Aunque en España la conducción autónoma esté muy lejos por las regulaciones europeas, en Estados Unidos una legislación más laxa está llevando a muchos fabricantes a experimentar en carreteras públicas antes de que sus sistemas estén terminados.

Noticias relacionadas

De todas esas marcas, Tesla es la que más ahínco está demostrando en ser la primera en ofrecer una verdadera conducción autónoma; sin embargo, también es la única que va en contra del resto de la industria en lo que respecta a la definición de "conducción autónoma".

No es ningún secreto que Elon Musk lleva años prometiendo coches autónomos; y la última fecha límite de finales de 2020 se acerca peligrosamente. Tal vez eso es lo que ha motivado el último anuncio que el magnate ha hecho en Twitter.

¿Tesla autónomos?

Anoche, Elon Musk anunció en un escueto mensaje de Twitter que se iba a producir el lanzamiento de la conducción autónoma completa para Tesla, con una nueva actualización del sistema; sin embargo, este lanzamiento inicial tiene mucha letra pequeña.

El Tesla Model Y es el último modelo lanzado por esta compañía que cuenta con el 'Autopilot'.

Para empezar, sólo una pequeña cantidad de compradores en los Estados Unidos tendrá acceso a esta actualización; estos conductores han sido seleccionados específicamente por la compañía para ser los primeros en probar la nueva tecnología por haber demostrado ser "conductores expertos y cuidadosos".

No está claro exactamente de cuánta gente está hablando, y de cuál es su relación con la compañía; pero como mínimo, eso significa que los primeros coches autónomos de Tesla ya pueden circular.

En estado beta

Sin embargo, eso no significa que vayamos a ver coches sin conductor en las calles; al menos, no sin saltarse las reglas de Tesla. El nuevo sistema está en estado "beta", y por lo tanto no está listo para el uso común.

Cuando los conductores seleccionados por la compañía activen el sistema autónomo en sus coches, de la misma manera que activan el Autopilot (piloto automático), tendrán que mantener las manos en el volante y prestar atención en todo momento; si es necesario, tendrán que ser capaces de tomar el control del coche al instante.

El Autopilot ya es capaz de reconocer objetos como conos de tráfico Dirty Tesla YouTube

Esas son limitaciones parecidas a las que ya tiene el Autopilot; y eso no ha evitado que haya gente que salte en marcha de su Tesla, o que se duerma al volante a altas velocidades. Es de imaginar que Tesla habrá seleccionado a los primeros conductores para evitar este tipo de titulares, pero eso nos lleva al verdadero problema: no está listo para la conducción real.

Lento y cuidadoso

No lo digo yo, lo dice el propio Elon Musk, que ha calificado al sistema de "lento y cuidadoso"; aunque ha aclarado que es así "como debe ser", es evidente que la promesa de un sistema completamente autónomo está aún un poco lejos de hacerse realidad.

Y eso no debería ser una crítica. Sólo con lanzar una beta, Tesla ya está varios años por delante de la mayoría de fabricantes del sector; pero ha conseguido llegar tan rápido gracias a algunas decisiones discutibles.

Tesla es una de las pocas marcas que depende exclusivamente de cámaras para su sistema autónomo; gracias al uso de aprendizaje automático y redes neuronales, afirma que es capaz de detectar coches, peatones y otros objetos y tomar decisiones instantáneas.

El Autopilot de Tesla se basa en las cámaras del coche

Pero la mayoría de fabricantes está experimentando con sistemas LiDAR, que usan radares para obtener datos en 3D de los alrededores del coche, sobre el papel más fiables; aunque esa es la razón por la que aún no están en coches de producción, ya que es necesaria la instalación de componentes adicionales. Un sacrificio que podría ser necesario en aras de la seguridad.

Eso es lo que puede hacer que en España no veamos el sistema de conducción autónoma de Tesla. En Europa, sólo están permitidos los coches con un nivel 2 de autonomía o inferior; pero se espera que países como Alemania dentro de poco admitan el nivel 3.

Los niveles de autonomía definen hasta qué punto el coche toma el control de la situación; el nivel 5 es la verdadera autonomía completa, lo que en teoría estaría promocionando Tesla. Sin embargo, Tesla no acepta el uso de los "niveles" como sus rivales, simplemente promocionando conducción autónoma; algo que ya le ha metido en problemas: el pasado julio la justicia alemana declaró que el Autopilot era "engañoso".