Televisor con el banner.

Televisor con el banner. Google

Omicrono

La app de YouTube para TV querrá que veas sus gigantescos anuncios sí o sí

Noticias relacionadas

Hay quién dice que estamos saturados de publicidad... y no le falta razón. Vemos anuncios en la televisión, en nuestras apps favoritas e incluso en nuestros smartphones. YouTube, en especial, intenta acentuar más su publicidad debido a que los anunciantes son su principal motor de ingresos. La app de YouTube para TV cree que no tienes suficiente publicidad.

Google está llevando a la app para Smart TV y televisores en general su banner Masthead. Para aquellos que no lo sepáis este es un anuncio que sale tanto en smartphones como en tablets nada más abrir la app, que sirve como promoción inicial. El problema es que ya no hablamos de smartphones... sino de televisores.

Ahora un gran anuncio coronará la aplicación, mostrándonos un anuncio antes de que podamos hacer cualquier cosa. Y lo peor es que si queremos ver nuestro contenido, antes de siquiera seleccionar un vídeo tendremos que bajar para poder visualizar lo que queremos ver.

Un gran anuncio arruinará la app de YouTube para TV

Anuncio en cuestión.

Anuncio en cuestión. YouTube

Tal y como explica Google en su propio blog, este anuncio se verá en la parte superior de la aplicación, por encima de los vídeos. El anuncio será animado, por lo que nos tendremos que "comer" la promoción casi obligatoriamente. Es cierto que podremos ver las miniaturas de los vídeos y que el menú de la izquierda seguirá igual que siempre, pero el anuncio cobra demasiado protagonismo.

Esta "función" aún está en beta por lo que no tendría por qué llegar obligatoriamente en su fase final a los televisores. Según YouTube, este anuncio "coloca a los anunciantes 'al frente y al centro' en la aplicación de TV de YouTube, y ayuda a los especialistas en marketing a llegar a las personas que están 'cortando cada vez más el cordón'" tal y como adelanta Engadget.

El gran problema es que este banner es demasiado grande, y perjudicará a los usuarios más que beneficiarles. Es razonable que YouTube precise de anuncios, ya que es una plataforma que requiere de ingresos y es parte vital de su economía. Pero ya tenemos suficientes anuncios en nuestro día a día para que un gran banner se sitúe delante de nosotros incluso cuando queremos ver un simple vídeo en nuestro televisor.