multa tesla sistema autonomo

multa tesla sistema autonomo

Omicrono

Los Tesla no son 100% autónomos, pero aún así un juez retira una multa por conducir usando el móvil

Un juez ha retirado una multa a alguien por conducir con su Tesla usando el teléfono, alegando que su Tesla es autónomo. Pero la realidad es muy distinta.

Noticias relacionadas

El Tribunal Superior de California (Estados Unidos) ha retirado una multa por conducir usando el teléfono móvil al dueño de un Tesla, alegando este que estaba haciendo uso del sistema ‘autónomo’ de su vehículo, al mismo tiempo que llevaba los pies fuera del coche, multa que también fue retirada, mientras tomaba una foto al agente en moto que estaba pasando a su lado. «El juez desestimó ambas infracciones después de que aportara evidencia de respaldo de que el piloto automático de Tesla funciona al 100% por sí mismo».

El Tesla tiene un sistema semi-autónomo de conducción que más que una conducción autónoma se debería calificar como control crucero avanzado, pues no es más que eso: es capaz de seguir las líneas en una autopista y de reducir o aumentar la velocidad, además de tener la capacidad para evitar accidentes; pero no funciona para cambiar de carril o para otro tipo de acciones.

Los Tesla no son 100% autónomos, no por el momento

De hecho, Tesla ya ha explicado por activa y por pasiva que no es un sistema autónomo y que no podemos confiar en él (incluso ha causado muertes por esto mismo). Es un nivel de autonomía de los más bajos, pero aún así los usuarios aprovechan para leer un libro mientras ‘conducen’, coger el teléfono móvil, sacar los pies por la ventana o incluso dormir, algo peligrosísimo.

autopilot tesla

autopilot tesla

No, el Tesla no es 100% autónomo, y conducir con el teléfono sigue siendo una imprudencia

Incluso los usuarios de los Tesla han usado el ingenio para poder no tener las manos sobre el volante (pues el coche te obliga, y si no, reduce su velocidad de forma paulatina), algo todavía más peligroso. Tesla obliga a llevar las manos a volante por si hay alguna acción que requiera de la ayuda del conductor, lo que confirma de nuevo que no es un sistema autónomo y seguro.

El problema de esto es que ahora se abre la vía para que otras personas hagan lo mismo, disminuyendo la seguridad en las carreteras y posiblemente aumentando la tasa de accidentes o muertes por usar el sistema semi-autónomo del Tesla. Sabiendo que un juez retirará la multa porque llevamos un coche ‘100% autónomo’, podremos hacer lo que sea alegando que tenemos un Tesla, salvándonos de esta manera de la multa, al menos en el estado de California, donde han sucedido los hechos.