El próximo 27 de mayo será histórico para la exploración espacial. Será cuando se produzca el primer lanzamiento con astronautas de la cápsula Crew Dragon de SpaceX, y la primera vez que una empresa privada realiza una misión semejante para la NASA.

Noticias relacionadas

Dos astronautas, los estadounidenses Bob Behnken y Doug Hurley, irán a bordo de la Crew Dragon, que ya ha sido usada en varias misiones, pero sólo para transportar materiales. Por lo tanto, la misión estará repleta de momentos de tensión en los que mucha gente mantendrá la respiración.

La aproximación y el acoplamiento a la Estación Espacial Internacional será uno de esos momentos. Recordemos que la ISS orbita a una velocidad media de 27.743 kilómetros por hora, a una distancia aproximada de 400 kilómetros de la superficie de la Tierra. En perspectiva, acoplar una pequeña nave a esta gigantesca base no es tarea sencilla.

El simulador de nave espacial de SpaceX

Ahora podemos hacernos una idea de lo difícil que será este acoplamiento (y lo difícil que suelen ser en general), gracias a un nuevo simulador publicado por SpaceX. Es una aplicación web que podemos ejecutar en cualquier navegador web moderno, y que usa gráficos 3D para presentarnos en una situación complicada, pero con las herramientas necesarias para salir bien parados.

La Estación Espacial Internacional está cerca, pero hay que tener paciencia Omicrono

En este simulador controlamos una cápsula Dragon con dos conjuntos de controles, no muy diferentes de la interfaz usada en la cápsula real. A la izquierda tenemos los controles de posición, donde podemos mover la nave hacia delante acelerando, por ejemplo; a la derecha tenemos los controles de rotación, donde podemos variar el ángulo.

Cómo completar el desafío

El simulador nos presenta muy cercanos a la ISS, con el objetivo de pasar por unos aros y atracar en un punto concreto de la estación. La clave para triunfar está en la paciencia, y los movimientos bruscos y rápidos no son aconsejables a menos que quieras perder el control casi inmediatamente.

Es muy fácil perder el control en este simulador y acabar estrellado Omicrono

Por lo tanto, lo recomendable es ir poco a poco, ajustando nuestra posición y ángulo y controlando constantemente nuestra velocidad; la interfaz nos mostrará si lo estamos haciendo bien, pero la intuición juega también su papel.

En realidad, la Crew Dragon cuenta con un sistema autónomo, capaz de realizar estas funciones por si solo; pero los controles manuales se siguen manteniendo como redundancia, por si los astronautas tuviesen que tomar el control. Es una experiencia algo diferente a lo acostumbrado en transbordadores u otras naves espaciales, según han declarado los propios astronautas, que han pasado muchas horas en un simulador como este como entrenamiento.

Y tú, ¿eres capaz de completar la misión?

Simulador espacial de SpaceX