Selfie

Selfie wilkernet | Pixabay

Omicrono

Publicar tantas selfies en Instagram te hace parecer un perdedor, según un estudio

Noticias relacionadas

Publicar demasiadas selfies puede tener un efecto contrario al deseado, haciendo creer a tu audiencia que no has tenido éxito o que sufres de soledad. Son las conclusiones de un nuevo estudio publicado en el Journal Research in Personality, centrado en las interacciones en redes sociales como Instagram.

La selfies son el tipo de foto más común en Instagram, junto con las fotos de comidas. Son también el contenido más personal, al centrarse completamente en la persona detrás de la cuenta, y pueden ayudar incluso a crear una imagen. Pero puede que no sea la imagen que quieres.

En el estudio, investigadores de la Universidad del Estado de Washington realizaron una encuesta entre 119 voluntarios universitarios; específicamente buscaron estudiantes que no se habían graduado aún, es decir, los más jóvenes. Su trabajo era repasar las cuenta de Instagram de estudiantes de universidades del otro lado del país.

Al ser cuentas de completos desconocidos, los estudiantes pudieron dar su opinión libremente, y decir lo que realmente pensaban. El objetivo del estudio era comprobar la percepción que puede tener un extraño de nuestra persona, sólo con ver nuestra actividad en redes sociales.

Las selfies en Instagram están cambiando la opinión de la gente

Lo que descubrieron fue muy interesante: las personas que publicaban más selfies eran consideradas "menos aventureras", "más solitarias", y "menos exitosas", especialmente comparadas con usuarios que posaban en fotos tomadas por otras personas.

Lo llamativo es que esto ocurría incluso si las cuentas, por lo demás, eran idénticas. Dos cuentas que publicasen contenido similar, que contasen más o menos lo mismo, que demostrasen los mismos logros o que hablasen de viajes similares, eran consideradas muy diferentes si una de las dos personas publicaba más selfies que la otra.

Las opiniones eran más duras si estas selfies se tomaban de ciertas maneras; por ejemplo, las selfies tomadas con un espejo empeoraban más la opinión, y en general todo lo que tuviese que ver con presumir de apariencia física provocaba rechazo.

Esta manera inconsciente de evaluar a otra persona sólo por el tipo de fotos que toma puede ser clave para comprender las relaciones en Internet.