El fabricante chino Xpeng Motors ha anunciado el lanzamiento este mes del P7, lo que llama un "vehículo inteligente" que será capaz de alcanzar el nivel 3 de autonomía, por lo que será capaz de tomar el control en muchas situaciones.

Noticias relacionadas

Ah, y parece una copia de los Tesla, una especie de mezcla entre el Model S y el Model 3; tal vez suena demasiado duro y crítico con Xpeng, pero la verdad es que no es algo que nos moleste. Lejos de eso, creemos que ya iba siendo hora de que saliese un coche así.

El Xpeng P7 es una berlina, algo bastante raro en un mercado dominado por SUVs, con un diseño claramente inspirado en el de los Tesla, pero con detalles propios como unos faros delanteros separados en dos grupos (como los Citröen). No podemos decir que sea feo, aunque es todo cuestión de gustos.

Algo más que un clon chino de Tesla

Lo interesante no es que haya un clon chino de Tesla; es que sobre el papel no tiene mucho que envidiarle. Por ejemplo, aunque no sabemos las baterías que tiene, el P7 podría enfrentarse de tú a tú contra el Model 3 en un viaje.

Según Xpeng, el gobierno chino midió la autonomía del P7 en 706 kilómetros, aunque en ciclo NEDC; en cambio, el Model 3 con mayor autonomía midió 675 kilómetros en el mismo ciclo en su día, aunque fue una prueba antigua. Con que ambas cifras se acerquen un poco, el P7 ya debería ser muy atractivo para mucha gente.

El interior del Xpeng P7 es moderno, con una gigantesca pantalla Xpeng Omicrono

Pero la verdadera baza de Xpeng no es esa, sino que pretende ser el primer coche accesible que es realmente inteligente. Para ello, el P7 se basa en la plataforma Drive AGX Xavier de Nvidia para gestionar y conducir el coche de manera semi-autónoma.

A lo largo de toda su carrocería, el P7 cuenta con 12 sensores ultrasónicos, cinco radares de alta precisión y 13 cámaras exteriores y una interior; el sistema de Nvidia es capaz de analizar todos los datos provenientes de estos dispositivos y tomar decisiones independientes.

El P7 sería un coche autónomo de nivel 3, por lo que sería capaz de realizar acciones como cambiar de carril y adelantar sin que tengamos que hacer nada; sin embargo, en todo momento necesita la atención del conductor, para que podamos tomar el control en caso de que tome la decisión equivocada.

Autonomía de nivel 3

Xpeng afirma que este modo nos permitirá dejar que el coche conduzca solo en entornos controlados como autopistas, de manera similar al Autopilot de Tesla. Además, también podrá conducir en algunas carreteras urbanas y en aparcamientos. En estas situaciones, las redundancias en los datos serán vitales para no cometer un error, y de ahí la cantidad de sensores y cámaras integrados.

El sistema AGX Xavier de Nvidia Drive controla el coche Nvidia Omicrono

No sabemos cómo se comparará con el Autopilot de Tesla y con otras soluciones similares, pero eso casi que no importa; porque lo importante es que Xpeng ofrecerá todo esto por un precio rompedor. El modelo básico del P7 estará disponible por 240.000 yuan, apenas algo más de 31.200 €, y a base de opciones el precio puede terminar en los 370.000 yuan (48.000 €).

Un coche eléctrico, con esa autonomía y esa tecnología por ese precio, es para temerlo; el Model 3 más barato que se vende en China cuesta casi 300.000 yuan (39.000 €), así que el P7 será una dura competencia.