Los coches autónomos aún están lejos de las carreteras de España. Las regulaciones europeas son más duras que las estadounidenses para garantizar la seguridad vial, pero eso también supone que en los EE. UU. ya hay coches autónomos en las calles, al menos en pruebas.

Noticias relacionadas

Y luego está Tesla. El fabricante de coches eléctricos es el que más cerca está de ofrecer un sistema autónomo al público general; la versión 'beta' ya está disponible para algunos usuarios, y ya parece inevitable que en el 2021 se produzca el lanzamiento definitivo.

No será un lanzamiento sin polémica. Tesla se diferencia del resto de la industria al optar por una solución más barata en términos de hardware, basada casi exclusivamente en el potencial de la Inteligencia Artificial y usando las mismas cámaras que sus coches ya tienen instaladas.

Autopilot de Tesla

Sólo con las imágenes obtenidas con estas cámaras, el sistema desarrollado por Tesla es capaz de detectar señales de tráfico, otros coches, peatones, y los carriles que forman la vía por la que circulamos.

Hasta ahora, Tesla sólo ha compartido imágenes como esta de su Autopilot

Ya usa esa información para la funcionalidad de Autopilot de Tesla, una ayuda a la conducción que es confundida a menudo con un sistema de conducción automática. Y ahora, podemos comprender un poco mejor cómo funciona.

El hacker @greentheonly en Twitter ha conseguido obtener datos y visualizaciones del Autopilot de Tesla que hasta ahora estaban ocultas para el usuario medio. Usando el modo para desarrolladores del sistema operativo de los Tesla, ha conseguido activar el llamado "modo de visión aumentada".

Visión aumentada

Este modo no puede ser seleccionado normalmente por el usuario, ya que está pensado sólo para desarrolladores que necesiten acceso fácil a esta información. Usa la pantalla del Tesla para mostrar toda la información relacionada con los sensores y las cámaras del coche, y los superpone sobre el vídeo grabado con estas últimas.

Por lo tanto, el efecto es muy parecido al de realidad aumentada, con información y elementos flotantes sobre la imagen real que representan lo que el Tesla 'está viendo' en los vídeos grabados por las cámaras.

Por ejemplo, podemos ver cómo el sistema es capaz de reconocer otros coches, colocando un rectángulo sobre ellos; el sistema sabe que debe evitar el choque contra estos vehículos, y toma decisiones sobre el control de velocidad de manera adecuada.

El sistema también traza líneas sobre las diferentes partes de la vía, marcando en morado los límites de la carretera y en verde los límites del carril en el que el coche está circulando.

De esta manera, es capaz de saber si se acerca una curva y en qué ángulo debe tomarla. Gracias a los vídeos grabados, podemos ver cómo el sistema reacciona en tiempo real; por ejemplo, cuando cambia de carril o gira por otra calle. También es capaz de detectar las líneas de Stop, además de las señales de tráfico.

Es muy interesante ver cómo el sistema inteligente es capaz de cambiar de opinión en tiempo real, mientras ocurre la conducción.