ubuntu bionic beaver 11

ubuntu bionic beaver 11

Omicrono

Ubuntu 18.10 Cosmic Cuttlefish anunciado, se centrará en la seguridad ante todo

La presentación de Ubuntu 18.10 Cosmic Cuttlefish ha dejado claro una cosa: se centrará en la seguridad, para que el usuario se sienta seguro.

Con la presentación de Ubuntu 18.10, Canonical se quiere centrar en solucionar problemas y sobre todo, la seguridad.

Hace apenas un par de semanas que la versión más importante de la historia de Ubuntu fue lanzada: Ubuntu 18.04 Bionic Beaver; una versión que será soportada durante años, y que ha marcado el camino que seguirá la popular distro a partir de ahora.

Pero eso no significa que Canonical pueda quedarse sentada y esperar. Ahora toca seguir revisando el sistema, con nuevas innovaciones; y todo empezará de nuevo con Ubuntu 18.10, la próxima versión que se espera para octubre de este mismo 2018.

La presentación de Ubuntu 18.10 apunta a la seguridad

Mark Shuttleworth, fundador de Canonical, ha seguido hoy una de las mejores tradiciones de Ubuntu: nombrar la nueva versión. Además del número de versión, cada nuevo lanzamiento tiene un nombre, compuesto de un adjetivo y un nombre de un animal; en 18.04 fue Bionic Beaver (Castor biónico).

Para 18.10, el nombre será Cosmic Cuttlefish, o “sepia cósmica”. Un nombre algo extraño, con el que Canonical quiere empezar un nuevo viaje. Después de la gran cantidad de novedades de Ubuntu 18.04, incluyendo sustituir el entorno de escritorio Unity por Gnome, ahora toca algo diferente.

sepia 1

sepia 1

Según Shuttleworth, Ubuntu 18.10 se centrará principalmente en la seguridad; un aspecto que, asegura, le importa más que cualquier otro. La seguridad está en boca de todos, y la privacidad aún más.

Linux siempre ha sido asociado con la seguridad, por supuesto. Puede sonar algo repetitivo decir que Ubuntu se centrará en la seguridad; y de hecho, lo que plantea Shuttleworth no es tanto mejorar la seguridad de Linux, y Ubuntu por extensión, sino en mejorar la confianza que tenemos en el sistema.

No explica exactamente cómo conseguirá eso; pero el objetivo no es sólo ofrecer seguridad, sino que el usuario sea consciente de ello y se sienta seguro, tanto de su sistema como de sus datos.

En las próximas semanas y meses sabremos más en qué se traduce esta declaración de intenciones; probablemente en nuevos controles de seguridad y privacidad, o tal vez en nuevas herramientas.