Amazon ha batido récords con un beneficio de 11.588 millones de dólares. Aunque la compañía fundada por Jeff Bezos es conocida por ser un auténtico gigante del comercio electrónico, ha sido su división de computación en la nube, Amazon Web Services (AWS), la que ha experimentado un mayor crecimiento con un incremento de facturación interanual del 37%.

Noticias relacionadas

Este músculo financiero hace que los tentáculos de Amazon se extiendan a casi todos los sectores y la compañía esté decidida a plantar cara a miles de compañías en los frentes más variados. 

Bezos tiene en Amazon.com y AWS la punta de lanza de un catálogo de servicios que hacen de Amazon un ecosistema más grande de lo que en un primer momento pudiera parecer y extiende sus tentáculos por toda la industria sirviendo como alternativa a algunas de las plataformas más populares del mercado como Netflix, YouTube, Google, Spotify o Storytel.

En concreto, un gráfico realizado por el portal financiero Finshots, analiza todos los mercados que Amazon tiene abiertos y contra quién compite directamente.

Amazon, en guerra contra todos. Finshots.

Comercio electrónico

Es la principal división de Amazon. A través de Amazon.com, así como las diferentes marketplaces locales como Amazon.es, la compañía sirve de alternativa a otras plataformas como eBay, Alibaba o Flipkart, pero también se ha convertido en una pesadilla para tiendas y cadenas minoristas locales que están realizando su proceso de digitalización. En el caso de España podríamos poner de ejemplo a El Corte Inglés, Media Martk o Fnac.

Computación en la nube

El otro gran pilar de Amazon es su servicio AWS de computación en la nube. Aquí la compañía viene a competir directamente contra Microsoft y Alphabet con sus plataformas Azure y Google Cloud. Este trío de gigantes tecnológicos compite no sólo por llevarse a las empresas a su servicio sino también grandes contratos de multinacionales y organizaciones públicas. De hecho, la última pugna entre Microsoft y Amazon se centrado en torno a JEDI, un milmillonario contrato con el Pentágono para digitalizar los archivos, que finalmente se otorgó a la compañía de Satya Nadella.

Conferencia de AWS en Las Vegas. Reuters Staff Thomson Reuters

Lectura electrónica

Si hay un producto de Amazon que se identifique más que otros en la compañía es Kindle, pionero en lectura digital. La marca de la compañía no sólo se centra en los dispositivos -que se enmarcan por tener una excelente relación entre calidad y precio- sino también por haberse convertido en la plataforma de referencia de lectura digital en Occidente. Y es que Amazon claudica contra Kobo en el mercado nipón. El gigante asiático sí tiene presencia en países como España, pero a día de hoy Amazon le supera en cuota de mercado.

Vídeo en streaming

Netflix, HBO, Disney+ o Apple TV+ tienen que enfrentarse a Prime Video, la plataforma de vídeo bajo demanda de Amazon que acumula cada vez más series y películas. El esfuerzo de la compañía en este negocio no sólo se ha centrado en invertir en contenido propio y en comprar los derechos de emisión de ciento de contenido, también ha llegado a acuerdos con productoras locales para compartir recursos y tener un catálogo mayor. 

Reseñas de películas

Precisamente uno de los puntos fuertes de Prime Video es X-Ray, su función para saber cómo se llaman los actores, la música que suena en ese momento o la valoración de los usuarios. Lo consigue gracias al servicio de información de películas y series IMDB. La popular base de datos es propiedad de Amazon desde 1998 y compite directamente contra Rotten Tomatoes, otra de las referencias de la web.

Jeff Bezos, CEO de Amazon. Clodagh Kilcoyne Thomson Reuters

Música

Amazon Music ya pisa a los talones a Apple Music en EEUU. Ha sido capaz de conquistar a 55 millones de usuarios gracias a su conexión con dispositivos inteligentes y a un catálogo con más de 50 millones de canciones así como con una serie de listas de reproducción personalizadas por usuarios. Eso sí, la alternativa de Amazon aún se encuentra lejos de los casi 250 millones de usuarios que cuenta Spotify, que de momento ostenta el liderazgo en esta batalla por el contenido musical online.

Audiolibros

Además de música, Amazon también ofrece otra de las variantes de audio que está siendo tendencia en EEUU y que empieza a conquistar también en España: los audiolibros. Storytel o Scribd son referencias del mercados, sin embargo Amazon también cuenta con Audible, otro de los nombres propios que sirven como alternativa. Cabe tener en cuenta además que esta plataforma cuenta con ventaja que puede llegar a acuerdos con editoriales y creadores gracias al poder que Kindle tiene en el mercado.

Hogar conectado

Donde Amazon está desmostrando verdadero músculo es en su sistema de asistencia inteligente, Alexa. La compañía ha logrado articular todo un ecosistema poniendo a su tecnología en el centro. No sólo sus altavoces, que han conquistado poco a poco los hogares de medio mundo, sino también en cientos de productos de otras empresas donde Alexa es el corazón. Aquí la empresa de Jeff Bezos ataca directamente a Google y su plataforma Home, y en un segundo plano a Apple, que cada vez hace más esfuerzos para asentar Homekit como alternativa basada en la privacidad. Otra de las patas importantes en este aspecto es Ring, su marca de cámaras y timbres de seguridad que han cogido relevancia en EEUU pero que se están viendo salpicadas por escándalos constantes. Esta división viene a competir también con Google y su familia Nest.

Caja de Amazon. Mike Segar Thomson Reuters

Logística

Tan importante como que una plataforma de comercio electrónico funcione bien a nivel técnico lo es que lo haga en el aspecto operativo. Es por ello que la empresa cuenta con su propia división de logística, Amazon Logistic, lo que ha supuesto, especialmente en EEUU, una merma de los pedidos a pesos pesados de la industria como FedEx o UPS. Esta ambición de ser tu propio cliente es global y los pedidos de Amazon se gestionan de forma propia cada vez más en más países. 

Métodos de pago

El paso final de su plataforma de comercio electrónico es asumir también los pagos. Es por ello que la empresa cuenta también con Amazon Pay, su alternativa a PayPal, Google Pay, Apple Pay o las aplicaciones de los bancos. Es más, éste sistema de pago no es exclusivo de su plataforma y otras empresas que cuentan con tienda online también puede instalarlo con lo que, a través de su cuenta de Amazon, pueden realizar pedidos sin necesidad de crearse nuevos perfiles.

Retransmisión de partidas

Un nicho que Amazon atacó rápido fue el del fenómeno de las retransmisiones de las partidas de videojuegos. Lo hizo en 2014  y se posicionó a la vanguardia de los streams, especialmente de esports. A partir de ahí la empresa de Bezos amplió sus capacidades para ofrecer una serie de juegos gratuitos y ofrecer valor añadido a los registrados en Prime. Ahora Amazon se enfrenta a Mixer, Facebook Gaming o YouTube Gaming, entre otros, en una batalla en la que el poder llevarse a los streamers más importantes es crucial.

Movilidad

Aunque no aparece en el gráfico, Amazon también se ha convertido en uno de los principales inversores de Rivian, el que apunta a ser el principal rival de Tesla. De momento, ha ido alimentando los pedidos de sus furgonetas eléctricas que irán a su división de logística. Todo queda en casa.