El Tesla Model S ahora es capaz de acelerar de 0 a 60 millas por hora en sólo 2,3 segundos de manera oficial; un pequeño cambio que supone adelantar a algunos de los nombres más reconocibles de la industria.

Noticias relacionadas

De hecho, muchos usuarios de los modelos más potentes de Tesla (los Performance) ya llevan años probando que es posible batir la cifra oficial de 2,5 segundos en el 0-60 MPH (el equivalente a 0-100 km/h que usamos en Europa). Hay quien incluso ha conseguido parar el crono en los 2,28 segundos.

El problema cuando hablamos de aceleración es que es una cifra que depende de muchos factores ajenos al coche. Desde las condiciones meteorológicas a los neumáticos escogidos, o incluso la propia destreza del conductor, todas esas variables no se pueden copiar exactamente. Es por eso que Tesla, y todos los fabricantes, suelen homologar cifras algo superiores a lo que es posible con sus coches.

El Model S es ahora más rápido

Ahora Tesla ha decidido actualizar la cifra de aceleración, quedándose en 2,3 segundos; puede no parecer una gran diferencia, pero eso supone que, al menos oficialmente, el Model S es más rápido saliendo parado que muchos superdeportivos.

Esta actualización supone que el Model S ya es más rápido que modelos como el Lamborguini Aventador SVJ, el Porsche 911 GT2 RS, o el Ferrari LaFerrari; todos estos son superdeportivos que cuestan un ojo de la cara, pero que al menos en este aspecto, no pueden vencer a un "simple" coche eléctrico mucho más barato.

Tesla Model S

Por supuesto, todo esto es gracias a las propias características de un motor eléctrico, que permite aportar todo el par motor y toda la potencia de manera instantánea; a diferencia de un motor de combustión, que sólo aporta las mejores cifras en un rango determinado de revoluciones. Este aporte de potencia inmediato a las ruedas compensa las deficiencias del Tesla, como su mayor peso y altura.

Estas cifras deberían hacer temer a los más grandes; con semejante tecnología en un formato deportivo, es muy posible que el nuevo Tesla Roadster se convierta en el coche más rápido del mundo.

Cómo han mejorado los Tesla

Lo que no está tan claro es porqué Tesla ha actualizado las cifras. Puede que sea fruto de la última actualización de software, que añade el "modo leopardo": el coche es capaz de bajar la suspensión delantera para conseguir una mejor tracción en la salida. No debería ser una gran diferencia, pero sí la suficiente como para arañar algunas décimas.

Tesla Model S con la suspensión delantera más baja DragTimes Omicrono

Otra posibilidad es que los últimos Model S fabricados tengan pequeñas mejoras de hardware, no las suficientes como para justificar un modelo nuevo pero sí notables. Por último, puede que no haya cambios reales, y que simplemente Tesla haya hecho nuevas pruebas de aceleración y estas hayan dado mejores resultados por las razones que hemos comentado antes.

Sea como sea, el Model S es oficialmente más rápido.