Comprarse un televisor es una tarea realmente complicada, aunque existen factores en los que fijarse para tomar una decisión. Si bien es cierto que los usuarios en España cada vez buscan más un mayor tamaño del panel, son muchos los que priorizan otra serie de características, como las tecnologías de imagen o el precio. Dos propiedades que TCL aglutina en un televisor QLED capaz de plantar cara a Samsung, dominadora en esta tecnología.

Noticias relacionadas

El C71 (649 euros) es un televisor QLED barato de TCL, uno de los fabricantes de referencia a nivel mundial, que combina un diseño minimalista y ultra delgado con tecnologías punteras, como 4K, HDR y la inteligencia artificial del sistema operativo Android. Un modelo de TV que está disponible en tres tamaños: 50, 55 y 65 pulgadas.

En OMICRONO hemos probado durante semanas el TCL C71 de 55 pulgadas, que se convierte en una interesante opción al contar con tecnología QLED a un precio más asequible que sus rivales. Además, junto al televisor hemos utilizado la barra de sonido Ray-Danz (352 euros), que cuenta con sonido envolvente, Bluetooth y que mejora la experiencia.

Diseño minimalista

Uno de los aspectos más destacados del TCL C71 es su diseño elegante y minimalista. La pantalla cuenta con unos marcos de titanio cepillado mínimos, por lo que el panel se queda totalmente a la vista. Gracias a su acabado, el televisor de la compañía se puede colocar en cualquier parte de la casa, ya que su aspecto pega con cualquier material, como una mesa de madera.

El televisor TCL C71 tiene un diseño elegante y minimalista. Nacho Castañón Omicrono

En el marco inferior se encuentra el logo de TCL y unos altavoces frontales. Otro de los puntos llamativos de este televisor son sus patas. Con un diseño fino y el mismo acabado que los marcos, cuentan con un estilo un tanto diferente: son en forma de 'V' abierta y se pueden colocar tanto en los extremos como cerca del centro de la pantalla. Una característica realmente importante ya que permite ubicar el televisor encima de cualquier mesa, aunque sea más pequeña.

Además, tiene un perfil algo interesante, con la mitad superior fina y la mitad inferior algo más gruesa; aunque tiene un motivo: es la forma de acoger los componentes y dar una mayor estabilidad al televisor. En la zona trasera hay varias características que merecen una especial atención, como un botón para activar y silenciar el micrófono; y otro de encendido del televisor.

Así es el mando del televisor C71 de TCL. Nacho Castañón Omicrono

Los conectores se encuentran en el lateral derecho y destacan por ser de fácil acceso incluso si la TV está colgada a la pared, por lo que no hay que estar moviendo el televisor cada vez que se quiere conectar algo, como un USB o una consola. Un modelo que cuenta con tres salidas HDMI 2.0, dos puertos USB 2.0, un puerto Ethernet, Wifi y conexión Bluetooth, entre otras conexiones.

Además, es compatible tanto con el asistente de Google como con Alexa y también permite enviar contenido desde el móvil como si de un Chromecast se tratara. En cuanto al mando, éste tiene un diseño tradicional, con una gran variedad de botones, como uno dedicado a Netflix, y destaca por ser muy alargado; aunque resulta cómodo de manejar.

Imagen e interfaz

El C71 de TCL es un buen televisor para ver películas o jugar a videojuegos, ya que ofrece una calidad de imagen bastante alta. En este caso, se trata de un panel QLED de 55 pulgadas con tecnología 'Quantum Dot', que entrega una imagen genuina de color cinematográfico a partir de más de mil millones de colores y tonos. Es decir, es capaz de representar los colores de manera más fiel a la realidad. 

Un videojuego de PlayStation 4 en el televisor TCL C71. Nacho Castañón Omicrono

Un televisor que dispone de una resolución 4K y que es totalmente compatible con HDR10 para detalles de imagen, brillo y colores vivos precisos; HDR10+, que se asegura que cada escena esté optimizada de forma precisa en color, contraste y detalles más finos; y HDR Dolby Vision, que extrae un alto nivel de color, contraste y brillo de pantalla

Además, también cuenta con tecnología 'Smart HD' que realiza una especie de conversión de las imágenes que no tienen un alto rango dinámico. En líneas generales, el C71 de TCL ofrece unos colores muy vivos y realistas, y unas imágenes nítidas. También destaca por ofrecer un brillo alto y un volumen de color muy bueno en prácticamente todos los rangos de vídeo.

Android TV en el televisor TCL C71. Nacho Castañón Omicrono

En cuanto a la interfaz, este televisor cuenta con Android TV, el sistema operativo de Google, que ofrece una gran experiencia de usuario y cientos de aplicaciones, tanto de contenido bajo demanda como juegos y otro tipo de apps que se pueden descargar a través de Google Play Store.

Además, y como ya hemos mencionado, también permite conectar de forma directa un móvil Android o tablet para utilizar la TV a modo de Chromecast y se puede controlar por voz mediante Alexa y el asistente de Google. Por ejemplo, se le puede pedir que ponga un vídeo determinado de YouTube o que pase a una de las fuentes HDMI.

Con barra de sonido

El TCL C71 cuenta con dos altavoces frontales y otros traseros y es compatible con Dolby Atmos. Además, utiliza una tecnología que simula un sonido envolvente. Sin embargo, en este aspecto se encuentra el principal punto a mejorar del televisor, ya que durante las películas se escucha más alto la música y los efectos, como explosiones, que la propia voz. Esto obliga a tener que estar subiendo y bajando el volumen constantemente.

Así es la barra de sonido TCL Ray-Danz. TCL Omicrono

Sin embargo, siempre se puede acudir a los ajustes para intentar que el sonido esté lo más equilibrado posible. Otra opción, que es la que hemos utilizado en esta ocasión, es usar una barra de sonido. Con el televisor hemos conectado la barra TCL Ray-Danz, que destaca por incluir 3.1 canales y por ser compatible con Dolby Atmos.

Además, también tiene conexión Bluetooth 4.2, por lo que se puede conectar fácilmente con el televisor e, incluso, con cualquier dispositivo móvil para reproducir música. Una barra de sonido que ofrece un diseño original con dos aberturas en los lados para controlar la propagación del sonido y crear un sonido más envolvente; y una parte frontal muy pronunciada con una pantalla LCD que proporciona información.

En la parte superior tiene los botones táctiles para controlar la alimentación, las entradas, la conectividad Bluetooth y el volumen (aunque viene con mando a distancia); mientras que en la trasera ofrece conexión HDMI ARC y demás puertos. Además, también incluye un subwoofer inalámbrico. Con esta barra, que se ubica en la gama media, el sonido está realmente equilibrado, y es potente e inmersivo.

¿Me lo compro?

El C71 (649 euros) de 55 pulgadas es un televisor QLED barato que compite de tú a tú con Samsung, fabricante que domina ese segmento de la industria. Con un diseño elegante y una interfaz intuitiva, el rendimiento de la imagen es bastante alto, con colores vivos y realistas, y con una nitidez que hacen que ver una película o serie ofrezca una agradable sensación.

Incluso es un buen televisor para jugar a videojuegos, ya que al contar con tecnología HDR es compatible con consolas como PlayStation 4, y es capaz de ofrecer unos mejores gráficos y una latencia de juego rápida. Por lo tanto, se trata de un televisor con una buena relación calidad-precio. Además, con una barra de sonido se soluciona el problema del audio y se consigue una experiencia totalmente inmersiva. 

Te puede interesar...