El Gobierno suizo anunció el miércoles que los test de diagnóstico de Covid-19 o de sus anticuerpos son gratuitos a partir del jueves, mismo día en el que se ha puesto en marcha de forma oficial una aplicación móvil para rastrear casos sospechosos de la enfermedad en todo el país.

Noticias relacionadas

El ministro a cargo de la Sanidad, Alain Berset, anunció estas dos medidas, aunque con respecto a las pruebas matizó que tendrán que contar con aprobación médica, es decir, que un profesional tendrá que determinar que el test es necesario.

El uso de las herramientas de rastreo cercano "es necesario para evitar una segunda ola de la epidemia y reaccionar rápidamente en caso de un aumento en el número de casos", lo que justifica la gratuidad de las pruebas para evitar que alguien renuncie a someterse a ellas para ahorrar gastos, indicó Berset.

El jefe de la división de enfermedades transmisibles de la Oficina Federal de Salud Pública, Stefan Kuster, subrayó durante el anuncio que el país tiene capacidad para realizar unas 15.000 pruebas diarias.

La app Swisscovid

En cuanto a la aplicación de rastreo, denominada Swisscovid y que en mayo fue probada entre 160.000 personas en Suiza, se trata de una herramienta igualmente gratuita y de uso voluntario, aunque el gobierno recomienda su uso generalizado entre la población. Berset explicó que en la fase de pruebas no se ha identificado entre sus usuarios ningún positivo por COVID-19.

Imagen de la Swisscovid. Reuters

La aplicación es similar a la que han implementado otros países. Utiliza tecnología bluetooth y controla la distancia entre el celular de un usuario y otros para determinar si hay contactos cercanos duraderos en el tiempo (de menos de 1,5 metros y más de 15 minutos) para que en caso de hallar un contagio de COVID-19 se sepa con rapidez quién ha estado en contacto con él.

Los usuarios que hayan estado en contacto con una persona contagiada recibirán una notificación, aunque es necesario que tanto el caso diagnosticado como los contactos posean la aplicación.

Suiza, un país con una población de algo más de 8,5 millones de personas, ha tenido durante la pandemia más de 31.000 contagios de COVID-19, de los que casi 2.000 fallecieron. En las últimas semanas la cifra de nuevos casos y decesos se ha mantenido relativamente estable (44 infecciones y dos muertes en las últimas 24 horas).