De un tiempo a esta parte nos hemos acostumbrado a ver un constante goteo de teléfonos Xiaomi aparecer casi de la nada en España. Cada mes, la firma china lanza nuevos dispositivos que amplian su catálogo pero siempre primando la relación calidad-precio de sus productos. El Xiaomi Redmi Note 9T 5G es una de sus últimas incorporaciones y la manera más accesible de acceder a la conexión de nueva generación.

Noticias relacionadas

El 2021 es el año en el que los fabricantes están apostando, de verdad, por el 5G. Tanto que probablemente sea el año en el que acabes comprándote un teléfono de estas características. Este móvil no es ni mucho menos el primero en el que el bajo precio va de la mano de la conexión a la nueva generación, pero si se ha convertido en el más barato de su portfolio para poder hacerlo.

El 5G es un reclamo y Xiaomi le da mucha importancia en este teléfono. Es la respuesta a cómo tener 5G barato. Pero en la industria del smartphone, no puedes ofrecerlo todo sin recortar aunque sea un poco. Han habido sacrificios, por supuesto, para conseguir que una tecnología tan cara quepa en un teléfono de 199 euros en Amazon, pero aún así, ¿merece la pena?

Diseño: filosofía Pocophone

Xiaomi Redmi Note 9T. Manuel Fernández Omicrono

Xiaomi marcó un antes y un después con el Pocophone F1, un teléfono que sorprendió hace años por su excelente y alocada relación calidad-precio. Por contra, uno de los apartados más mermados del dispositivo fue, sin duda, su diseño. En este caso, nos encontramos algo parecido, pero con matices.

Xiaomi lo ha vuelto a hacer. En este caso, se ha dejado de florituras y va cortita y al pie. El diseño, siendo bonito, es sencillo y básico. Atrás quedaron partes traseras acabadas en cristal o extravaganzas que dan sensación premium. Aquí tenemos algo funcional, con un acabado en plástico y con unos marcos de pantalla propios de un teléfono de gama media. 

Xiaomi Redmi Note 9T. Manuel Fernández Omicrono

¿Es esto malo? En absoluto. De hecho, lo vemos acertado. Xiaomi siempre logra rematar la construcción de sus teléfonos y aquí sigue sucediendo. Se siente bien, robusto, bien construido y duradero. Además, las partes traseras -además de por estética- solo sirven para conseguir una carga inalámbrica que aquí no existen, aportando fragilidad al teléfono y en algunas ocasiones dando más desventajas que ventajas.

Por ello, nos gusta que de vez en cuando un teléfono opte por materiales de menor calidad para rebajar su precio si, éste está orientando a un segmento de entrada. Tanto es así que se nos olvida el impulso de ponerle una funda, y además, el tacto rugoso hace que el agarre sea mucho mejor de lo esperado. ¿Su diseño es básico? Sí, pero útil, y al final es lo que cuenta.

Todo al 5G: lo bueno...

Su pantalla es grande, pero no enorme. Manuel Fernández Omicrono

Este dispositivo baila en la peligrosa línea de los 200 euros. Peligrosa porque hay que atinar muy bien para acertar y no salirse. Este precio es bajo para un teléfono de gama media, por lo que inevitablemente nos encontraremos algunos recortes. Sin embargo, como veremos a continuación, no son tantos como los que cabría esperar.

La primera ventaja de este dispositivo es la más obvia: el 5G. Este es el teléfono de la firma china con 5G más barato de su catálogo y gracias a él podremos tener la conectividad que sucederá al 4G sin invertir demasiado. Por supuesto, el 5G aún no está del todo implementado en España, por lo que es cuestión tuya valorar si esta es una ventaja para ti y cuánto esperas que te dure el teléfono.

Si quieres jugar, ver vídeos o hacer productividad, este es tu teléfono. Manuel Fernández Omicrono

Por otro lado, está la batería. 5.000 mAh que, junto a MIUI 12 como sistema operativo, hacen que este teléfono sea toda una bestia en cuanto a días de autonomía. Un usuario normal podrá superar los dos días, mientras que uno exigente no tendrá problema en superar el día y medio. Además, la carga rápida es de 18 vatios, lo cual no está nada mal.

Otro punto positivo está en los pequeños detalles. En estos rangos de precio, es habitual encontrarnos con recortes reseñables. Aquí sin embargo tenemos pantalla Full HD de 6,53 pulgadas, un lector de huellas en el lateral y un diseño que sin ser especialmente llamativo, al menos no dejará a nadie indiferente con la cámara frontal de 13 megapíxeles incrustrada en el panel. Por último, Xiaomi no se ha olvidado del NFC y más importante aún, del jack de 3.5 milímetros.

... y lo malo

¿Realmente es un teléfono equilibrado? Manuel Fernández Omicrono

Pero no todo iba a ser de color de rosa. Y es que este Redmi Note 9T no se libra de problemas, al igual que muchos de sus hermanos. El principal lastre es la presencia de MediaTek como procesador. La conectividad 5G vienen dada gracias a uno de los últimos procesadores del de Qualcomm, el Dimensity 800U. Y si bien es cierto que no es un mal procesador, sí que notamos ciertas carencias con respecto a su rival norteamericano.

Porque el rendimiento, creemos, está un poco por debajo de lo esperado. No han faltado los tirones en la apertura de las aplicaciones, algunos bajones de frames, y en general una experiencia no tan fluida como esperaríamos. No es nada dramático y más que seguramente se solucionará con actualizaciones, pero se debía mencionar.

Otro problema está en las memorias elegidas. Entendemos que por 200 euros sea difícil incluir mejores características, pero 4 y 64 GB de RAM y almacenamiento quizás se queden cortos para algunas personas. Es buen terminal para gama de entrada pero puede hacer tope pronto.

Quizás sus memorias están un poco por debajo. Manuel Fernández Omicrono

Pero el problema más grave de este dispositivo es que perpetúa una tendencia que no nos gusta demasiado, que es la de incluir sensores de cámara inútiles. Porque de las 3 cámaras que tiene este dispositivo, dos de ellas son las más clásicas en esta gama, un macro y un sensor de profundidad.

Foto hecha con el Xiaomi Redmi Note 9T. Manuel Fernández Omicrono

En la práctica, sólo es resolutivo el principal de 48 megapíxeles que no da malos resultados en buenas condiciones de luz. El selfie, por otra parte, creemos que está acorde al precio que tiene este Xiaomi Redmi Note 9T. De nuevo, en condiciones de luz idóneas, ya que cuando la luz baje nos encontraremos algunos problemas.

¿Me lo compro?

Los bordes están bien, pero no son espectaculares. Manuel Fernández Omicrono

Está claro, a simple vista, que Xiaomi ha optado por dedicar todos sus recursos a tener un teléfono 5G entre manos que, aunque esté equilibrado, se centre casi exclusivamente en esta conectividad. Así lo demuestran sus materiales de construcción o el hecho de que se haya escogido a MediaTek como empresa detrás de su procesador en vez de Qualcomm, empresa bastante más cara en este sentido.

Nuestro veredicto es que, con ciertas reservas, la jugada de Xiaomi ha salido bien. El teléfono ha conseguido ser lo suficientemente equilibrado como para no tener ningún problema palpable.

Desde luego, está el problema de siempre y es el propio catálogo de Xiaomi; en el mismo portfolio de productos de la marca nos encontramos otros dispositivos que por un poco más de dinero pueden ofrecer características mucho mejores. Sin embargo, si vuestra única preocupación es tener 5G y no preocuparos por el bolsillo, el Xiaomi Redmi Note 9T es el teléfono perfecto para entrar en el 5G sobre seguro.

También te puede interesar...