Captura fallida de Windows 10.

Captura fallida de Windows 10. Wiki_768

Omicrono

La última actualización de Windows vuelve a provocar problemas a los usuarios

¿Notas que tus capturas de pantalla en Windows 10 tienen un color distinto? ¿O que tu CPU está trabajando a más frecuencia de la que debería? No eres tú solo, tranquilo: la última actualización de Windows 10 está dando problemas a los usuarios... otra vez.

En concreto, hablamos de la actualización de Windows 10 KB4512941, que de nuevo, está dando quebraderos de cabeza a los usuarios. A principios de septiembre se empezaron a detectar errores en esta actualización relacionados con el uso de la CPU o con la búsqueda de Windows.

Ahora está dando problemas con las capturas de pantalla. Algunos usuarios están reportando que, al hacer una captura de pantalla, se ve naranja. Este problema, según están comprobando los mismos usuarios, tiene que ver con los drivers de vídeo.

Las capturas de pantalla, el último problema con una actualización de Windows 10

Usuarios como Wiki_768 se quejan de que al realizar una captura de pantalla esta se vuelve naranja tal y como reporta MSPowerUser. Es cierto que este problema se estaba viendo desde hace una semana, pero ahora ha ido a peor. Las capturas de pantalla ya no salen naranjas únicamente, sino que incluso si hacemos un recorte en la pantalla con la herramienta de recortes, también saldrá naranja. Lo mismo ocurre con el botón "PrtSrc".

Otros usuarios se quejan de que el tintado naranja no se limita a las capturas; cuando inician el ordenador la pantalla se ve aparentemente bien, pero tras introducir los datos de inicio de sesión la pantalla se vuelve gradualmente naranja. Curiosamente, es el ratón el único que no se tinta de color naranja.

El problema según han comentado diversos usuarios tiene que ver con controladores de vídeo antiguos, ya que la desinstalación de estos o de la misma actualización soluciona el error. El problema ahora radica en que Microsoft no ha incluido este fallo en el listado de problemas que ya ha dado la actualización KB4512941.

Porque no, este no ha sido el único problema relacionado con la actualización. Otros problemas reportados por los usuarios y que Microsoft ha admitido son un uso excesivo de la CPU relacionado al proceso SearchUI.exe. Esto es fácilmente comprobable en el administrador de tareas.

Otro de los fallos molestos que han detectado los usuarios tiene que ver con la búsqueda de Windows, que en algunos casos directamente no funciona. Los usuarios buscan algo en el cuadro de búsqueda y este se queda en un recuadro blanco sin hacer nada. En este caso Microsoft ha asegurado que está investigando el problema, pero no ha dicho nada de un posible parche.

Tenemos, entonces, 2 opciones: desinstalar la actualización desde los ajustes de Windows o esperar a que Microsoft lance parches que solucionen estos problemas. En el caso de la pantalla naranja, prueba primero a actualizar tus drivers de vídeo, y si no se soluciona, desinstala la actualización directamente.

Afortunadamente esto es muy sencillo de hacer. Ve a los ajustes de Windows, a "Actualización y seguridad", a "Ver historial de actualizaciones" y "Desinstalar las actualizaciones". Busca la actualización KB4512941 y desinstálala.