El Tesla Model 3, el coche eléctrico más vendido en España, ya es autónomo junto con el resto de la gama del fabricante estadounidense; o al menos, ya cuenta con un cierto grado de autonomía, que no es lo mismo.

Noticias relacionadas

Hay mucha polémica sobre si el sistema autónomo de Tesla, basado principalmente en las cámaras del vehículo, es realmente "100% autónomo" como promete Elon Musk; lo que es seguro es que ya hay coches de esa marca circulando por si solos en las carreteras.

La semana pasada la "beta" del sistema de conducción autónoma de Tesla fue lanzada para "una pequeña cantidad de usuarios"; pero suficientes como para que sitios como Youtube se hayan llenado de vídeos demostrativos de la tecnología.

Tesla autónomo

Este pasado finde hemos visto los primeros viajes de pruebas realizados con la nueva funcionalidad; y ya hay de todo. Tanto trayectos muy tranquilos como momentos muy peligrosos; a estas alturas las razones por las que Elon Musk no fue más entusiasta en el lanzamiento de la "beta" son evidentes.

Por una parte tenemos casos como el trayecto que comentamos el pasado sábado, un vídeo en el que se mostró cómo un Tesla ya es capaz de tomar el control durante todo un trayecto normal. Por la otra, tenemos el caso de hoy, un vídeo que da algo de miedo pero que también emociona por las posibilidades.

Un pequeño "susto" en un Tesla autónomo Brandom M | Youtube Omicrono

Lo interesante del vídeo publicado por Brandon M en Youtube es que ha sido grabado en dos perspectivas: tanto dentro del coche como fuera. Para lo segundo, curiosamente han usado otro aparato autónomo: un dron de la marca Skydio capaz de seguir objetos de manera automática y teniendo en cuenta el entorno.

Un par de sustos

La perspectiva que da el dron es muy interesante porque nos permite ver mejor los movimientos del coche, especialmente relativos a la vía y al resto de vehículos. Y lo que muestra es que el Tesla se mete en un par de problemas y da un par de sustos a los ocupantes.

Por ejemplo, en una intersección hay un momento en el que el Tesla se dirige de frente hacia un coche aparcado y el conductor tiene que frenar mientras suelta una exclamación; en la cámara exterior podemos ver que no estaban tan cerca, pero aún así es un error que un conductor normal no cometería.

El conductor define el momento como "un buen ejemplo de porqué esto todavía está en beta" y de porqué siempre hay que mantener el control del coche con las manos en el volante.

El sistema también parece tener serias dificultades con los coches aparcados en paralelo; en un par de ocasiones frena como si el coche aparcado estuviese en su carril. El momento más extraño es cuando el Tesla pasa al lado de una camioneta y frena en seco por si solo, aunque la distancia parece segura.

A su favor, hay que decir que el coche es capaz de interpretar muchas calles "raras", parecidas a las que podríamos tener en calles europeas (esta funcionalidad sólo está disponible en los EEUU por ahora).