Omicrono

Esta camiseta es, al mismo tiempo, un calefactor

Polar Seal es una camiseta térmico-eléctrica. Usa unos calentadores en la espalda para mantenernos alejados del frío sin llevar abrigo.

28 octubre, 2017 12:01

Noticias relacionadas

Esta camiseta térmico-eléctrica quiere que nunca más pases incomodidades cuando vayas a zonas frías.

El futuro de la moda estaba claro desde hace años que iba a estar ligado con la tecnología wearable, pero son muy pocos los productos que hemos visto que realmente siguieran al máximo su filosofía.

Hasta ahora, que ha llegado Polar Seal, una prenda para la parte superior del tronco que permite subir la temperatura a merced del usuario. Es, per se, un calefactor. Ya no será necesario ir cargado de ropa para no pasar frío en ambientes bajo cero, sino que podemos estar cómodos y calientes al mismo tiempo.

Una camisa, ¿o un calefactor?

solar seal camisa termica calefaccion

solar seal camisa termica calefaccion

Esta ‘camiseta’ térmica eléctrica incorpora una batería de 10 000 mAh que es capaz de ofrecer hasta 8 horas discontinuadas de calefacción. No obstante, podemos intercambiarla por cualquier batería, pues es compatible con conexiones USB. Esto es, podemos llevar con nosotros baterías adicionales para cuando se gaste la carga de la que viene de fábrica.

bateria camisa calefaccion solar seal

bateria camisa calefaccion solar seal

Junto a esto tenemos que añadir dos zonas activas, como las han llamado, que son las que emiten calor: una en la zona superior de la espalda y otra en la zona inferior.

zonas activas olar seal camisa calefaccion

zonas activas olar seal camisa calefaccion

Tan solo es necesario que pasen 10 segundos desde que configuramos la temperatura hasta que finalmente la camiseta emite el calor a la intensidad escogida. Lo malo es que solamente tenemos tres niveles de intensidad: 40, 45 y 50 ºC. Es decir, no podremos elegir por nosotros mismos la temperatura que queramos.

Se acabó el estar cargado de ropa; ahora cargaremos la ropa

Esto es contraproducente cuando no estamos en un clima exageradamente frío, donde nos viene mucho mejor solamente un poco calor y no tanto. Lo bueno es que podemos aplicar una temperatura distinta a cada uno de los dos puntos calientes.

Para ajustar la temperatura, tenemos dos botones en el extremo de la manga izquierda, por lo que es bastante cómodo realizar cualquier cambio. Puede comprarse desde 139 dólares (unos 118,44 euros).