La NASA ha confirmado que SpaceX, con su Crew Dragon, se convertirá en la primera firma privada en la historia en lanzar astronautas a la ISS, o Estación Espacial Internacional. Una gran noticia para SpaceX, la empresa de Elon Musk que ha hecho historia y una gran molestia para su rival en este resultado, Boeing.

Noticias relacionadas

Poco después de que la NASA revelase que la Crew Dragon se había completado, tanto esta como SpaceX confirmaron que esta nave llegó a las instalaciones de procesamiento en Florida el jueves 13 de febrero. Ahora se cree que todo el hardware necesario para el debut de la Crew Dragon 'Demo-2' de SpaceX está completado, testado y preparándose para el vuelo en Cabo Cañaveral, en Florida.

Algo muy extraño, ya que se espera que la nave se lance no antes de 2 o 3 meses a partir de ahora. La declaración pública de la agencia no deja en buen lugar a Boeing, ya que esta firma ha estado trabajando en su propia nave, la Starliner, que se tuvo que enfrentar a numerosas fallas de software durante su lanzamiento, en diciembre de 2019.

SpaceX hace historia (de nuevo)

El texto original que ahora está cambiado decía, según informa Teslarati, una afirmación mucha más clara: "Esta nave de SpaceX lanzará la primera tripulación desde suelo americano desde 2011". Dado que el tweet y la publicación del blog contienen la misma frase, todo apunta a que la NASA ha confirmado que SpaceX efectivamente se convertirá en la primera empresa privada en lanzar astronautas a la órbita.

Esta decisión ha podido tener varios motivos; la Starliner de Boeing sufrió varios problemas durante su prueba de vuelo orbital en 2019, evitando el desastre por muy poco. Estos problemas de software quizás se hubieran detectado y reparado antes del lanzamiento si Boeing hubiera hecho simulaciones digitales de rutina y pruebas adicionales. No es un misterio que la propia NASA está extremadamente preocupada por los controles de calidad que llevan a cabo tanto Boeing como la empresa de Elon Musk.

Más que probablemente, debido a esta preocupación la propia Boeing tenga que realizar un segundo vuelo de prueba sin tripulación para que la NASA verifique que estos problemas se han solucionado. Por supuesto esto sería otro golpe para Boeing, que retrasaría su lanzamiento con tripulación entre otros 6 y 12 meses. El lanzamiento de SpaceX, por ejemplo, se retrasó al menos 9 meses después de que la Crew Dragon explotase durante las pruebas de propulsión después de un lanzamiento.

Desde luego, este movimiento por parte de la NASA parece indicar que SpaceX realizará antes que Boeing el hito de llevar astronautas primero al espacio. Si todo sale bien, en las próximas semanas podríamos ver al Flacon 9 y a la Crew Dragon ver volar a los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley a la ISS a finales de abril o mayo de 2020.

Via | Teslarati