nsa_eye1

nsa_eye1

Omicrono

Así funciona PRISM, el programa de EEUU que vigila tus datos

Noticias relacionadas

La que posiblemente sea la noticia del año, el continuo espionaje por parte del gobierno norteamericano a ciudadanos de todo el mundo a través de los diferentes servicios en línea, sigue dando que hablar. Desde que se descubrió el acuerdo secreto que tienen las agencias de espionaje de los EEUU con los proveedores de servicios no hemos parado de leer noticias y descubrir nuevos detalles cada vez mas escabrosos. Dicho acuerdo, llamado PRISM, permite a los servicios secretos acceder directamente a los servidores de Google, Facebook, Microsoft y muchas mas, sin necesidad de pedir permiso ni de informar a la compañía. Así, los directivos de estas pueden negar todo conocimiento de estos actos y los EEUU pueden obtener información de cualquier usuario de estos sistemas.

prism-slide-6

prism-slide-6

Hoy el Washington Post ha desvelado un nuevo pedazo de información, relativa a cómo funciona exactamente PRISM. Todo empieza cuando un empleado de la NSA identifica un objetivo para vigilar, y le pasa al sistema PRISM la información que tiene. Entonces, un supervisor revisa si esa persona no es ciudadana de los EEUU y que no está en territorio estadounidense, y  si está “un 51% seguro” de que esas condiciones se cumplen, entonces da vía libre a la vigilancia del sujeto. Durante el proceso, entra el FBI, que usa equipamiento para acceder a los servidores de las compañías que participan en el programa (Google, Facebook, Microsoft, Yahoo!, PalTalk, Youtube, Skype, AOL y Apple). Esta información se reúne y se pasa directamente a la NSA sin revisarla.

prism-slide-7

prism-slide-7

Una vez recibida, le toca al servicio secreto (ya sea la NSA, la CIA o el propio FBI) hacer algo con esa información. Evidentemente, la cantidad de datos que genera un usuario en uno de estos servicios es enorme, y hay que separar la paja del grano, por así decirlo. Para ello, toda la información es analizada y procesada por sistemas especializados en texto, vídeo y audio, así como las localizaciones y los identificadores de los dispositivos usados por la persona vigilada.

prism-slide-8

prism-slide-8

Cada una de estas personas tiene un fichero asignado con un identificador único según los diversos detalles de su caso como vemos en esta diapositiva.

prism-slide-9

prism-slide-9

En total, a fecha de 5 de Abril había 117,675 objetivos vigilados por el programa PRISM. Hay que tener en cuenta dos detalles: primero, que eso no significa que haya esa cantidad de personas vigiladas sino que cada una puede ser objetivo de varias vigilancias según el servicio usado. Segundo, que en esa cifra no entran los datos de aquellas personas que han sido vigiladas “accidentalmente”, ya que en el proceso de recogida de información también se recopilan datos de usuarios que no tienen nada que ver con el objetivo.

Como vemos, el alcance de PRISM llega a dar miedo, ya que aunque siempre quedaba la sospecha de que el gobierno norteamericano tenía algo parecido, la amplitud y la eficiencia del programa a la hora de obtener datos de usuarios de Internet es chocante.

Fuente | The Washington Post