¿Crees que llevas la talla correcta?

¿Crees que llevas la talla correcta? Istock

Moda y Belleza

¿Cómo acertar con la talla de sujetador? Descubre la guía

Si te genera dudas la elección de esta prenda íntima, no te pierdas estas recomendaciones.

6 octubre, 2022 11:33

7 de cada 10 mujeres llevan la ropa interior de la talla equivocada. Con este dato sorprendente, pero también revelador, introduce su guía la firma de lencería del grupo Tendam, Women'secret. Aunque se suela pensar que no tiene tanta importancia como la elección de otra prenda, llevar un sujetador que no se ajusta puede generar desagrados corporales (como marcas en la piel) pero también estéticos.

[Cómo lavar los sujetadores para que queden como el primer día]

La máxima se aplica para cualquier prenda de lencería: para que sea un éxito, no debe verse debajo de la ropa. Obviando, por supuesto, los sujetadores de tendencia, que se lucen como tops. Despejamos dudas con las recomendaciones de la firma para elegir bien e incluso sacar partido a este clásico de lencería.

¿Cómo medirte?

Mide tu busto colocando la cinta métrica justo por encima de los pezones. Mide el contorno de tu cuerpo justo por debajo del pecho. Consulta el cuadro haciendo coincidir las dos medidas y descubre tu talla.

Es importante que te midas sin ropa y cuando no estés en tu ciclo menstrual ya que durante esos días el volumen de pecho y vientre aumenta. Y recuerda, llevar la talla correcta no solo es más saludable sino que realza y estiliza el busto y mejora la postura.

¿Cómo saber si está bien colocado?

El sujetador debe estar plano y apoyado a tu caja torácica, sin que te apriete demasiado. El aro debe terminar justo debajo de las axilas. Las copas deben estar perfectamente rellenas, sin que el pecho sobresalga por la parte inferior o superior del sujetador. Los tirantes deben reposar en los hombros, sin caer o clavarse en la piel. La espalda debe estar recta y alineada con la parte delantera del sujetador. El tejido puede ceder un poquito, por lo cual es recomendable abrochar el sujetador en el corchete central.

El caso de los sujetadores deportivos

La práctica deportiva supone la elección de un sujetador específico. "Es importante definir qué tipo de deporte vamos a practicar. No es lo mismo un bra de yoga que un bra de running, por ejemplo. Una vez sepamos para qué categoría lo queremos usar, tenemos que escoger un tamaño que se adapte bien. Finalmente, escogeremos el bra en función del impacto del deporte que hagamos: ligero, medio o alto" nos cuenta la firma Casall.

[Nuria Días, la diseñadora de los sujetadores de Women’secret, descubre los secretos de la marca]

Y recuerda que "entrenar con un sujetador de lencería no aportará las funciones necesarias a la hora de hacer deporte. Un ejemplo muy claro es el secado rápido o la estabilidad para garantizar un buen soporte. Un sport bra te da opciones y comodidad para entrenar que el sujetador de lencería no. Los cierres, el tipo de espalda y el ajuste de los tirantes, son pequeños detalles que marcan la gran diferencia entre un producto u otro".

Cuestión de tallas: ¿qué blusa elegir?

Con la elección del sujetador, se plantea también la de la blusa adecuada. Fátima Valdés Nieto, Creative Consultant & Fashion Stylist, explica: "Tener mucho o poco pecho es uno de los inestetismos no solo habituales sino comunes a todas las morfologías, independientemente de cuál sea su tipología base.

Si tenemos mucho pecho debemos elegir blusas o camisas con escotes en pico pronunciado o cruzados y evitar los cuellos altos y los cuellos redondos porque visualmente darán más y mayor protagonismo al pecho. Una camisa de cuello camisero de estilo clásico, con los botones estratégicamente abiertos para conseguir esa verticalidad, es una alternativa tan acertada como femenina.

Si por el contrario tenemos poco pecho debemos elegir camisas o blusas con escotes redondeados o cuadrados, cuellos grandes, volantes o drapeados que den amplitud. Una blusa con cuello bobo o en pico con volantes o chorreras sería una excelente opción".