Es sabido que existe una guerra abierta entre algunas potencias como China y Japón por la búsqueda del tren de alta velocidad perfecto. Esta pelea hará mucho bien a otros países como España, que podrían adoptar las innovaciones tecnológicas nacidas de esa rivalidad. Esta vuelve a escalar con la presentación en China del tren maglev o tren de levitación magnética que busca ser el más rápido del mundo.

Noticias relacionadas

Se ha presentado en Chengdu, capital de Sichuan en China un nuevo prototipo de tren maglev que espera alcanzar, como mínimo, 620 kilómetros por hora. Todo un hito que además ha demostrado su potencia en una presentación en la que se ha revelado su aspecto físico.

Para entender el por qué este se convertiría en el tren maglev más rápido, hay que recordar que por ejemplo los trenes de esta categoría modelo L0 consiguieron en 2015 una velocidad máxima de 603 kilómetros, en la ruta Yamanashi.

El tren maglev más rápido

Tren maglev chino. Xinhuanet Omicrono

La clave de este tren maglev reside en su sistema de levitación magnética, el cual es usado en esta clase de trenes. Este usa un superconductor de alta temperatura, que además de darle esta mayor velocidad consigue que la eficiencia energética sea mayor. Los maglev tradicionales usan un superconductor que, al contrario que este, es de baja temperatura.

Estos trenes maglev o trenes de levitación magnética usan un gran número de imanes para la sustentación y propulsión mediante levitación magnética. Estos trenes suelen ser más rápìdos y suaves que los convencionales, aunque a altas velocidades pueden suponer un auténtico problema a nivel de ruido.

El sistema ha sido desarrollado por la Universidad Southwest Jiaotong en colaboración con la CRRC Corporation Limited y la China Railway Group Limited. La clave es que este tren, a diferencia del resto que usan el sistema de baja temperatura, puede levitar de forma directa, consiguiendo acelerar consumiendo menos energía por el camino.

Para que un tren maglev que usa un sistema de baja temperatura pueda levitar, primero tiene que acelerar, lo que conlleva un consumo de energía inicial superior. No es hasta que el sistema esté preparado que el tren levita y consigue esas velocidades de infarto ya mencionadas.

No está preparado

Sin embargo, tal y como podemos leer en el South China Morning Posteste tren no es más que un prototipo. Los ingenieros han advertido de que aún no puede transportar pasajeros; se precisa la construcción de numerosas (y carísimas) líneas de tren que puedan ser compatibles con este prototipo. Por supuesto, se debe velar por la seguridad de los pasajeros, por lo que preparar la infraestructura de este tren puede tardar meses y costar un auténtico dineral.

Se han invertido hasta nueve millones de euros para confeccionar el tren y aún se tiene que probar la tecnología de superconductor de alta temperatura, por lo que es probable que no veamos a este tren actuar hasta dentro de varios años. Por otra parte, ya ha podido levitar sobre las vías, lo que sin duda ha sido un espectáculo.

También te puede interesar...