Estación Espacial Internacional

Estación Espacial Internacional NASA

Omicrono

Los astronautas de la ISS ya tienen mejor Internet que tú

Noticias relacionadas

La ISS (Estación Espacial Internacional) ha recibido una importante mejora en la conexión de red que tiene con la Tierra, lo que se ha traducido en una ampliación del ancho de banda disponible para los astronautas.

Puede parecer que, debido a la distancia y a su posición, los astronautas de la ISS están "a su suerte", pero nada más lejos de la verdad. Todo lo que ocurre en la estación es registrado en tiempo real y tiene una conexión constante con los ordenadores de la NASA y otras agencias espaciales.

Los propios astronautas no están desconectados del mundo. Aunque es cierto que en su día una misión a una estación espacial suponía permanecer relativamente aislados, hoy en día pueden contactar con sus familiares e incluso tuitear las fotos que toman en su estancia.

La conexión a Internet de los astronautas mejora

Ahora las posibilidades serán mucho mayores, después de haber mejorado la conexión a Internet de la ISS; un cambio que ha supuesto también mejorar las estaciones en tierra para soportar el ancho de banda adicional.

El ancho de banda se ha multiplicado por dos, quedándose en unos 600 Mbps. En efecto, los astronautas ya tienen mejor conexión a Internet que la mayoría de los que estamos en la Tierra.

Estación de tierra en White Sands, New Mexico

Estación de tierra en White Sands, New Mexico NASA

Por supuesto, se espera que esta conexión no se use para ver vídeos de gatitos o descargar juegos de Steam. La ampliación de ancho de banda se ha hecho para mejorar los servicios operacionales de la estación; en otras palabras, para obtener más datos y más rápidamente sobre los experimentos realizados en la estación. En concreto, la NASA espera que esta conexión sea especialmente útil para futuros proyectos, que produzcan más datos.

El aumento de ancho de banda permitirá realizar nuevas demostraciones tecnológicas y nuevos experimentos; además, también tendrá una utilidad didáctica, ya que los astronautas podrán producir más contenido de mejor calidad. A finales de 2018 grabaron el primer vídeo en 8K desde el espacio, y podemos esperar producciones de similar calidad gracias a esta mejora en la conexión.