Pocophone F1. Poco F2 Pro. Poco X3. Éstos son los modelos de Poco de Xiaomi que preceden al M3. Teléfonos que no sólo son grandes terminales, sino que han reventado el mercadomóvil en España en el rango de los 300, el que más busca el consumidor patrio. Sin embargo, a la familia le faltaba algo: un gama entrada, todavía más barato.

Noticias relacionadas

Parecía complicado que Poco pudiera superarse, especialmente tras los bombazos que supusieron el F1 y el F2. Pero todo apunta a que la compañía china vuelve a dar con la tecla gracias al Poco M3 y su precio rompedor: 169 euros. En su versión más alta, además; la versión más básica cuesta todavía menos y no supera los 150 euros.

Un precio ridículo para todo lo que ofrece. Por desembolso debería ir en las estanterías de la gama baja-media. Sin embargo, lo hemos probado en profundidad y podemos decir  -sin temor a equivocarnos- que este móvil soluciona uno de los grandes problemas de los teléfonos Android de gama baja: no tiene límites pese al precio.

Reimaginar un diseño bien

Recuerda a un tripulante del Among Us. Manuel Jesús Omicrono

Cuando se habla de bajo coste, es esperable encontrarnos con dos principales problemas en estos dispositivos. Por un lado materiales de construcción de baja calidad y un diseño más bien feucho. Es lógico, es una de las últimas cuestiones que buscaría un usuario en un teléfono barato. Sin embargo, el Poco M3 rompe por completo ese concepto.

Porque Poco ha querido dotar de personalidad a un teléfono que, presumiblemente, deberá durar muchos años entre las manos de su propietario. Nada de cristal o metal; el cuerpo está hecho en plástico, y esas son buenas noticias. Ayuda a que el teléfono sea más ligero y transportable (pese a su enorme batería) y además evita que se ensucie continuamente.

El plástico, aunque no lo parezca, es un gran fuerte en este teléfono. Manuel Jesús Omicrono

El plástico, por otra parte, es de gran calidad. Poco, y por extensión Xiaomi, siempre ha tenido un buen hacer en la construcción de sus dispositivos y esta no es una excepción. Se siente bien, ligero y delgado, y cuenta con un cuerpo muy premium para el precio que tenemos entre manos. Por cierto, el plástico es rugoso, aumentando la sensación de agarre.

Comparación con un iPhone 11 de cristal. Manuel Jesús Omicrono

Si nos centramos en lo puramente estético, de nuevo nos encontramos con esta apuesta por la personalidad. Los marcos de la pantalla, usualmente olvidados en estos rangos de precio, son delgados (salvo el inferior) y optan por un diseño de notch tipo gota. La gran protagonista es la parte de plástico unida al módulo de tres cámaras, en el que tenemos el logo de Poco.

Lejos de que nos recuerde poderosamente a un tripulante del popular videojuego Among Uscreemos que este diseño es genial en todos los aspectos. No nos libramos de la protuberancia en las cámaras que inició el iPhone 11, pero al menos queda disimulada y es estética a su manera. Sin duda alguna, este Poco M3 ha apostado por un diseño disruptivo, y en los tiempos que corren es algo de agradecer.

¿Gama baja?

Pocas cosas hay en este teléfono que sean de gama baja. Manuel Jesús Omicrono

Nuestro mayor problema con los teléfonos baratos son los recortes, pero no porque no se deban hacer; al final el fabricante debe sacar beneficio. El desastre llega cuando los recortes son demasiados. En el caso del Poco M3, nos encontramos con una sorprendentemente baja cantidad de recortes, que se ven rápidamente compensados por unas geniales adiciones.

Poco y Xiaomi han querido que aquel que se lleve este teléfono, no se vea limitado en exceso. La pantalla de 6,53 pulgadas es Full HD+,y en vez de micro-USB tenemos USB-C en la parte inferior. Sí, el lector de huellas está en un lateral, pero lo tenemos y funciona perfectamente. Si bien es cierto que la pantalla, por su parte, no cuenta con altas tasas de refresco sí que tiene una buena reproducción del color y un buen brillo en exteriores.

Pantalla del Poco M3. Manuel Jesús Omicrono

El procesador es de gama media y no está firmado por MediaTek, sino por Qualcomm. Un Snapdragon 662 que será suficiente para prácticamente todas las tareas que le lancemos al teléfono, incluso juegos. 

En la parte superior del teléfono tenemos las tres cámaras, con un sensor principal 48 megapíxeles y una configuración clásica de sensores de profundidad y macro. La cámara delantera es de 8 megapíxeles y funciona con la suficiente calidad que se le exige a un dispositivo de este precio, al igual que sus hermanas traseras. ¡Incluso tenemos un jack de 3.5 milímetros e infrarrojos!

Poco M3 haciendo fotos. Manuel Jesús Omicrono

Pero la característica por la que destaca es, sin duda alguna, su monstruosa batería de 6.000 mAh, con carga rápida de 18W. La batería se ve camuflada en peso por los materiales elegidos por el teléfono y afortunadamente no hace al dispositivo especialmente engorroso de usar. A cambio, nos llevamos al bolsillo una de las mejores autonomías del mercado.

Hasta un usuario exigente tendrá una autonomía excelente de más de un día y medio. Si no le exigimos mucho al Poco M3, la autonomía se extenderá fácilmente a los dos días, incluso más. Ni que decir tiene que es todo un placer desentenderte del cargador, y dejar que el dispositivo funcione sin preocuparte de llegar al final del día.

Por tener, tiene incluso USB-C. Manuel Jesús Omicrono

A modo de curiosidad, el Poco M3 incluye un cargador con carga más rápida de la que admite el teléfono, de 22,5W. Un claro guiño a la tendencia de los fabricantes de incluir cargadores de menor potencia a la que admiten sus teléfonos... o a la de retirar el cargador directamente.

Como vemos, Poco no se ha dejado nada en el tintero y ha provisto al usuario de todas las ventajas de un teléfono de gama media por debajo de los 200 euros. De hecho, solo hemos experimentado un problema: el rendimiento. Y es que pese a llevar un procesador decente, hemos experimentado algunos problemas como tirones y lags en el sistema, MIUI 12, la última versión de sistema operativo de Xiaomi.

Sin embargo, todo apunta a que este es un problema de optimización y no tanto del procesador, especialmente hablando de Qualcomm. Más que probablemente se resolverá en futuras actualizaciones de software.

Absolutamente imbatible

Este móvil es especial. Manuel Jesús Omicrono

Es muy común que por debajo de los 200 euros nos encontremos dispositivos difíciles de recomendar en Android. Xiaomi, de hecho, es especialista en copar el rango de los 200 hacia arriba de terminales absolutamente demenciales en lo que respecta a relación calidad precio. Pero si no queremos complicarnos la cabeza, este Poco M3 es sin duda la opción a escoger.

No creemos que haya alternativas mejores (salvo si buscamos en generaciones anteriores). Nos da todo lo que necesitamos y más, y obvia las limitaciones que otros fabricantes habrían impuesto con tal de reducir costes en una industria cada vez más cara de mantener. Si buscas un móvil Android por menos de 200 euros, no lo dudes; el Poco M3 es una de las mejores compras que puedes hacer actualmente.

También te puede interesar...