Una mujer hace sentadillas en la playa.

Una mujer hace sentadillas en la playa. Freepik

Salud y Bienestar

La rutina de ejercicios definitiva para evitar la retención de líquidos este verano

La retención de líquidos es un problema que afecta principalmente a las mujeres y puede empeorar en verano. La hidratación y hacer ejercicio pueden ser claves para combatirla. 

12 julio, 2021 02:07

Noticias relacionadas

Con el aumento de la temperatura en verano, se sale más a la calle, se queda más en las terrazas, se trastocan los horarios y el tipo de comida, se toman más bebidas gaseosas y con azúcar, además de más alcohol con las “cervecitas”. Todo esto produce un cóctel en nuestro interior que desencadena en un aumento de peso, hinchazón y, la temida retención de líquidos.

¿Qué es la retención de líquidos?  Cuando el sistema linfático se ralentiza, tendemos a acumular más líquidos en los tejidos. En verano esto se produce por la dilatación de los vasos sanguíneos, debido al calor, con lo que la sangre circula más lentamente y se acumula en los capilares, subiendo la presión y facilitando la

retención de líquido en los tejidos.

Además se trata de un problema que habitualmente afecta más a las mujeres y que también está relacionado con otros aspectos como los cambios hormonales. Para intentar evitar esta situación, se deben seguir una serie de pautas:

- Estar bien hidratada.

- Comidas equilibradas, evitando comer demasiados hidratos de carbono, sólo la ingesta diaria recomendada.

- Comer más proteína porque su déficit favorece la retención.

- Evitar la sal todo lo que se pueda. El exceso de sodio favorece la hinchazón.

- Evitar bebidas azucaradas y gaseosas.

- Comer frutas y verduras de temporada.

- Realizar actividad física.

El ejercicio

Un circuito de ejercicios que viene muy bien para esta época y que se puede realizar tres o cuatro veces a la semana, es el siguiente:

1. 10 minutos andando a buen ritmo

2 series de:

2. 15 repeticiones de sentadilla.

3. Plancha con 20 repeticiones de flexo-extensión de tobillo.

4. 10 minutos andando a buen ritmo.

2 series de:

5. 15 repeticiones de Jumping Jack (un ejercicio coordinado de brazos y piernas abriendo y cerrando ambos a la vez con mucha velocidad).

6. 8 repeticiones de burpees sin fondo (es decir, un burpee normal en el que no se realiza la flexión).

7. 10 minutos andando a buen ritmo.

2 series de:

8. 10 fondos con rodillas en suelo.

9. 20 climber (consiste en situarse en posición de plancha llevando las rodillas al pecho alternándolas y se deben hacer 10 con cada pierna).

10. 10 minutos andando a buen ritmo.

No te olvides de estirar después de cada sesión.

Con este trabajo físico, una dieta equilibrada (aunque saltársela a veces no sienta nada mal), mucha agua y eliminando en la medida de lo posible el estrés, se puede pasar un verano de calidad y con salud.

*Iván Morales Martín es fundador de Bendita Agujeta.