Imagen de Botox en axilas

Imagen de Botox en axilas iStock

Mujer

¿Cómo dejar de sudar en exceso? Los beneficios del bótox para poner fin a la hiperhidrosis

Hablamos en MagasIN con Blanca Díaz Ley, dermatóloga del Centro Felicidad Carrera sobre la hiperhidrosis y la forma de solucionarlo.

16 octubre, 2022 02:35

Todo el mundo suda, ya que es una función corporal completamente natural, pero en ocasiones puede llegar a ser algo angustioso, si la persona que lo padece tiene una sudoración excesiva que no puede ser controlada.

Es ahí, cuando se habla de la hiperhidrosis axilar que es la sudoración anormal y excesiva que no necesariamente está relacionada con el calor o el ejercicio. Se trata de sudar hasta empapar la ropa o que te goteen las manos.

Además de interrumpir las actividades diarias normales, este tipo de sudoración intensa puede ocasionar ansiedad social y vergüenza, por lo que en estos casos existe un tratamiento que puede poner fin al sufrimiento.

[Bótox contra el sudor: todo lo que tienes que saber sobre este tratamiento]

Blanca Díaz Ley, dermatóloga del Centro Felicidad Carrera explica para MagasIN que la solución para hiperhidoris es el tratamiento con bótox; "un método que realmente lo puede hacer todo el mundo salvo en ciertos casos que tengan contraindicaciones como puede ser el embarazado o el periodo de lactancia"

"El tratamiento de bótox siempre va a reducir la hiperhidrosis en todas las personas siempre que no tengan este tipo de situación mencionada", añade la dermatóloga.

Además, antes de proceder a combatir esa excesiva sudoración hay que descartar que se trate de un efecto secundario a una enfermedad sistémica, como un cáncer de la sangre (linfoma) o de las glándulas suprarrenales.

[Bótox, la guía definitiva para resolver todas las dudas]

La hiperhidrosis se manifiesta generalmente de forma bilateral en las axilas, las manos y los pies. Es una patología, con frecuencia de origen genético familiar, que produce un aumento espontáneo e injustificado del sudor corporal sin la necesidad de que se cumpla ese objetivo puntual de termorregulación humana.

En los casos de hiperhidrosis, los remedios buscados en primera instancia son los desodorantes antitranspirantes los cuales no suelen funcionar porque el problema no es de origen externo sino interno.

Alrededor del 3% de la población padece hiperhidrosis son 800.000 personas en España, pero menos de un 40% acude al médico.

Muchos de ellos se ven obligados a cambiarse de ropa varias veces al día, aunque por la noche “apenas sudan”, puesto que la enfermedad tiene un importante componente emocional relacionado con nuestras relaciones sociales.

[Inyectarse bótox en las manos: una solución para luchar contra la sudoración excesiva]

El 60% de los afectados por esta alteración son mujeres, por lo que se sospecha que la hiperhidrosis pueda tener relación con aspectos hormonales.

Pese a ello, la dermátologa aclara que es principalmente la gente joven o moderadamente joven la que acude a consulta ya que "en esa época de la vida hay más sudoración en el cuerpo".

En casos graves, el médico puede recomendarte cirugía para extraer las glándulas sudoríparas o desconectar los nervios responsables de la sobreproducción de sudor, pero existe una forma indolora que no requiere de operaciones: el bótox.

Las inyecciones de bótox bloquean determinadas señales químicas de los nervios, principalmente las señales que hacen que los músculos se contraigan.

Además el bótox no hace que luego sudes más por otros sitios algo que si puede ocurrir con la cirugía, con el bótox eso no ocurre. Además se puede utilizar también en otras zonas.

"En las manos, y además también se emplea en otro tipo de patologías como es el caso del estrabismo en los niños, las migrañas, los que tienen parálisis cerebral", añade la dermatóloga.

Alternativas al bótox

Hasta la fecha solo se conocía el bótox como alternativa médica eficaz para la Hiperhidrosis axilar pero requiere de sesiones de por vida cada 6 meses. Por ello desde el Centro cuentan con 'Fractora' que aporta una solución definitiva a este problema.

[Cómo evitar el cerco de sudor en las axilas: el truco de las celebrities desde 0,2 euros]

Fractora es mínimamente invasivo, y con todo tipo de avales médicos y científicos, esta radiofrecuencia fraccionada consigue destruir para siempre el 90% de las glándulas de la zona tratada en muy pocas sesiones.

Cada sesión dura entre 15 y 20 minutos que dura la sesión en las axilas y se requieren entre 1 y 3 sesiones para solucionar el problema.

El paciente puede hacer vida absolutamente normal terminada la sesión, aunque por ejemplo se recomienda que no acuda hasta pasadas 24 horas al gimnasio o a cualquier otra actividad física que pueda realizar.