Mujer recibiendo tratamiento Indiba en Centro de Estética.

Mujer recibiendo tratamiento Indiba en Centro de Estética. istock

Moda y Belleza

Indiba, la tecnología española que está revolucionando los tratamientos de estética

Consigue una oxigenación de los tejidos cutáneos, lo que permite que los tejidos se activen consiguiendo como resultado la eliminación de la flacidez, de la celulitis, de líneas de expresión, etc.

16 diciembre, 2022 10:37

Cuando hablamos de rejuvenecimiento facial o tratamientos para la mejora de la piel en general, son muchos los tratamientos que nos vienen a la cabeza. En los centros de estética contamos con muchos tratamientos enfocados a rejuvenecer la piel, otorgarle firmeza y regenerarla. Uno de los más conocidos es el tratamiento con radiofrecuencia Indiba.

['Total Face': así es el tratamiento que prepara el rostro para los meses más fríos del año]

¿Qué es Indiba y para qué sirve?

La radiofrecuencia Indiba es un tratamiento que trabaja con ondas de baja frecuencia que actúan sobre la dermis aumentando su temperatura para activar la circulación sanguínea y conseguir así revitalizar las células, regenerarlas y nutrirlas.

Con esta tecnología se consigue una oxigenación de los tejidos cutáneos, activando el flujo sanguíneo y produciendo un incremento del colágeno y la elastina de la piel. Lo que permite que los tejidos se activen consiguiendo como resultado la eliminación de la flacidez, de la celulitis, de líneas de expresión, etc.

ONA es una de las últimas innovaciones de Indiba.

ONA es una de las últimas innovaciones de Indiba.

Sabemos de sus bondades, pero lo que mucha gente desconoce es que ésta es una tecnología española. Marta Martí, responsable de Marketing de Indiba nos relata sus orígenes y nos avanza sus novedades.

“Indiba comenzó siendo aparatología ablativa para depilación eléctrica y en una segunda fase con bisturí eléctrico. Es a partir del 1983, cuando José Calbet, ingeniero de profesión, empezó a investigar sobre corrientes electromagnéticas en aplicaciones terapéuticas creándose así el primer equipo Indiba, bautizado como Recuperador Celular y Regenerador electrónico”, asegura Martí.

¿Cuántos años han pasado desde entonces y cómo ha mejorado esta tecnología hoy?

Desde ese primer equipo, ya han pasado casi 40 años, en los que hemos continuado desarrollando nuestra tecnología alrededor de 0.5 MHz hasta que finalmente, gracias a la investigación científica hemos conseguido definir una frecuencia que tiene mayores efectos, descritos científicamente.

Durante estos años, hemos perfeccionado nuestra tecnología y tras 12 patentes y el desarrollo de más de 30 modelos distintos a lo largo de la historia, esta tecnología ha ido siendo reconocida y premiada internacionalmente, convirtiendo a Indiba en la multinacional que es hoy, con presencia en más de 65 países en todo el mundo.

Mujer recibiendo tratamiento facial Indiba.

Mujer recibiendo tratamiento facial Indiba. istock

¿Estamos en un buen momento en España en lo que se refiere a tecnología para el bienestar, la belleza y la salud?

España es uno de los países del mundo donde más tratamientos estéticos se realizan. En general, los tratamientos faciales y corporales están en auge a nivel global, y en España no nos quedamos atrás. Estamos sin duda, en un muy buen momento para el sector de la estética.

¿Para qué se utiliza Indiba hoy?

Hoy en día se utiliza para acelerar la recuperación natural del organismo, para tratamientos de remodelación corporal, reafirmación de los tejidos y redensificación capilar. Al margen de la estética, también la fisioterapia y la medicina ha incorporado nuestra tecnología para tratamientos del dolor, rehabilitación, cicatrización, Ginecología por nombrar a los más relevantes.

Ello ha llevado a que el mundo de la veterinaria también esté descubriendo las ventajas de nuestra tecnología para sus pacientes.

Una de las últimas novedades, el EDNA PRO MAX.

Una de las últimas novedades, el EDNA PRO MAX.

¿Cuáles son las novedades?

Este ha sido un año lleno de novedades. Por citar los lanzamientos más recientes por ejemplo, ONA, un dispositivo facial que combina la hidrodermabrasión (doble peeling), electroporación, LED y electroterapia de baja frecuencia con el que se consigue una serie de beneficios clave: Exfolia, limpia y elimina impurezas, hidratando en profundidad; ilumina y unifica el tono de la piel, mejorando su aspecto general; e incrementa el tono muscular ayudando a mejorar el contorno facial

También hemos presentado el Edna Pro Max, el más potente de los creados. Con una potencia de 250W, la nueva tecnología Turbo Max, nuevo sistema de conexión basado en aplicaciones robóticas y protocolos de trabajo específicos incluidos en un nuevo software. Este es el dispositivo ideal para potenciar al máximo los resultados de los tratamientos, especialmente aquellos que se resisten más como la celulitis, con mayor rapidez, efectividad y comodidad.

¿Qué porcentaje de centros estéticos en España tienen la tecnología Indiba?

En España, aproximadamente el 70% de los centros de estética y belleza cuentan con uno o más equipos de Indiba. Adicionalmente, un gran número de clínicas de fisioterapia y de medicina estética a nivel nacional cuentan con estas tecnologías.

¿Qué modelo es mejor para recuperar la piel del rostro y conseguir un efecto antiaging?

Para el rostro podemos utilizar cualquier dispositivo de la familia Edna, ya que, para un tratamiento facial efectivo, la potencia de todos sus dispositivos es perfecta para bioestimular, vascularizar e hiperactivar el tejido, generando una serie de beneficios clave como Estimular la producción de colágeno y elastina, Aumentar la circulación sanguínea oxigenando los tejidos y las células, Favorecer el drenaje de toxinas, y Activar el metabolismo de las células.

 ¿Y para una celulitis y mejorar la piel del cuerpo?

Para los tratamientos corporales, necesitamos un aporte extra de potencia. Por eso, el dispositivo ideal en estos casos sería el Edna Pro Max. Un extra de potencia en los tratamientos más rebeldes. Los beneficios que se obtienen con un tratamiento con esta tecnología serían: Descompone los depósitos de grasa; favorece el drenaje de toxinas; aumenta el metabolismo celular; estimula la producción de colágeno y elastina; y aumenta la circulación sanguínea oxigenando los tejidos y las células.

¿Qué modelo se utiliza para fisioterapia y por qué?

En fisioterapia existen dos líneas de productos: el AT7 y los equipos CT. Los dos permiten trabajar patologías agudas que cursan con inflamación y dolor o lesiones provocadas por traumatismos, esguinces o contusiones. En la gestión de la patología crónica, tipo artrosis, tendinopatías de larga evolución, lumbalgias o lesiones de espalda en general, los equipos CT son más potentes y permiten al fisioterapeuta abarcar la zona de forma más rápida y eficaz.

La clave del tratamiento en fisioterapia es la integración con la terapia manual. La combinación de la mano del fisioterapeuta con la radiofrecuencia permite ser más selectivos en el tejido a tratar y además la sensación es muy placentera para el paciente, ya que la sensación es de un tratamiento manual.

Esta combinación permite reducir muchísimo los tiempos de recuperación, ya que la corriente específica a 448kHz acelera significativamente la regeneración de los tejidos dañados y permite que el paciente recupere la funcionalidad de forma mucho más rápida.

Cómo es una sesión de radiofrecuencia

Se trata de un aparato cuyo cabezal es de metal, plano, y normalmente de forma circular de mayor o menor tamaño, según la zona a tratar; también lo hay en otros formatos según donde se vaya a aplicar. Las sesiones consisten en ir pasando el cabezal por las zonas a tratar, en las que se ha aplicado previamente un gel conductor; no es necesario administrar anestesia, pues es indoloro.

La sesión de radiofrecuencia facial se realiza con la piel limpia y exfoliada con la ayuda de sérums o cremas conductoras. El tiempo de cada una de ellas es de entre 35 y 75 minutos en función de si es facial o corporal, y su precio suele oscilar entre los 65 y los 100 euros. En el caso corporal puede durar más tiempo, ya que depende de la extensión de la zona a tratar.

En cuanto al número de sesiones, serían necesarias de 6 a 8 sesiones para un tratamiento facial, una vez por semana. Y en el caso de corporal, de 10 a 20 sesiones, una o dos veces a la semana. Posteriormente, se recomiendan realizar sesiones de mantenimiento.

Aunque la radiofrecuencia es compatible con el sol, los expertos recomiendan que se evite la exposición directa a la luz solar al menos durante 24 horas para evitar posibles daños en la epidermis.