La meteorología es una de las ciencias más importantes del mundo. El transporte marítimo y el aéreo dependen en gran medida de las previsiones que los equipos de científicos actualizan actualizan durante las 24 horas al día los 7 días de la semana. Si para que un avión despegue y un barco salga de puerto se necesitan unas condiciones climáticas más o menos estables, en el lanzamiento de un cohete como el Falcon 9 rumbo a la Estación Espacial Internacional los límites son todavía mayores.

Noticias relacionadas

Por esto nos quedamos sin ver el miércoles cómo la Crew Dragon junto el Falcon 9 despegaban del Centro Espacial Jonh F. Kenny, a tan solo 15 minutos de la cuenta atrás. Tanto la NASA como SpaceX han apostado por el día de hoy sábado a las 21:22 horas española peninsular para volver a intentarlo, sin embargo las previsiones meteorológicas que permitan el lanzamiento siguen sin estar muy claras. Pero, ¿qué hace que un cohete se quede en tierra?

¿Qué puede dejar en tierra al Falcon 9?

Como todo lo relativo a aeronáutica y al espacio, las listas de comprobaciones y los requisitos mínimos para el vuelo están estipulados en tablas y comprobados. Si cualquier equipamiento esencial de la nave no funciona correctamente el comandante anuncia el no go y se cancela el despegue.

Crew Dragon SpaceX Omicrono

Exactamente lo mismo ocurre si nos ceñimos a los criterios meteorológicos. En aviación se disponen unos mínimos de visibilidad y de viento para que un avión pueda operar, al igual que se reduce el número de operaciones por hora si hay algún tipo de tormenta en las inmediaciones o fuertes precipitaciones.

El cohete Falcon 9 tiene unos criterios meteorológicos muy controlados y que publica la propia NASA en su página web. La misión tendría que abortar el despegue si se cumple alguna de estas condiciones:

  • Si el viento sostenido en el nivel de los 162 pies de la plataforma de lanzamiento excede los 30 nudos. 
  • Si las condiciones del nivel superior tienen componente de cizalladura (wind shear, en inglés) que podrían provocar problemas en el control del lanzamiento.
  • Si cae un rayo 30 minutos antes del despegue dentro de un radio de 10 millas náuticas de la plataforma de lanzamiento o la ruta de vuelo.
  • Si dentro de un radio de 10 millas náuticas hay una nube tipo yunque de tormenta eléctrica adjunta, a menos que se puedan cumplir con los criterios de distancia asociados con la temperatura y el tiempo.
  • No lanzar si hay una nube tipo yunque de tormenta eléctrica separada.
  • Si dentro de las 3 millas náuticas se encuentra una nube de escombros con tormenta eléctrica, a menos que se puedan cumplir los criterios de distancia específicos asociados con el tiempo.
  • Si dentro de un rango de 5 millas náuticas hay nubes con temperaturas que se extienden a temperaturas de congelación y provocan precipitaciones moderadas o más que moderadas.

La meteorología no ayudó al lanzamiento histórico de SpaceX

  • Prohibido el despegue si dentro de los últimos 15 minutos las lecturas de los instrumentos dentro de un rango de 5 millas náuticas de la plataforma de lanzamiento exceden los +/- 1,500 voltios por metro, o +/- 1.000 voltios por metro si se pueden cumplir los criterios específicos.
  • Si existe una capa de nubes de más de 4.500 pies de espesor que se extiende hasta temperaturas de congelación, a menos que se puedan cumplir otros criterios específicos.
  • Si dentro de un rango de 10 millas náuticas hay presencia de cúmulos cuya parte superior se extienden a temperaturas de congelación, a menos que se puedan cumplir criterios específicos de distancia asociados a la altura.
  • Si dentro de un rango de 10 millas náuticas se encuentra un frente tormentoso que produce rayos dentro de los 30 minutos posteriores a la observación del último rayo.
  • Si hay que atravesar cúmulos formados como resultado o directamente unidos a una columna de humo, a menos que se puedan cumplir los criterios asociados al tiempo.

¿Nuevo aplazamiento?

El equipo técnico estipuló como alternativa el lanzamiento del Falcon 9 con la Crew Dragon para hoy sábado a las 21:22 horas, al igual que el pasado miércoles. Y, también como ocurrió en el anterior intento, las condiciones meteorológicas que se esperan para ese momento no son las más halagüeñas para el lanzamiento de un cohete al espacio.

Si finalmente se cancela el despegue de hoy, la NASA y SpaceX han fijado otro intento mañana domingo 30 de mayo a las 21:00 hora española peninsular.