Tras unos pocos imprevistos en los primeros compases de la misión Demo-2, la NASA y SpaceX lo han conseguido: la cápsula Crew Dragon se ha acoplado a la Estación Espacial Internacional. Una de las fases más críticas de la misión ha tenido éxito, después de que las dos firmas lanzaran el pasado día 30 la cápsula con éxito.

Noticias relacionadas

El acoplamiento ha tenido lugar sin contratiempos, alrededor de las 16:30 de la tarde hora española. A bordo están Bob Behnken y Doug Hurley, que han logrado realizar la operación con éxito pocos minutos antes de lo esperado.

Esta es solo una fase más de la misión, ya que como veremos a continuación tiene aún camino que recorrer. No obstante, el objetivo del ambicioso plan de SpaceX y de la NASA ha sido fructífero, que es llevar por primera vez astronautas a la ISS mediante una empresa privada.

La Crew Dragon lo consigue

Al conseguir acoplarse la Crew Dragon se consigue el objetivo de probar la combinación de la nave Crew Dragon junto al cohete Falcon 9 para vuelos tripulados. La idea es conseguir que la Crew Dragon pueda usarse en vuelos espaciales posteriores a la ISS, esta vez con tripulación científica de relevo que se pueda quedar un tiempo en órbita.

Después del acoplamiento los astronautas podrán establecer contacto con la ISS y tal y como explica la propia SpaceX la vuelta tarde entre 2 y 3 meses, contando con la permanencia de la Crew Dragon en la ISS. En este caso, la Crew Dragon se desacoplará de forma autónoma de la Estación y empezará el regreso.

Crew Dragon en imagen completa SpaceX / NASA Omicrono

Se realizarán maniobras para ajustar la zona de aterrizaje, la cápsula se deshará de otra fase de la nave para ahorrar peso en la reentrada y, una vez en la atmósfera, se desplegarán los paracaídas. Caerá a 8 metros por segundo, y no será hasta que consiga llegar que la misión finalizará.

Después de este paso de gigante, la NASA espera contar con la Crew Dragon completamente operativa en septiembre de este mismo año, preparada para un segundo salto. La misión se llamará Crew-1 y engrosará la siguiente parrilla de lanzamientos. La tripulación de reserva de la Demo-2 será la encargada de transportar en la misma Crew Dragon a otros 2 astronautas; el japonés Soichi Noguchi y la estadounidense Shannon Walker.

Momentos previos al acople. SpaceX / Nasa Omicrono

Esta misión tiene un alto calado no solo para SpaceX sino para la NASA, ya que además del lanzamiento se establecen una serie de protocolos y tecnologías nunca antes estrenadas que podrían sentar las bases de los siguientes lanzamientos conjuntos entre las 2 firmas.