 GB eso sí), el OnePlus 9, el Xiaomi Mi 11 o el Galaxy S21. Pesos pesados que no se lo van a poner fácil a un meritorio X60 Pro. 

También le puede interesar...