Omicrono

¿Qué servicio de música tienes que usar si quieres apoyar a tu artista favorito?

Apple Music demuestra cómo los pagos por royalties en un servicio de música vía streaming pueden variar enormemente. ¿Cuál debes usar para apoyar a tu música?

Noticias relacionadas

A primera vista podría parecer que el servicio de música que escojas da igual. No solo para ti, sino para el artista. Este, según piensan muchos, seguirá cobrando igual mientras su música se escuche, ¿no? La realidad es otra; es cierto que cobrará, pero no de la misma forma, dependiendo de muchos factores. Uno muy importante será la plataforma desde la cuál escuches a tus artistas.

¿Por qué? Sencillamente porque las royalties no se pagan igual. Spotify, Amazon Music o Apple Music no pagan de forma igualitaria a sus artistas, ya sea por escuchas o por publicidad. Esto puede variar de forma tan amplia que las diferencias pueden ser abismales.

Un ejemplo lo tenemos en la artista Zoë Keatinguna violonchelista indie que transmite tanto en Spotify como en Apple Music. Keating, aunque cobra más por mes por parte de Spotify (ya que este es más popular), cobra hasta 4 veces más por streaming en Apple Music.

El problema de los royalties en servicios de streaming

Apple

Keating explica que si bien, al mes, gana más por parte de Spotify, el pago de Apple Music es 4 veces mayor si nos ceñimos a la retransmisión de su música. Según adelantan en Business Insider, la violonchelista cobra aproximadamente 0.012 dólares por streaming de Apple Music, y alrededor de 0.003 por streaming de Spotify contando las tarifas propias de uso que tiene cada plataforma. Pero estas pagas pueden variar.

Existen factores que pueden hacer variar estos pagos, como el mismo sistema de pago que usen estas plataformas o la presencia de la plataforma en la industria. La artista cobró su máximo en iHeartRadio el año pasado, pero se escuchó su música mucho más en Spotify. iHeartRadio le pagó 0.017 dólares por streaming, aunque este fue de los 14 servicios en los que transmite Keating el que menos se usó.

Lo mismo ocurre con Amazon Music y Tidal. Sus royalties fueron mayores en comparación con otros servicios, pero de nuevo fueron Spotify y Pandora los que se impusieron en uso. Por lo tanto, la diferencia de números es brutal; Keating cobró por parte de Spotify unos 6.800 dólares y por parte de Apple Music, unos 5.800.

Las grandes estrellas son las más beneficiadas

Aunque pueda sonar a obviedad, son los artistas del momento los que reciben los pagos más "jugosos". Estrellas como Billie Eilish, Post Malone o Taylor Swift son los más agraciados, y si Keating publica sus cuentas es porque considera que el sistema de royalties no está siendo justo para los artistas más desconocidos, especialmente en el tema de la variabilidad.

Así lo justifica la misma Keating: "Quería que la gente viera la diferencia entre todos los servicios. En los niveles inferiores, nadie sabe lo que hacen los demás y nadie sabe qué servicios pagan. ¿Cómo uno puede tomar decisiones si no sabe cuáles son los números?"

Spotify tiene algo que decir al respecto. Alan Galbraith, del departamento de licencias de la firma, habló en un vídeo dedicado a artistas del tema. "Compartir streaming" determina el corte de los pagos de los artistas.

"Una forma de pensarlo es pensar en dividir un pastel. Por ejemplo, si hay un millón de reproducciones vía streaming elegibles en un mes, y un artista tiene 100.000 en ese mes, entonces su participación en el streaming es el 10% del grupo de ingresos, o pastel en este caso". Traducido significa que si Billie Eilish, por ejemplo, representa el 10% de todas las reproducciones de la plataforma en un mes, será Eilish la que se lleve el 10% de las ganancias, independientemente de los usuarios que realmente escucharon sus canciones.

Keating propone un sistema de pago especializado. Un ejemplo: si pagamos la tarifa de Spotify Premium pero solo escuchamos a un artista (algo que es muy común en el espectro de Spotify), ese dinero debería ir exclusivamente a ese artista. "Estas compañías le están quitando el poder a los oyentes, porque los oyentes no tienen ninguna opinión sobre dónde va su dinero. Si solo me escuchas, debería obtener todo el porcentaje del dinero que gastas en música".

Por lo tanto, lo ideal es que si quieres apoyar realmente a tu artista, uses Spotify Premium. No obstante, si este sistema te parece injusto y quieres apoyar a tu artista favorito de otras formas, estos usualmente tienen sistemas de micromecenazgo como Patreon a los que puedes recurrir.