Elon Musk dice muchas cosas a lo largo de cualquier día, y a veces puede ser difícil discernir cuándo está hablando en serio y cuándo no, algo que él mismo ha admitido.

Noticias relacionadas

Por ejemplo, Este fin de semana Elon Musk ha aparecido en el programa de Jay Leno para recordar a todo el mundo que piensa cumplir lo que prometió, añadiendo cohetes al nuevo Tesla Roadster.

Por supuesto, Leno mostró sus dudas en la cara, pero Musk fue rápido en prometerle que, "en este caso", no estaba bromeando.

El nuevo Tesla Roadster, con cohetes

Ya sabemos que el nuevo Tesla Roadster probablemente será el coche eléctrico más rápido del mundo, aplicando la tecnología de los modelos más grandes a un chasis más pequeño y ligero; pero es que además podremos usar tecnología espacial para romper todos los récords.

El Roadster contará con un paquete opcional que podremos elegir al comprar el coche, llamada 'paquete SpaceX'; no es sólo una referencia a la otra empresa fundada por Musk, sino que literalmente usa tecnología desarrollada para la exploración espacial.

Musk ha confirmado la opción más loca para el Tesla Roadster

En concreto, se instalarán cohetes de gas comprimido, mantenido a bajas temperaturas para conseguir una aceleración explosiva cuando lo activemos; debido a sus propias características, no es algo que querremos usar para ir a comprar el pan.

De hecho, la aceleración adicional de los cohetes no siempre estará disponible, y ni siquiera será visible inicialmente. El cohete principal estará oculto tras la matrícula trasera, y cuando lo activemos esta se moverá y el cohete saldrá.

Estilo James Bond

Si has pensado en cierto agente británico, no es casualidad; Musk ha confesado que el efecto será como el de los coches de James Bond, que ocultan todo tipo de gadgets y cachibaches en la carrocería. Incluyendo, por supuesto, cohetes para acelerar más.

No sabemos hasta qué punto eso ayudará en la aceleración, la potencia necesaria que tendrán que tener, ni la seguridad de tener cilindros de gas comprimido en el coche. De hecho, ni siquiera sabemos si el sistema sería legal en todo el mundo, aunque sea por el detalle de mover la matrícula para sacar el cohete.

Necesitaremos paciencia, ya que el Roadster ha sido retrasado, al menos hasta que empiece la producción del Tesla Cybertruck que por cierto; Musk dejó caer que probablemente no veremos el pequeño deportivo en las calles hasta el 2022. Lo cual tal vez es lo más sabio, teniendo en cuenta que son dos proyectos muy alocados en los que Tesla se juega mucho si algo va mal.