El síndrome de María Antonieta o el repentino encanecimiento del pelo

El síndrome de María Antonieta o el repentino encanecimiento del pelo

Mujer

El síndrome de María Antonieta o el repentino encanecimiento del pelo

Cuentan las historias que la reina consorte de Francia, María Antonieta de Austria de cabello oscuro, llegó a despertarse el día de su ejecución en la guillotina con el cabello completamente blanco.

4 octubre, 2022 16:35

Fueron los últimos días de vida  de la reina consorte de Francia, María Antonieta de Austria, los que han valido para dar nombre a este extraño fenómeno capilar que afecta a mujeres y que a menudo se asocia a momentos elevados de estrés, ansiedad y miedo como los que pudo sufrir esta reina horas antes de su ejecución.

[Bulimarexia, así es el trastorno que sufría Sissi Emperatriz]

¿Se trata de algo real o de mera ficción? ¿Es posible que el cabello pase de un día para otro de su color natural a estar completamente canoso? Los expertos han dado respuesta a este tipo de alopecia areata tan particular. Te contamos la realidad del conocido como síndrome de María Antonieta.

¿Qué es el síndrome de María Antonieta y por qué se produce?

Aunque haya quien pueda relacionar el síndrome de María Antonieta con el gusto de esta reina por los zapatos y la moda, la realidad es que este síndrome hace referencia a un tipo de enfermedad capilar que hace que el cabello quede totalmente blanco en un corto periodo de tiempo.

Un cambio de color en el cabello, que lejos de tratarse de un encanecimiento repentino, se debe realmente a un tipo de alopecia areata. Es decir, una falsa sensación de un cambio de color, que se produce cuando los cabellos más oscuros se caen de forma brusca, haciendo que las canas que ya había antes sean todavía más visibles, dando finalmente esa sensación de canicie repentina.

Otro dato curioso, es que esta alopecia no se da de la noche a la mañana como podríamos pensar después de saber lo que le sucedió a María Antonieta, sino que tarda unas semanas en producirse. En cuanto a sus causas, los expertos han averiguado que se trata de una enfermedad autoinmune de base genética, pero en la que el estrés y en este caso el miedo, que seguro sufrió esta reina semanas y días antes de su ejecución, pueden desempeñar un papel fundamental como desencadenantes.

El caso de María Antonieta

María Antonieta, esposa del monarca Luis XVI fue uno de los personajes más importantes de la Historia de Francia y Europa. Acusada durante de Revolución Francesa de conspirar contra Francia y de promover intrigas de toda clase, así como de satisfacer sus caprichos desmesurados arruinando las finanzas del país, fue presa del odio de un pueblo que vivía aquellos días acosado por el hambre.

Así que casi nueve meses después de la ejecución de su marido y después de vivir la entrada en prisión del resto de la familia real y sus ejecuciones durante las llamadas matanzas de septiembre de París, fue finalmente condenada a morir en la guillotina a los 37 años de edad.

Un periodo hasta el día de su ejecución en el que la reina fue víctima de ataques de pánico, estrés y ansiedad y en el que pese a sus 37 años y a pesar de que había ingresado en prisión con la melena completamente oscura, en cuestión de semanas se tornó completamente canosa.

Un cambio de color especialmente llamativo al que ahora la medicina ha dado respuesta relacionándolo con la alopecia areata condicionada por la propia genética de la reina y que pudo haberse desencadenado por esos altos niveles de estrés y ansiedad que sufrió las semanas previas a su ejecución.

Un dato curioso sobre esta enfermedad rara es que solo se la denomina como síndrome de María Antonieta a los casos de alopecia areata experimentados en mujeres, mientras que para los hombres esta enfermedad se conoce como el síndrome de Thomas More. Un escritor inglés del siglo XV a quien también el pelo se le volvió completamente blanco mientras esperaba su ejecución.

¿Existe tratamiento?

Aunque los casos de este síndrome entre la población son especialmente bajos, dándose entre un 0,2 y un 0,3 % de la población general, hoy existen tratamientos efectivos para afrontar este síndrome de María Antonieta. Pero precisamente porque los efectos de la alopecia pueden variar de unas personas a otras, el tratamiento tendrá que ir adaptado a cada caso en particular y siempre teniendo en cuenta las lesiones y efectos que la enfermedad ha hecho en la persona, así como el tiempo que lleva sufriéndolos. 

En cuanto a los resultados, en la actualidad el síndrome de María Antonieta llega a remitir en un 80% de los casos, consiguiendo por lo tanto en su mayoría una recuperación capilar completa y permanente.

[Síndrome de Atlas: un exceso de cargas mentales a la orden del día]