Y el gran día llegó. Este sábado 30 a las 21:22 horas de España es el nuevo momento elegido por la NASA para que SpaceX haga historia. Tras tener que abordar el primer intento, hoy llega la verdadera prueba de fuego de la compañía aeroespacial de Elon Musk: llevar astronautas a la Estación Espacial Internacional. Cómo seguir en directo el lanzamiento de SpaceX y la NASA.

Noticias relacionadas

Además de ser la primera gran empresa de SpaceX, la Demo-2, como así se llama la misión, tiene algunas particularidades muy interesantes que marcan un punto de inflexión en los viajes espaciales. Y en especial para los estadounidenses que podrán comprobar cómo vuelven a despegar naves tripuladas desde su país sin necesidad de recurrir al equipamiento del programa espacial ruso Soyuz.

Todo esto y mucho más para un viaje cargado de simbolismo en mitad de una pandemia sanitaria global que no retrasa los planes de la NASA. A diferencia de los lanzamientos pasados, y debido al coronavirus, la afluencia de público está restringida y tan solo algunos medios de comunicación seleccionados estarán allí para dar cobertura. Aunque lo podremos ver en directo desde nuestras casas.

Lancemos América

Lancemos América (Launch America). Con ese eslogan, convertido en hashtag para redes sociales, el programa espacial de Estados Unidos publicita el que algunos ya denominan el viaje de la década. Y es que la primera vez que el país norteamericano recurre a una compañía privada para realizar sus misiones espaciales no puede pasar desapercibida.

Astronautas encargados de la misión Demo-2 NASA Omicrono

Hasta ahora, era la propia NASA la que desarrollaba las naves tripuladas y las ponía en órbita. Pero con SpaceX todo cambió. Elon Musk ganó la batalla por la carrera espacial a Boeing, otra de las gigantes del sector aeronáutico y aeroespacial, que no pasa por su mejor momento. La crisis de los 737 Max golpeó muy fuerte a la compañía de Seattle y vio cómo se desvanecían todos sus planes espaciales a corto plazo con el fallo en su cápsula Starliner a finales del 2019. Aunque la NASA espera poder contar con la nave de Boeing a lo largo de 2021 para continuar con el contrato firmado.

El cohete Falcon 9 de SpaceX, como el encargado de impulsar a la cápsula Crew Dragon hasta la Estación Espacial Internacional, tampoco ha estado exento de fallos recientemente. El último de ellos hace tan solo unas semanas cuando falló en la maniobra de aterrizaje por primera vez en los últimos 4 años. Con la lección aprendida en la casa SpaceX, los planes de la NASA no se movieron un ápice.

El eslogan también apunta a la que promete ser la segunda edad de oro de la industria espacial estadounidense. Después de años en una calma tensa dependiendo de Rusia, la Demo-2 es el pistoletazo de salida a una nueva era con actores privados importantes. La propia Boeing y SpaceX como punta de lanza, pero sin perder de vista a otras como Blue Origin, propiedad de CEO y fundador de Amazon Jeff Bezos. Todas ellas con jugosos contratos en vigor con la NASA y unos objetivos tan dispares como regresar a la Luna o poner un pie en Marte.

Crew Dragon SpaceX Omicrono

El programa que engloba todas estas iniciativas de transporte se denomina Comercial Crew Program (Programa de Tripulación Comercial, en español) y está financiado directamente por el gobierno de Estados Unidos y administrado a través de la NASA. El objetivo es incentivar a empresas privadas a la creación de vehículos espaciales a los que la Agencia Espacial estadounidense pueda acudir para continuar con sus planes.

Viaje de ida y vuelta

El principal objetivo de la misión Demo-2 es la de probar la combinación de la nave Crew Dragon junto al cohete Falcon 9 para vuelos tripulados y con la mirada puesta en vuelos espaciales posteriores. Si todo sale bien y el resultado es satisfactorio, la NASA empleará esta cápsula para futuros viajes a la Estación Espacial Internacional, esta vez con tripulación científica de relevo que se quede durante un tiempo en órbita.

Crew Dragon aproximándose a la Estación Espacial Internacional en uno de los ensayos SpaceX Omicrono

Cuando la Crew Dragon esté de vuelta en la Tierra, los ingenieros la someterán a un exhaustivo estudio para determinar las condiciones de la cápsula tras el viaje. Este visto bueno de los técnicos es la segunda prueba que tiene que superar SpaceX para consolidarse como la primera empresa privada en proveer de servicios de transporte a la NASA.

SpaceX ha subido a su página web un croquis informativo de la misión Demo-2. En él podemos observar la línea de tiempo del despegue pormenorizada prácticamente segundo a segundo. Después del primer impulso proporcionado por el cohete Falcon 9, la Crew Dragon pasará a la fase de órbita en la que irá ajustando sus parámetros para comenzar con la aproximación a la Estación Espacial Internacional. Tras las maniobras oportunas la Crew Dragon se acoplará a la EEI y podrán acceder a su interior.

Esquema de la operación Demo-2 SpaceX Omcrono

Para la vuelta y según informa SpaceX en su página web, la Crew Dragon se desacoplará de forma autónoma del a Estación Espacial y dará comienzo al regreso. Tras unas maniobras para ajustar la zona de aterrizaje, la cápsula se deshará de otra fase de la nave para ahorrar peso en la reentrada y, una vez en la atmósfera desplegará los paracaídas y aterrizará a unos 25 pies por segundo (casi 8 metros por segundo). Se espera que el total de la misión de ida, permanencia en la Estación Espacial y vuelta dure entre 2 y 3 meses.

Al mando del primer lanzamiento tripulado de SpaceX estarán los astronautas estadounidenses Bob Behnken y Doug Hurley. Los dos acumulan una dilatada experiencia trabajando para la NASA y la misión Demo-2 supone el tercer viaje espacial para ambos. Behnken ostentará el cargo de piloto y Hurley el de comandante de la aeronave. Como cualquier misión, la Agencia cuenta también con tripulación de reserva. En este caso compuesta por los astronautas Michael Hopkins, que tomaría el cargo de comandante, y Victor Glover, que haría lo propio con el puesto de piloto. Para el primero supondría el segundo vuelo espacial mientras que para Glover sería la primera vez.

Astronautas de la Crew Dragon en la misión Demo-2 SpaceX Omicrono

Si todo va según lo planeado, la NASA espera contar con la Crew Dragon plenamente operativa en septiembre de este mismo año y preparada para un segundo salto. La misión Crew-1 es la siguiente en la parrilla de lanzamientos y en ella la tripulación de reserva de la Demo-2 será la encargada de transportar en la misma Crew Dragon a otros dos astronautas. El japonés Soichi Noguchi y la estadounidense Shannon Walker. Completando así el primer viaje de 4 personas en esa nave.

El momento de la verdad

La Crew Dragon se compone de dos fases. La primera de ellas, denominada tunk, es la que hace de 'maletero' transportando carga no presurizada ahorrando espacio en la nave principal. Con un volumen de 37 metros cúbicos, está recubierta paneles solares que proporcionan energía al conjunto durante el viaje y la estancia en la Estación Espacial Internacional. Esta fase se desprende de la cápsula donde se encuentran los astronautas justo antes de entrar a la atmósfera para ahorrar peso en el descenso.

Tunk, el maletero de la Crew Dragon SpaceX Omicrono

Y por ultimo tenemos a una de las joyas de la corona de SpaceX. La cápsula Dragon, también conocida como la sección presurizada, permite albergar hasta 7 ocupantes en su interior más un espacio dedicado a carga que necesite estar presurizada. Esta sección está equipada con 8 cohetes SuperDraco y 16 Draco.

Cápsula Crew Dragon con el tunk y la zona presurizada SpaceX Omicrono

Además, cuenta con algunos sistema de seguridad muy interesantes. El primero de ellos es el denominado launch abort system (sistema de lanzamiento frustrado) que emplea la potencia de los cohetes SuperDraco si durante el despegue se detecta alguna anomalía salvaguardando a la tripulación. Está diseñado para separar tanto la cápsula presurizada como el tunk del cohete Falcon 9.

En cuanto al sistema de control de maniobras, se emplean los 16 cohetes Draco capaces de generar 90 libras de fuerza cada uno (unos 400 Newtons). Están especialmente diseñados para orientar a la nave durante la misión, realizar ajustes de órbita y el control de actitud (el cabeceo y alabeo de la nave).

Sigue la Demo-2 online

Aunque exista un cupo muy limitado de medios de comunicación acreditados, la NASA emitirá en directo a través de su canal de YouTube todo el proceso del lanzamiento desde la llegada de los astronautas a la nave en un coche de Tesla, compañía automovilística presidida por Elon Musk.

El lanzamiento está programado, y si la climatología no lo impide, para las 21:22 horas en España (horario peninsular) desde el Centro Espacial John F. Kennedy, situado en el estado de Florida. El mismo que sirvió de base en las misiones Apollo.