El inicio de la nueva era de exploración espacial ya tiene fecha. El próximo 27 de mayo la NASA y SpaceX lanzarán un cohete Falcon 9, con una cápsula Crew Dragon y dos astronautas hacia la Estación Espacial Internacional (ISS). Así lo ha anunciado Jim Bridenstine, administrador de la NASA.

Noticias relacionadas

Será un momento histórico por muchas razones. Para empezar, será la primera vez desde 2011 que la NASA organiza una misión tripulada desde territorio estadounidense; aunque la organización no ha dejado de enviar astronautas a la ISS, no ha tenido más remedio que depender de terceros como Rusia y sus Soyuz.

Fue en 2011 que EEUU dio fin a su programa de transbordadores espaciales, abriendo la puerta a una nueva era de colaboración con el sector privado. SpaceX, fundada por Elon Musk, es la más avanzada, especialmente en lo que respecta a la reutilización de cohetes y el desarrollo de cápsulas capaces de llevar humanos.

SpaceX transportará astronautas

Después de muchos años de trabajo, veremos el resultado a finales del próximo mayo, cuando la misión Demo-2 de inicio. Los estadounidenses Bob Behnken y Doug Hurley serán los que estrenen la cápsula Crew Dragon, una versión de la Dragon que SpaceX ya ha usado para transportar materiales a la ISS. Las pruebas han sido favorables, y el lanzamiento ha sido aprobado.

Por lo tanto, para SpaceX esta misión representará el primer transporte de personas al espacio; el primero de muchos, espera Elon Musk. Recordemos que el objetivo del multimillonario consiste en transportar turistas y astronautas a Marte con cierta regularidad gracias a su nave Starship. Por lo tanto, la importancia de esta misión como primer paso para una nueva era es innegable.

El momento de la verdad

Para la NASA, será el momento de la verdad; la organización gubernamental ha recibido el encargo de la administración Trump de volver a la Luna lo antes posible, y no podrá hacer eso por si sola después de años de presupuesto limitado. Esta misión debe demostrar que puede apoyarse en el sector privado para volver a alcanzar las cotas de hace tantas décadas.

Interior de la Crew Dragon, durante una misión no tripulada

El 27 de mayo de 2020 puede pasar a la historia. Puede que en el futuro lo recordemos como el día en el que el ser humano volvió a poner su vista en el espacio.