Omicrono

Los satélites de Elon Musk revientan la observación de una lluvia de meteoritos

La red de satélites de Elon Musk, Starlink, ya están provocando problemas. Entre otros, han reventado la observación de una curiosa lluvia de meteoritos.

Noticias relacionadas

Puede que recordéis el ambicioso proyecto de SpaceX 'Starlink'. Consistía en lanzar al espacio una cantidad gigantesca de satélites que pudieran proporcionar conexión a Internet a la superficie y, así, ofrecer una cobertura global. La idea que ya se tachó como descabellada por algunos ya se ha puesto en marcha con sucesivos lanzamientos de satélites para llenar la red.

Concretamente SpaceX pretende lanzar nada más ni nada menos que unos 42.000 satélites, una cantidad que ya ha hecho saltar las alarmas de algunos responsables dedicados a la investigación del cielo nocturno. El proyecto no ha estado exento de críticas provenientes de a Unión Astronómica Internacional, científicos y observadores de estrellas ante las implicaciones de tener en órbita tantos satélites.

Ya está provocando problemas y es que por culpa de estos satélites se han visto dificultadas las observaciones de lluvias de meteoritos bastante importantes. Y los resultados han sido, cuanto menos, llamativos.

Los satélites de Elon Musk ya están dificultando observaciones en el cielo

Lo que estáis viendo sobre estas líneas es un time-lapse con imágenes tomadas por la cámara de la Red Global de Meteoritos (GMN) en el Observatorio Farra en Italia el 25 de noviembre. La lluvia de meteoros Monocerotid sufrió todo un photoboomb por parte de los satélites de Starlink, que se colaron en el metraje y en las fotos posteriores. A partir del minuto 1:00 podemos ver el "bombardeo" de luces por parte de los satélites.

GMN

En las imágenes es todavía más notorio; vemos la estela de los satélites en órbita colarse en las fotos tomadas por la GMN. Bill Cooke, director de la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides de la NASA, explicó a Space Weather que esto fue toda una "revelación".

"Este tipo de cosas podría obligarnos a cambiar la forma en que escribimos el software para detectar meteoros automáticamente".

GMN

Por si fuera poco, esto también se vio en otras cámaras. La GMN no tiene una única cámara instalada ya mencionada, sino que tiene una red de más de 150 repartidas por todo el mundo. Alrededor de la mitad de estas cámaras registraron en sus imágenes el recorrido de los satélites de Starlink. La imagen superior pertenece a una de las cámaras de la GMN situada en Cherkessk, Rusia.

La GMN se apresuró a calmar los ánimos y aseguró que los satélites lanzados el 11 de noviembre (60, para ser exactos) no interfirieron con las observaciones de meteoritos en el cielo nocturno. No obstante, y tal y como vemos en las imágenes, estos meteoros pueden suponer problemas a la hora de realizar observaciones en el cielo nocturno, y los responsables están nerviosos acerca de este asunto.

Denis Vida, investigador de meteoros de la Universidad de Western Ontario, explicó en el blog de la GMN que la preocupación será real una vez Elon Musk alcance esa cifra de 42.000 satélites en órbita. "Uno debe estar preocupado de cómo se verán nuestros cielos cuando escuchemos que hay planes para lanzar un total de 42. 000 satélites. Esto podría negarnos por completo a hacer observaciones de meteoros ópticos tan pronto como 2024".

SpaceX está trabajando para que esto no suceda

La Crew Dragon, de SpaceX.

La Crew Dragon, de SpaceX.

Hay que aclarar que estos "trenes" de satélites Starlink deberían dejar de ser tan intrusivos en algunas semanas. Esto satélites aún no han llegado a su altitud final, momento en el cuál no estarán todos en línea y, por lo tanto, no estarán cruzando a la misma vez trozos determinados del cielo.

Además, SpaceX quiere evitar estos problemas y por ello se está buscando una forma de conseguir que los satélites sean menos brillantes. Así no reflejarán el sol de la mañana de la forma actual en la que lo están haciendo.

Sin embargo, el número de satélites es lo que preocupa a los astrónomos. Puede que Starlink configure totalmente la forma en la que los astrónomos investigan nuestros cielos. Tanto es así que hay quién ha predicho el final de la radioastronomía de microondas en tierra. Aunque eso está por ver.

Via | ScienceAlert