airbnb

airbnb

Omicrono

Alquila y comparte tu casa, tu coche o tu jardín en Internet: Cloudliving

Hace no mucho citaba justo al comienzo de un artículo ese estudio que redefinía el grado de conexión entre los seres humanos, y es que si siempre habíamos dicho que el futuro nos traería que cualquiera estuviera conectado con el resto del mundo a través de la red sin importar las distancias ese estudio a partir de los usuarios de Facebook concluía que la vieja teoría de los seis grados de separación (número de personas que te separan de otra en cualquier parte) se convertía en algo más cercano a sólo cuatro grados de separación.

Es decir, internet y sobre todo las redes sociales, han conseguido que tengamos amigos, conocidos y seguidores a los que es posible que jamás hayamos visto en persona, y en muchos casos a los que difícilmente vayamos a ver; sin embargo nos comunicamos día a día con ellos, sabemos sus gustos y como evolucionan sus vidas.

Este nivel de conexión también ha permitido nuevas formas de negocio que antes era casi imposible de realizar, sobre todo por la falta de otras de las ventajas que nos ha traído la red, una relación entre partes que puede llegar a darse en tiempo real. Y es que no es lo mismo esperar a que se publique tu anuncio en el próximo número de una revista y esperar las llamadas que tener un contacto casi inmediato por correo, mostrar detalles como fotos, actualizar información, etc.

Internet, redes sociales y buena fe, un mercado en alza

De la misma forma que las compras por internet parece que es ahora cuando se han generalizado siendo una opción disponible desde hace mucho tiempo el tema del que os voy a hablar poco a poco comienza a extenderse y sin embargo en el 2006 ya teníamos una película titulada “The Holiday” cuyo punto de partida era precisamente el intercambio de casas a través de internet para pasar las vacaciones.

intercambia-casa

intercambia-casa

Por supuesto, para que este tipo de mercado funcione es necesaria la confianza y la buena fe de todas las partes algo que se presupone pero que muchas veces echa atrás de momento a posibles usuarios del servicio. Sin embargo éste es justo uno de los requisitos indispensables y que ya es conocido por quienes de forma tradicional incluso hayan alquilado su piso o una habitación por lo que cualquier búsqueda en internet arroja desde buenas experiencias hasta otras que pueden hacer que se te quiten las ganas. Y si hablamos del alquiler tradicional de tu vivienda pero orientado a estancias cortas para vacaciones tenemos por supuesto su evolución reflejada en páginas como Airbnb que con su éxito ha conseguido no sólo 112 millones de dólares de financiación sino también que surjan multitud de servicios parecidos como 9flats, HouseTrip, Wimdu, etc.

 

airbnb

airbnb

Aún así, y sin que sirva para manchar la propuesta, como decía la confianza y buena fe es clave lo que no quita que se puedan encontrar experiencias nefastas y que sea recomendable que nos dirijamos a páginas que incluyan una garantía en caso de que se presentaran problemas, y es que incluso las mejores páginas no pueden evitar que en ocasiones haya quien tiene un extraño concepto de convivencia humana.

Dejando de lado estos casos las posibilidades que brinda internet van más allá del intercambio de casas o el alquiler de una vivienda para las vacaciones, también puedes ir a pasar las vacaciones con alguna familia de “acogida” gracias a servicios como CouchSurfing lo que supone una variación de la ya conocida familia de acogida de tu viaje Erasmus sólo que en este casi vas directamente de vacaciones y no necesitas intentar convencer a nadie de que vas a “estudiar”.

Si por otro lado en vez de encerrarte en una casa eres más de disfrutar de la naturaleza y de la vida al aire libre Caravanio pone a vuestra disposición espacios privados cedidos por agricultores, viticultores, etc en los que poder acampar de forma que mientras tú consigues instalar tu tienda o caravana en un paraje natural los que ceden los terrenos pueden dar a conocer sus productos.

caminmygarden

caminmygarden

Como os hemos dicho, la red no sólo permite que estemos conectados como nunca imaginamos a lo largo del mundo sino que las posibilidades que nos brinda este nivel de conexión son prácticamente infinitas.