Autoconsumo energético

Autoconsumo energético

Omicrono

6 razones de peso para pasarte al autoconsumo energético

Durante las últimas décadas los seres humanos hemos estado generando miles de millones de toneladas de CO2 debido a las industrias y a nuestro propio consumo personal.

Dicha situación está comenzando a afectar seriamente al planeta, con niveles de contaminación cada vez más altos, lo que pone en peligro la propia salud de los ciudadanos y también favorece la aparición de climas más extremos por diversas zonas del mundo.

Si queremos seguir viviendo en la Tierra vamos a tener que tomar medidas urgentes. Es cierto que muchas de ellas tendrán que venir directamente desde los gobiernos, sin embargo, cada uno de nosotros también puede poner su granito de arena. Una manera de hacerlo es pasándose al autoconsumo energético, ¡a continuación 6 razones de peso para ello!

Reduce tu huella de carbono

Frente a un problema tan grande, cualquier ayuda es de agradecer. Aunque es difícil determinar el nivel exacto de CO2 que evitaríamos al pasarnos al autoconsumo, un hogar español suele gastar de media 3.000 kWh al año

Si contásemos con placas solares y generásemos nuestra propia energía podríamos evitar aproximadamente 984 kilogramos de CO2, ¡casi una tonelada! Para que veáis lo que contaminamos sin darnos cuenta.

Ahorra en tu factura de la luz

Los paneles solares también destacan por permitir al usuario ahorrar dinero en comparación con los gastos que supone la red eléctrica tradicional. En este sentido, hay dos maneras de aprovechar la energía solar fotovoltaica.

La primera consiste en utilizarla como complemento a la red eléctrica tradicional para reducir la factura anual. La segunda modalidad es más radical y se opta por la desconexión total de la red eléctrica para ser autosuficientes con paneles solares y baterías que almacenen esa energía.

En el primer caso, podrías ahorrar hasta un 34% en tu factura de la luz. La inversión, de 6.000 a 8.000€, podrías recuperarla en aproximadamente 7-10 años. Si prefieres la desconexión total con tus propias baterías la inversión asciende hasta los 15.000€, que recuperarías en 10-15 años.

Si no te convence ninguno de los dos sistemas, hay un tercero bastante popular en Alemania, Holanda y otros países europeos. Éste consiste en comprar las placas solares de manera colectiva, lo que termina saliendo más barato al hacer pedidos en grandes cantidades. Este sistema permite ahorrar hasta un 40% en la instalación de los paneles.

Las leyes están a tu favor

Desde octubre de 2018 el conocido como "impuesto al Sol" ya no existe. Independientemente de la potencia generada, ninguna instalación de autoconsumo deberá pagar un impuesto al estado por producir su propia energía.

Y, tras la aprobación del Real Decreto 244/2019 de abril, tampoco estaremos obligados a tener un segundo controlador instalado, lo que simplifica el registro de las instalaciones. Todo ello sin olvidarnos de que se ha establecido un mecanismo de compensación por crear nuestra propia energía. Estamos en el mejor momento para pasarnos al autoconsumo en España.

Cada vez más subvenciones

Un 60% de las ciudades españolas de más de 100.000 habitantes ya rebajan el IBI por pasarse al autoconsumo. Sin embargo, la clave está en las subvenciones regionales a particulares, que pueden llegar a cubrir hasta el 50% del coste de instalación.

Para solicitar este tipo de ayudas basta con entrar a los sitios web de los organismos que gestionan las subvenciones. Puedes hacerlo pinchando aquí.

Podrás recuperar tu excedente energético

El Real Decreto 244/2019 de abril favorece enormemente a los que quieran apostar por el autoconsumo. Una de sus ventajas es que nos permite almacenar nuestro excedente diario a la red eléctrica tradicional para poder utilizarlo durante la noche, por lo que ya no es necesario tener baterías.

De este modo, la Red Eléctrica de España compensará a los usuarios por su excedente dependiendo de los MW por hora. Eso sí, lograr esta compensación no es tarea fácil, ya que para ello el usuario debe tener un contrato de tarifa regulada o PVPC con una comercializadora de referencia.

La opción del autoconsumo compartido

A veces es difícil optar por el autoconsumo debido a la necesidad de contar con 10 metros cuadrados de tejado para la instalación de las placas solares. No obstante, desde julio de 2017 es legal el autoconsumo compartido en España, por lo que una buena opción sería ponernos de acuerdo con nuestros vecinos del bloque.

En Rubí (Barcelona) un grupo de vecinos apostó por compartir los paneles y se estima que ahorrarán aproximadamente 460€ al año tras haber recuperado la inversión inicial de 9.000€.

-Aprende más sobre el autoconsumo energético en 'Un Hábitat Mejor'

Ya has visto todas las ventajas que tiene el autoconsumo energético. ¿A qué esperas para pasarte tú también? Tanto el planeta como tu bolsillo lo agradecerán.