La apuesta de Amazon por los altavoces inteligentes es sin duda muy fuerte. Si Microsoft se centró en los ordenadores y Google en los móviles, ambos en su momento, está claro que para Amazon lo importante es la casa, y es ahí donde la voz toma relevancia.

En Omicrono hemos analizado multitud de altavoces inteligentes, muchos de Amazon, pero curiosamente ninguno como este.

El Amazon Echo Dot con reloj digital es una variante del Amazon Echo Dot normal que ya probamos en El Androide Libre, y que tiene como principal novedad lo que indica su nombre, un reloj que nos dara la hora, pero también otras cosas.

Sin pantalla, pero con reloj

Este dispositivo es una mezcla entre el Amazon Echo Dot normal y un Echo con pantalla, como el Echo Show o el Echo Spot. No tenemos la versatilidad de una pantalla táctil, pero en ocasiones nos hemos encontrado con que dicho panel LED es más útil de lo que parece.

Con esta función, he decidido probar este aparato en dos localizaciones, una habitación y la cocina.

En el dormitorio he visto que la presencia del reloj es muy útil cuando nos despertamos de noche y queremos mirar la hora. Además, la luminosidad de esta parte del dispositivo varia en función de la luz ambiente, y aumenta si encendemos la luz, pero baja mucho si la apagamos. De esta forma no nos molesta cuando dormimos, algo que mi pareja temía que pasara.

El Amazon Echo Dot mostrando la temperatura

En esta pantalla tenemos dos puntos que se iluminan en el lado derecho del reloj. El inferior es para avisarnos de que hay una alarma programada. El superior para hacer lo mismo con un temporizador.

Y esta última función es la que hemos probado en la cocina. Hemos activado un temporizador para cocinar y el que se muestre el tiempo restante nos parece muy práctico, para no tener que preguntar constantemente por el tiempo restante.

También tenemos algunas respuestas a preguntas cuando las realizamos, como la temperatura si pedimos el clima en una localidad.

Un diseño conocido

El aspecto exterior es idéntico al del Echo Dot, con dos conectores detrás, para el cargador y la salida de audio, y cuatro botones superiores, para invocar a Alexa, subir o bajar el volumen, o silenciar el micrófono. Si hacemos esto último el LED azul circular se encenderá de forma permanente en rojo.

La estética es agradable y moderno, como pasa en todos los dispositivos de Amazon con Alexa en esta tercera generación.

Buena conectividad y uso sencillo

Pese al precio de este dispositivo, tenemos Wifi de doble banda, aunque en el uso normal no sea necesario el enviar grandes cantidades de información.

A esto sumamos la salida de audio, por si queremos conectar un altavoz e mayor tamaño, aunque normalmente esto no será así dado que si necesitamos potencia quizá sea mejor optar por otro modelo mas avanzado. No obstante, si lo necesitamos, podremos hacerlo.

Alexa está, con todo su repertorio

Como es lógico, el principal motivo para comprar un altavoz de este tipo es el asistente inteligente. Alexa está integrada en el Echo con reloj y nos dará respuestas de voz además de poder mostrarnos, como hemos dicho, algún dato en la pantalla LED.

No hay muchas diferencias de uso en este caso, pero aprovecho para recordaros que esta interfaz de voz tiene un modo susurro con el que poder usarlo sin tener que hablar alto, perfecto si lo tenemos en la habitación y no dormimos solos.

El volumen es más potente del que tenemos en un Echo Show, por ejemplo, lo cual es lógico dado que hay más espacio para el altavoz.

Conclusión

El precio de este dispositivo es de 59.90 euros, aunque de forma promocional lo hemos visto a 34.90 euros. La única razón para comprar este modelo y no el Dot normal es el reloj, y si esto es importante, si lo vamos a usar como despertador o como reloj de cocina, puede compensar.

No obstante, si no nos hace falta esta pequeña pantalla LED, el Echo Dot tiene una mejor relación calidad precio. Eso si, sin ningún testigo visual.

Comprar Amazon Echo Dot con reloj en Amazon